Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El deporte afecta más de lo que crees a un entrenador de LoL: palabra de PochiPoom

El deporte afecta más de lo que crees a un entrenador de LoL: palabra de PochiPoom
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Unos 6.000 jugadores compiten profesionalmente cada día en nuestro país. Las cámaras los adoran. Siempre en primera plana, ellos son los protagonistas, cambiando tacos y balón por ratones, teclados y héroes con poderes. Pero, ¿cuándo vamos a hablar de los entrenadores?

Un coach es responsable de mantener a las jóvenes fieras concentradas, preparados psicológica, táctica y estratégicamente, supervisando cuánto deporte realizan, la dieta que llevan, el horario del juego. Y así, uno por uno, cinco distintas personalidades —diez si sumamos al segundo equipo—.

Luces, espectáculo… y trabajo constante

Pochipoom 1

En los eSports no hay un manual de estilo definido. Y la frustración es habitual durante las primeras partidas. Ganar con ventaja es lo más inusual. Cada entrenador gestiona su equipo como estima conveniente. Algunos son más partícipes del control absoluto. Otros optan por dar más libertad. Pero, ¿cómo son las rutinas del propio entrenador?

«Siempre que puedo voy al gimnasio con los jugadores», Pochi Poom

El trabajo físico es muy importante en el día a día, «siempre que puedo voy al gimnasio con los jugadores», asegura Pau “Pochi Poom” Prada, natural de Girona que con apenas 23 años ha logrado echarse a las espaldas KIYF eSports, un equipo que lleva compitiendo desde mediados de 2012 y que es actualmente una de las ocho escuderías oficiales en la Superliga Orange.

Después llega el trabajo de campo: preparar los entrenamientos del día, visualizar y analizar partidas para encontrar los puntos flojos (y fuertes) de cada jugador, para tratarlos individualmente. «Ya por la tarde empiezan los entrenamientos, que puede ser a las 3 o a las 7 de la tarde hasta que finalicen las partidas», afirma Pau.

Meta Copia

League of Legends es un juego en constante transformación, con un metajuego donde no todo es intuición y educar al ojo: hay que seguir cada actualización y tendencia internacional. Es decir, el inglés es imprescindible para cualquier entrenador que se precie.

La metodología común pasa por revisar jugadas específicas de clubes rivales, o centrarse en alguna liga concreta, especialmente si es el nivel a perseguir y el lugar donde entrar. «Miro mucho competitivo y cuando encuentro una partida interesante profundizo más en ella. LCK (League of Legends Champions Korea) es mi competición de referencia, aunque a veces también estudio la LCS», apunta el entrenador de KIYF.

Una figura en auge

Al estar ante un sector relativamente joven, la figura del entrenador tiende a distorsionarse y malinterpretarse, «se confunden muchos términos porque hay roles exactamente estipulados», nos cuenta Pochi Poom. «Con la evolución que está teniendo el sector, estoy seguro que poco a poco se irán definiendo más posiciones del staff que compone un equipo».

Pochipoom 3

«Se confunden muchos términos porque hay roles exactamente estipulados»

Un preparador no es lo mismo que un head manager, por ejemplo, responsable de las tareas de gerencia, estableciendo lazos con marcas y distintas editoras, o el mental coach, la persona centrada en insuflar energía y cuidar las relaciones entre los jugadores. Por otro lado tendríamos al captcoach, algo así como el ojeador en el fútbol, quien encuentra a las estrellas emergentes para lanzarse a por ellos.

La responsabilidad del entrenador es difícil de definir, tanto si llegan éxitos como fracasos. «Es muy difícil poner un porcentaje», ya que entran en juego diferentes figuras que deben encajar dentro del funcionamiento del equipo, y «un equipo no funciona con porcentajes, sino que la pieza más débil de la cadena marcará la fuerza del equipo», sentencia Pau.

Captura De Pantalla 2017 05 10 A Las 17 35 23 Png

A esta situación hay que sumar la edad de los jugadores. Incluso en clubes de alta competición es fácil toparse con estrellas de 12 o 13 años, personas llenas de talento y motivación, algo que, según Pochi Poom juega a favor del entrenador, ya que «es más fácil influenciarlos que a jugadores más veteranos».

Pau prefiere cuidar primero «la actitud de mejorar y mentalidad de equipo. Una vez esto funciona es muy importante centrarse en la macroestrategia y seguir el plan de partida». O dicho de otro modo: primero la parte social, después la intelectual.

La exigencia por ser los mejores

Cuando los fijamos en Corea del Sur, nos estamos fijando en los mejores, en talentos que luchan decenas de horas semanales por cuidar cada estrategia.

Captura De Pantalla 2017 05 10 A Las 17 35 18 Png

Son años de ventaja, dirán algunos. «La madurez de Corea, la infraestructura y la cultura de eSports hace que el trabajo del entrenador en Corea sea mucho más fácil llevar a un equipo pero a la vez mucho más exigente y con una competencia enorme donde solo los mejores tienen un puesto», nos cuenta Pau.

«Los jugadores tienen que saber que dejarán cosas de lado para intentarlo»

Para llegar a este estatus, hay que entrenar al máximo. Pero, ¿cómo se llegan a las 12 horas implicado en el juego, si las partidas de LoL no superan los 40 minutos de duración (de media)?. «Los entrenamientos en equipo (scrims) no son tan largos normalmente pero si a esto le incluyes las horas de soloQ —partidas clasificatorias jugando con un equipo de compañeros elegidos al azar—, trabajo psicológico, gimnasio, teoría, etc. es cuando te dan tantas horas», explica Pau.

Un trabajo exigente, de implicación a medio plazo en el que la familia debe dar apoyo, «los jugadores tienen que saber que dejarán cosas de lado para intentarlo», asevera el entrenador de KIYF eSports.

La importancia de una gaming House

Gamehouse

Una gaming house es un punto de encuentro donde se reafirma la filosofía del equipo, se conviene con un trato más personal.

Como dice Pau, «es crucial para tener una disciplina que permita optimizar los entrenamientos, así como tener un bloque unido y trabajar mucho mejor otras facetas que no son “jugar” pero que son igual de importantes», como ser capaz de comunicarse dentro del mapa de juego, no sólo a través del headset.

En la gaming house el reparto de roles es equitativo. Se puede lograr una comunicación más directa, atajar los problemas con mayor rapidez y tratarlos de forma personal.

Y la importancia del deporte físico

Campeones

De los eSports se ha dicho algo bueno y malo a partes iguales. Que no es un deporte real, que se trata sólo de jugar con más o menos agilidad. Pero la realidad es que mente y cuerpo van unidos. Y, de hecho, se recomienda encarecidamente practicar actividades físicas, «sobre todo si tienes que sufrir un poco, ya que ganas mucha fortaleza mental y confianza. Creo que el gimnasio bien estructurado o las artes marciales son muy buenos para ellos», en palabras de Pochi Poom.

«El ejercicio físico hará que el jugador tenga más confianza y se siente mejor»

Ya lo dice la cita latina: sens sāna in corpore sānō. El juego físico afecta en la capacidad de concentración, en «mantener el focus de atención de manera óptima y durante mucho tiempo. La respuesta hormonal que produce la actividad física adecuada afecta directamente al rendimiento que pueda tener el jugar cuando juega».

El ejercicio físico se enfrenta a la pereza y la desidia. Es ideal adquirir hábitos, ser disciplinado, lo que después se traducirá en el juego, «hará que el jugador tenga más confianza y se siente mejor», nos cuenta Pau. Pero no sólo para jugadores, también en el caso de los coach: «su bienestar hará que transmita mejor a sus jugadores y es importante predicar con el ejemplo».

¿Qué será de los eSports en el futuro próximo?

A los eSports aún les quedan mucho recorrido. Recientemente se ha creado una asociación de entrenadores, primera en España y pionera a nivel internacional. Y la LVP es una institución de prestigio, un ejemplo a nivel europeo. Pero si algo están demostrando los eSports es que no son una burbuja temporal.

Pochi Jpg

«Todo lo que hemos aprendido, metodologías, valores y madurez en el sector se transferirán al siguiente videojuego que coja el relevo»

Y la fórmula de League of Legends también parece inagotable. A los actuales DOTA 2, Counter Strike o LoL, vendrán sustitutos o complementarios, como Overwatch, SMITE, Rocket League… y «todo lo que hemos aprendido, sobre todo metodologías, valores y madurez en el sector se transferirán directamente al siguiente videojuego que coja el relevo», sentencia el ya veterano Pochi Poom.

Y, si algo hemos aprendido de otros deportes, es que las herramientas de trabajo se parecen mucho unas de otras. Indistintamente de lo específico de cada deporte, el juego en equipo y los valores de desarrollo, con especial hincapié en el ejercicio físico, son idénticos en todos ellos.

Las herramientas del entrenador

Predator

Ahora bien: para mantener un control de la plantilla, poder revisar jugadas en cualquier parte o estar en contacto con el resto de personal, es imprescindible un equipo potente y optimizado.

Portátiles como el Predator 17 son la opción lógica. En su perfil cuenta con procesador Intel Core i7 de séptima generación y una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1070 de 8GB dedicados, capaz de ejecutar en ultra cualquier juego de la actualidad.

No menos importante es su tecnología Killer DoubleShot Pro. La función de este software, dicho de manera sencilla, es optimizar el ancho de banda. El usuario puede elegir qué aplicaciones tienen prioridad, separando los requisitos entre conexiones inalámbricas y por cable, lo que se traduce en un rendimiento óptimo en ambas situaciones.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio