Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Overwatch tiene un problema muy serio: morir de éxito antes incluso de ser verdad

Overwatch tiene un problema muy serio: morir de éxito antes incluso de ser verdad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Blizzard sigue sin contentar del todo a la comunidad de Overwatch, aunque esto podría cambiar pronto.

Los jugadores del que es su más reciente lanzamiento no han dejado de alzar sus voces desde que el juego saliera a la venta hace algo más de un año –algunos dirían que incluso antes, durante la primera beta– para hacer llegar a la compañía sus inquietudes para con el estado del juego.

A veces estas quejas y reclamaciones han dado fruto. Otras, no tanto.

Leavers, smurfs y trolls en general

Una de las sugerencias que se repite de manera constante y reiterada en los ajetreados foros oficiales del título es, cómo no, la falta de contundencia de Blizzard a la hora de penalizar a los denominados trolls. Leavers, tramposos y trolls en general.

El trolleo campa a sus anchas por las partidas de Overwatch, normales y competitivas.

Este hecho, sabrán los más multidisciplinares, no es exclusivo de Overwatch. Cualquier videojuego eSports está condenado a sufrir la plaga de los trolls más pronto que tarde, pero lo de Overwatch está en otra liga.

El castigo que reciben los leavers (los que abandonan en mitad de una partida) es, a juicio de los jugadores, irrisoria.

10-30 minutos de espera que se pueden elevar a unas cuantas horas, 50 puntos de clasificación menos y un aviso.

Esta es la sanción que reciben los temidos leavers. Supuestamente, la penalización puede derivar en un ban completo durante toda una temporada, pero las condiciones para que alguien llegue a tal nivel son demasiado remotas para disuadirlos.

En un juego de equipo como Overwatch, la pérdida de un solo jugador es catastrófica.

Es, sin exagerar, una derrota automática para el desdichado conjunto que pierde a uno de sus miembros. Y si por algún casual fueran estos a ganar, la experiencia recibida sería un 75% menor que en una partida de 6v6.

Lo que se conoce como un lose-lose. Vamos, que todos pierden.

Pero los leavers no son ni de lejos el único problema que enfrenta el competitivo del juego.

Los tramposos también existen en Overwatch. Y reaccionan así cuando Blizzard consigue darles caza, algo menos frecuente de lo que querríamos.

Este problema, por suerte, a nosotros nos afecta menos.

Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos por parte de Blizzard, sigue siendo algo muy serio en** Corea del Sur**, donde la situación es bastante más dramática.

Y eso, ¿por qué?

Muy sencillo: mientras que en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y otros territorios lo más habitual es jugar desde casa con nuestro propio ordenador, en Corea lo que se destila es ir a un establecimiento de juego público (PC Bangs) y jugar desde allí.

Pcbang Los hay que prefieren pasarse a trollear en LoL cuando los banean en Overwatch

Si a nosotros nos pillan haciendo trampas, nos quedamos sin cuenta y sin juego, obligándonos a apoquinar otros 30~ euros si queremos volver a las andadas.

Si pillan a alguien que juega desde un PC ajeno, lo único que perderá será su cuenta. Acto seguido, el tramposo puede crear otro usuario y seguir jugando sin tener que comprar de nuevo el juego, con vía libre para volver a usar trucos.

La facilidad con la que los cheaters reinciden en Corea es comparable solo con China.

El resto de jugadores, claro, no están muy contentos con la situación. Harto de que Blizzard no haga caso a la comunidad del país, uno de ellos decidió pasarse por Reddit para llamar la atención de la compañía americana con un post muy discutido.

Y parece que le hicieron caso.

El matchmaking

Pero esta sarta de sabandijas virtuales no es el único estorbo para los jugadores legales, no.

El matchmaking de Overwatch ha sido modificado en numerosas ocasiones para intentar hacerlo lo más justo posible.

Por ejemplo, en abril se introdujo un cambio que hacía más complicado activar un multiplicador de MMR, lo que decide qué jugadores te encuentras en cada partida (no confundir con el Skill Rating o SR, que determina la liga a la que perteneces), para bien o para mal.

Pero hay un elemento discordante que, aseguran los jugadores, da al traste con todo el balance del matchmaking: los smurfs y el boost/carry.

Cuentas secundarias de jugadores experimentados que bajan a los infiernos para pasar un buen rato despachando a pobres incautos que no saben que se están enfrentando a un jugador muy superior en otra de sus cuentas.

Entre estos y los boosters, los que ayudan a sus amigos (o a sus clientes) a subir de ligas y la cantidad de trolls en las colas clasificatorias, jugar competitivo es un infierno, y más si lo haces en solitario.

Eso, por no mencionar la actitud egoísta de los que quieren recuperar su rango.

Una actitud que, según muchos jugadores, Blizzard parece fomentar en detrimento del juego en equipo y la cooperación, que es, o debería ser, la esencia de Overwatch.

Elementos como las medallas doradas y el peso de las estadísticas personales a la hora de ganar y perder SR, dice la comunidad entusiasta, chocan de bruces con el enfoque cooperativo del título de Blizzard.

El cambio de personaje en mitad de la partida, una característica indispensable para contrarrestar al equipo contrario, más que ser recompensado, se penaliza, lo que se traduce en actitudes más egoístas y por ende, en peores partidas.

Las enmiendas venideras

Afortunadamente, Blizzard ha detallado su hoja de ruta y parece que los cambios que se avecinan, esta vez sí, tendrán consecuencias positivas en el juego.

El director general del juego Jeff Kaplan garantiza que están trabajando a marcha forzada para impedir que los jugadores más avanzados hagan carry y boost a sus amigos menos talentosos o a quienes les estén sacando pasta a cambio.

Los smurfs, sin embargo, están fuera de su alcance, aunque el propio Kaplan nos dice que no es un problema tan grave como se cree, pues el sistema de emparejamiento tarda poco en colocar a un smurf en el lugar que le corresponde, lejos de los principiantes.

Tendremos que creerle.

Overwatch Jeff Kaplan Dice 1200x500 Jeff Kaplan cuando se entera de que lo han bajado de Platino a Plata en la nueva temporada

También habrá que confiar en que su promesa acerca de un futuro filtro para encontrar jugadores en nuestro rango de SR acabe materializándose.

Lo que sí está avanzando de manera sustancial, parece, es el sistema de penalización para los mencionados tramposos, leavers y trolls.

Hace apenas unas semanas, el propio Kaplan anunciaba en el foro oficial que el sistema de penalizaciones sería más intransigente y contundente con las sanciones, y que los cambios tendrían efecto inmediato.

No sabemos muy bien qué cambios fueron introducidos, pero sí lo que se considera digno de reportar en Overwatch: “chat abusivo, acoso, spam, abandonar la partida y perder a propósito”.

El director nos adelanta además que veremos más cambios de cara al año que viene.

Más y mejor feedback para los jugadores cuando estos ayudan a banear a un jugador tóxico y ban permanentes para el competitivo, por ejemplo.

El chasco del competitivo profesional

El problema del apartado eSports de Overwatch es simple: no interesa demasiado.

A pesar de la inmensa popularidad del primer y más exitoso hero shooter del mercado, la cantidad de jugadores que emplea su tiempo en ver las partidas profesionales es ínfima si lo comparamos con la más que saludable cifra total de usuarios.

Screenshot 4

El primer motivo resulta evidente: ver Overwatch no es tan divertido como jugarlo.

Y esto se debe principalmente a que el modo espectador del título es, cuando menos, deficiente. Es complicado seguir el ritmo de una partida de Overwatch si no estamos participando en la misma, y el modo espectador no ayuda; más bien entorpece.

A día de hoy, distinguir los equipos continúa siendo más complicado de lo que debería ser.

Pobreza visual y falta de claridad que se suman a una lista de pequeñas inconveniencias que no hacen sino desmejorar la ya de por sí limitada capacidad de seducción de Overwatch como espectáculo deportivo para ser visto.

No podemos dejar de mencionar por otro lado la anémica escena profesional del juego.

El seguimiento de la competición profesional es, como poco, decepcionante. Y si lo comparamos con el de otros eSports como LoL, CS:GO o incluso Hearthstone, podríamos calificarlo como nulo.

Competiciones sin calado, premios insuficientes, plantillas irrelevantes…

Si hay algo que Overwatch tiene pendiente, es sin duda su situación actual y futura y como eSport.

El número de espectadores revela competición tras competición que algo falla. Podríamos suponer que la jugabilidad o gameplay del juego lo hace menos adecuado para su retransmisión y consecuente visionado, pero CS:GO, también shooter, a menudo copa los primeros puestos de Twitch en cuanto a cantidad de espectadores simultáneos.

En cualquier caso, desde Blizzard no parecen dispuestos a tirar la toalla. Con la llegada de la Overwatch League, la compañía pretende insuflar vida al alicaído aspecto profesional del juego mediante la integración del juego amateur y profesional.

No habrá que esperar mucho para poder comprobar la efectividad de las medidas, pues la Overwatch League está ya ha arrancado.

Y qué mejor ocasión para renovar nuestro monitor que la que promete ser la primera gran liga de Overwatch.

Las 27 pulgadas la espectacular pantalla curva que trae el Predator Z271T nos permitirán comprobar si los nuevos equipos profesionales salidos de la OL tienen el tirón necesario para sacar al competitivo de Overwatch del limbo en el que parece haberse estancado.

Predator Z271t Main

Full HD y tan solo 4ms de retardo de respuesta para que el movimiento del ratón sea instantáneo y no perdamos ni un punto de SR en la próxima temporada, la sexta ya.

Porque está claro que a nosotros nos gusta más jugar que ver a otros jugar.

Pero lo que más nos gusta es ganar. Y ganar siempre es más estimulante cuando hay premios de por medio, ¿verdad?

En los torneos semanales que organizan Predator y ESL reparten hasta 1200€ cada mes entre los mejores equipos amateur de España y Portugal.

Go4ow Premios

Go4Overwatch, que se llama el certamen, ofrece a aquellos equipos y jugadores que tratan de hacerse un hueco en la escena pro reunir la experiencia y el conocimiento necesarios para dar el paso hacia la escena profesional.

Y lo mejor es que está abierto a todo el mundo. Por lo que si tú y tus colegas queréis poner a prueba vuestro equipo de Overwatch, este es vuestro sitio.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos