Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Las estrellas de los eSports que sorprendieron a todos

Las estrellas de los eSports que sorprendieron a todos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

En todos los deportes hay sorpresas, cambios de testigo, clásicos que sucomben ante el novato y viejas glorias que, a punto de retirarse, giran las tornas de la batalla y se postulan como héroes imperecederos. Sucede en el tenis, en la NBA, lo hemos visto en la F1 y estamos hartos de vivirlo en clubes de fútbol. No siempre las estadísticas llevan razón.

El mundo de los eSports también está trufado de sorpresas inesperadas, de victorias sobre el filo de la navaja, in extremis. Y por el camino quedaron otros grandes actores destacados que tal vez no ganaron, pero hicieron sobrados méritos.

Sobre estas figuras vamos a hablar. Sobre ese listado que no forma parte de la gran quiniela común. ¿Los conoces a todos? Pues a partir de ahora te conviene seguir sus trayectorias.

Jorge ‘Werlyb’ Casanovas

Salas

Este chico de Vitoria que acaba de convertirse en alma libre, abandonando ThunderX3 Baskonia, empezó siendo un completo desconocido. En serio, nadie imaginaría que acabara siendo uno de los jugadores más letales de la liga. Lejos queda aquel DreamHack Valencia 2013 cuando le arrebataron el bronce por 2 a 0. Jugaba con el Comando Elite, equipación creada ex profeso.

En su carril superior —juega de Top Laner— podría decirse que hay dos o tres figuras que marcan mejor KDA, pero pocos son capaces de hacer tanto daño por minuto. Lo suyo son las muertes prematuras, tirar torres e incendiar las miradas enemigas. Una estrella que llevó a su club hasta la victoria, en más de una ocasión, y que demostró que ser un campeón nacional no es cuestión de suerte, sino de trabajo constante.

PAM, PAM, y la mató

Pam

Hablemos de equipos. En todas sus formaciones, PAM es un equipo extraño: a veces imbatible, a veces encadenando una racha de derrotas que ahuyentarían al fan más fiel. Tal vez su ritmo sea demasiado inestable, pero lo que está claro es que PAM, el club profesional de la liga formado en 2015, es capaz de lo mejor y lo peor.

En ‘Counter-Strike: Global Offensive’ ha demostrado ser capaz de mucho. Su primera victoria en la GAME Stadium sorprendió a propios y extraños y esa actitud tan revolucionaria va más allá de los puntos aislados: ahí están Aguila o Chema Flores, alias Pinchos, marcando partidazos de escándalo.

Tal vez la virtud resida en ser un club que aguanta el tipo. El año pasado ya tuvieron que retirarse y volver a intentarlo nunca es fácil. Una plantilla que se conoce y sabe medir fortalezas.

Miniduke, el mejor de segunda

Miniduke

El ex MID de Team Heretics, que actualmente pelea por encontrar un buen contrato, ha demostrado ser algo más que un recurso de urgencia. No en vano fue condecorado como el MVP de Segunda División de League of Legends. Desde mediados de la temporada 3, este barcelonés comenzó a jugar en soloQ y, en apenas un verano, subió de oro 5 a diamante 1.

Desde entonces juega de manera profesional, a tiempo completo, con el fin de estar entre los mejores del país. Y es que su trayectoria ha virado con viento a favor: Isma Martínez encumbró a su equipo a las puertas del ascenso.

Pero varias derrotas, incluyendo la de La Copa El Corte Inglés frente a G2 Vodafone, lo han invitado a buscar nuevos horizontes. De una cosa podemos estar seguros: lo que vendrá será muy prometedor.

Los pingüinos de Madagascar

Pinguinos

Los G-Lab Penguins nacieron en enero de 2016. Es decir, es un club de fundación relativamente joven. Sus comienzos no fueron fáciles: perder contra los eMonkeyZ en el 2016 ESL Masters Spain Barcelona supuso un varapalo para la formación. Pero esta temporada ha estado copada de sorpresas.

Por ejemplo, Ángel DuaL Fernández se ha desvelado como uno de los mejores suppot de la Superliga Orange de League of Legends. Ha jugado con estabilidad y firmeza y puede decirse que compite entre los mejores del país. Una renovación generacional que el madrileño de 19 añitos ha impuesto a golpe de ferocidad y juego estratégico. Dentro de unos añitos será una leyenda: no digáis que no os hemos avisado.

La sangría de KIYF

Kiyf

Seguimos con League of Legends y seguimos con el club que no pudo vencer a los carneros de Baskonia pero marcó una temporada casi perfecta. Segundos en la Superliga Orange, se esperaba que los chicos de ‘Pochipoom’ jugaran bien. Pero no TAN bien. Se llevaron el clasificatorio para la Challenger Series en Sevilla y brillaron en cada partido. Hasta en sus peores horas demostraron compromiso y juego firme.

KIYF e-Sports Club, equipo patrocinado por Predator, nació a mediados de 2012 y se nota: las ganas de ser una de las cabezas predominantes de la Superliga Orange son evidentes. Y parece que en lo que nos queda de 2017 aún van a darnos un par de sorpresas extra.

Xico, el rookie inesperado

Xico

Y cerramos con otra pequeña estrella, una que se sentaba en los banquillos esperando su oportunidad y que ha demostrado ser uno de los mejores jugadores de toda la liga. El mid laner de Portugal ha vuelto a vestir los colores de HWA Gaming, en Turquía, tras un pequeño paso por KIYF Logitech, y ha logrado arrasar en el Turkish Challenger Series Summer Split, coronándose con un tres-a-cero que todavía está doliendo al Beşiktaş e-Sports Club.

Si en Call of Duty nos encontramos con sorpresas puntuales con Rise o Splyce, lo de Francisco ‘Xico’ Cruz ya no es ninguna novedad: se perfila como uno de los mejores jugadores de toda Europa. Y apenas cuenta con 18 años.

Plantando cara a las adversidades

En el mundillo tecnológico sucede algo similar al deportivo: el público mayoritario apenas observa las cifras y sentencia con ellas sobre la mano. Uno podría creer que un simple portátil no es capaz de ejecutar los juegos más punteros del mercado.

Ordenador

Durante décadas ha sido así. Pero las ganas de alcanzar metas más altas, la ingeniería de miniaturización en procesadores y memorias sólidas nos ha llevado hasta donde estamos ahora: frente a sistemas como el Predator 17, un portátil con un procesador Intel Core i7 a 2,60 GHz de velocidad y una gráfica Nvidia GeForce GTX 1070 con 8GB de memoria dedicada. ¿Y qué puedes hacer con algo así? Casi cualquier tarea que te propongas.

Pensado para el gaming y altas cargas de trabajo, este notebook equipado con Windows 10 Home no ha nacido para quedarse en casa cogiendo polvo: sus 32GB de memoria RAM DDR4 plantan cara a duros rivales, una sorpresa ante juegos punteros como Rise of the Tomb Raider o el mismísimo Star Citizen. Y, si la instalación te resulta pesada, este equipo se monta con un HDD de 1TB al que suma 256GB SSD auxiliares para el sistema operativo y la instalación de aplicaciones.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos