Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Los guantazos más grandes solo tienen un nombre: Street Fighter

Los guantazos más grandes solo tienen un nombre: Street Fighter
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

A guantazo limpio. Street Fighter tiene las cosas claras desde su nombre: lucha callejera. Los mejores púgiles del planeta se dan cita: un maestro del sumo, un boxeador, alguna que otra bestia y un salvaje criado entre animales. Sí, hablamos de Blanka.

Street Fighter nació allá por 1987. El juego de Takashi Nishiyama and Hiroshi Matsumoto no destacó especialmente: la competencia era feroz y la idea demasiado vista. Tras varias idas y venidas, cambios y adaptaciones, una nueva entrega aterrizó y, con ella, cambiaron las reglas del juego. En plena época dorada de arcades, cuatro letras eran capaces de hacer sentir un escalofrío de emoción: SFII. O ‘Street Fighter II: The World Warrior’.

Y de grandes juegos salen grandes jugadores. Pronto nació una escena competitiva donde se organizaban torneos por unos pocos dólares. Si eras capaz de ganar al jefe del barrio. La idea fue escalando y así, hasta ser el mejor de distrito, de la ciudad, del país. Hasta del planeta. A todos ellos, a sus anécdotas inolvidables, va dedicado este especial.

Antes de nada, felicitamos a Nemo como ganador del torneo de Street Fighter en el Red Bull Kumite 2017, competición que vimos con el Predator XB271HK como monitor oficial.

Predator Street Fighter

Tomo Ohira

Aún no existía Youtube o Twitch, aún no se llamaban ciberatletas, ni jugaban en ningún eSports, pero ya desde finales de los ochenta hubo un joven que, en la soleada California, competía sin parar en torneos locales, jugando 3-4 horas al día. Viajó a San Diego, a San José, trajo dinero a casa. Y se convirtió en leyenda.

Con 17 años, Tomo Ohira era el jugador más temido de la costa oeste de EEUU

Con 17 años, Tomo Ohira era el jugador más temido de la costa oeste. De hecho, llegó a protagonizar la ‘Tomo Tape’, una cinta VHS donde contaba sus estrategias y combos. Técnicas que se usan hoy día y que en aquella época no tenían ni conceptualización, ya eran usadas por Ohira: Super Combos encadenando combos simples, Air Blocking (bloqueo en pleno salto, normalmente con otro ataque de energía), o el parry alto. Sí, nada de dar pasitos hacia atrás. Ohira luchaba cara a cara.

Daigo Umehara

Y si hablamos de figuras públicas en Street Fighter, de esas personas que batalla tras batalla convierten el oficio en legendario, es imprescindible hablar del heredero del trono: Daigo Umehara lo ha ganado todo. Ohira fue campeón mundial con Ryu durante cinco años seguidos. Daigo se lo ha llevado siete veces. Sin contar los EVO de 2009 y 2010, DreamHack, Stunfest, etcétera.

Apodado ‘La bestia’ Umehara comenzó a jugar en 1991, cuando los colegas le empezaron a pagar partidas de lo bien que se le daba. Zetas y Ume Shoryus mediante, en 1995 ya era imbatible en su barrio. En 1997 era campeón nacional.

Hoy, con 35 años, ostenta el Récord Guiness como jugador más exitoso dentro de ‘Street Fighter’. Sólo en 2015 se hizo con más de 170.000 dólares en premios.

Lee ‘Infiltration’ Seon-woo

Nacido en 1985, Infiltration es uno de esos “pain in the ass” de Umehara. Apareció de la nada y comenzó a ganarlo todo. 2012 fue su año, cuando ganó las ‘Street Fighter 25th Anniversary Grand Finals’ —tanto para la IV Arcade Edition como para Street Fighter X Tekken, haciéndose con 25.000 dólares por cada victoria—.

Durante los últimos años ha competido de manera profesional, nunca descolgándose por debajo de los 10 primeros puestos internacionales.

Su dominio de Gouken y Sagat, dos de los personajes mejor valorados dentro del roster, lo convierten en un verdadero dolor de cabeza si te lo encuentras en mitad de una clasificatoria. De hecho, ha heredado de Ohira un truco: no le importa ser golpeado si con eso logrará hacerse sentir seguro. Te machacará de la manera más impredecible.

Ryota ‘Kazunoko’ Inoue

Echa un ojo a este vídeo, a los perfects de un jugador con mucho menos rango pero una agresividad y destreza sin precedentes:

Él es Ryota Inoue. Aunque sus mayores victorias han llegado jugando a Guilty Gear, Kazunoko también empezó a competir con Super Street Fighter IV: Arcade Edition V2012. Lo verás usando a Cammy y lo verás ganando casi siempre. porque en estos últimos cuatro años se ha embolsado una auténtica fortuna. En la Copa Capcom de 2015 venció a Daigo Umehara. Kazunoko no tiene anécdotas: sólo sabe ganar.

Alex “CaliPower” Valle

Viajamos al pasado, a mediados de los 90, para conocer a una de las mayores influencias de esta saga. Su manejo de Ryu forma parte de la historia de Street Fighter II y Alpha. Estamos hablando de Alejandro Valle. Este chico de Perú nacido en 1978, apodado Mr. Street Fighter, comenzó jugando con Ken. Fue derrotado, sí, pero en una gran final como la que vemos arriba.

Desde entonces ha sido el eterno número 2, por culpa de Daigo, pero ha dejado una estela en cada juego por el que ha pasado —varios Virtua Fighter, Tekken, Marvel VS Capcom, Capcom VS SNK, etcétera— siendo una de las manos más importantes en diseñar combos propios (custom combos), una herramienta que ha heredado la comunidad actual.

Jason Cole, Sanford Kelly y Jason Nguyen

Genio y figura… y leyenda. Con quince años de competición a las espaldas, Jason “AfroCole” prefiere mantener cierta distancia desde Twitch. Fue uno de los rivales internacionales más duros en la tercera entrega de Street Fighter.

Kelly, por su parte, con algunos años menos, ha combatido en ediciones más recientes y ha ganado el Evo World Champion de 2009, el International Canadian Champion de 2013 o el International Mexico Champion de 2014.

Nuestro tercero en discordia, Jason “Afro Legends” Nguyen, ha sido derrotado por los dos anteriores, usando a Dhalsim como personaje. Pero Nguyen, apadrinado por el mismísimo Alex Valle, se especializó en campeones diferentes: Dee Jay y Balrog.

Dicen que la personalidad del jugador va impresa en el estilo de juego de su luchador cabecera. Y dicen bien: dos rivales que no se rinden, que aprovechan cada oportunidad hasta el último aliento.

¿Quién será el siguiente?

¿Quién será el próximo Justin Wong, Momochi, John Choi, Mike Ross o Joe Egami (MOV), el gran maestro japonés que jugó de manera imbatible con Chun-Li hasta su retiro forzado? Puedes ser tú. No es tan difícil, aunque nadie te va a regalar nada.

Red Bull Kumite 2017 se celebró en París este 27 y 28 de mayo

La oportunidad estuvo servida en el reciente Red Bull Kumite 2017, un evento celebrado en París este pasado 27 y 28 de mayo y que ganó el jugador Nemo frente a Gachikun. Un fin de semana donde compitieron 256 jugadores libres y 14 jugadores profesionales. ¿El juego? ‘Street Fighter V’, cómo no.

Si no pudiste competir o haber sido uno de los 1.000 asistentes estuvieron en directo, siempre puedes revivirlo desde casa, tienes todas las partidas en YouTube. Especialmente si lo ves en un Predator XB271HK, el monitor oficial del evento.

Predator Xb271hk Wp Kumite

Street Fighter nunca necesitó grandes aspavientos visuales, pero lo que sí es imprescindible para disfrutarlo es una buena tasa de refresco. Luchando a mil por hora, lo que se pierde entre los frames se pierde en la batalla. Jugar en una pantalla como la Predator XB271HK ofrece una perspectiva nueva: 27 pulgadas con una resolución 4K y monitorización tanto de nuestra vista como del índice de luz ambiental, para lograr siempre un contraste perfecto.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos