Publicidad

Fortnite quiere conquistar los esports: Epic Games ficha a Nate Nanzer y el comisionado de Overwatch League abandona Blizzard

Fortnite quiere conquistar los esports: Epic Games ficha a Nate Nanzer y el comisionado de Overwatch League abandona Blizzard
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo que comenzó siendo un rumor de Jacob Wolf, de esos que solo necesitan un sí despistado para confirmarse, ha terminado siendo uno de los movimientos que ha sacudido la escena de los deportes electrónicos. Epic Games está decidida a conquistar los esports con Fortnite y para ello ha fichado a Nate Nanzer, comisionado de Overwatch League que –evidentemente- ha abandonado el barco de Activision Blizzard.

Estamos encantados de dar la bienvenida a Nate al equipo de Epic Games, en donde él trabajará con nosotros en el competitivo de Fortnite”, ha dicho un portavoz de la compañía a ESPN. Nanzer, por su lado, se ha despedido de la comunidad explicando que ha sido la decisión "más difícil" de su vida y agradeciendo el tiempo que ha pasado al frente de Overwatch League.

Es el mercado, amigo

El movimiento es doble: no solo coges a un importante miembro de la comunidad de los esports, con una dilatada y probada experiencia, sino que el golpe que esto puede suponer para una Overwatch League en pleno proceso de estructuración de cara al futuro es muy duro y no solo porque se estén invirtiendo cantidades ingentes de dinero.

Como dijo un infame político español: “Es el mercado, amigo”. En los negocios rara vez hay amigos y si una empresa como Epic Games te ofrece la posibilidad de unirte a ella, con los incentivos económicos correspondientes por el camino, seguramente resulte harto complicado decir que no.

Además, hay que entender el contexto de Activision Blizzard: el conglomerado pasa por un momento financiero delicado que se saldó con el despido de 800 empleados a finales de 2018, a pesar de haber registrado los mejores resultados de su historia. Sin embargo, en el mundo de las megacorporaciones ingresar 500 millones un año y al siguiente prever ganar 450 es un fracaso que hay que solucionar, y a menudo pagan los empleados.

activision blizzard

En Activision Blizzard no solo aligeraron personal para intentar mejorar unas flojas previsiones de cara a 2019, sino que sus recortes han afectado de lleno a su estructura competitiva, algo que se ha podido ver en la vuelta a un formato mucho más económico para Overwatch World Cup: pasando de tres o cuatro fases presenciales, a solo una en la final.

Una competición a medias

Desde un punto de vista laboral, resulta entendible que Nate Nanzer haya hecho las maletas hacia un nuevo reto en Epic Games con un juego con tantas posibilidades como Fortnite. En la compañía están dispuestos a hacer de él un éxito, y no van a tener miedo a dilapidar pilas de billetes en el proceso de prueba y error.

La idea era sencilla: primero, las franquicias, luego, los estadios

Sin embargo, la Overwatch League se queda a medias en su proceso de crear una liga con equipos jugando cada uno en su propia ciudad de “origen”. La idea era sencilla: primero, las franquicias, luego, los estadios. Y así fue. Primero llegaron los equipos con nombre de lugares tan rimbombantes como Londres, París, Washington o Filadelfia, y después sus propios fortines.

seoul dynasty

En realidad, todavía no estaba claro dónde iba a jugar cada uno, pero el plan de Nate Nanzer para la Overwatch League pasaba por crear una competición que se asemejase a las que se viven en otros deportes como el baloncesto, el fútbol o el fútbol americano, donde cada uno es fan del equipo de su ciudad –normalmente- y lo defiende a ultranza cada vez que juega en casa.

Evidentemente, este plan iba a resultar no solo complicado, sino increíblemente costoso para Activision Blizzard. En principio, la idea marchaba de forma firme y las primeras pruebas en Dallas habían funcionado bastante bien, en donde había conseguido vender más de 4500 entradas.

Ahora la iniciativa está –indudablemente- en el aire: el principal defensor de todo ello era Nate Nanzer, pero con él fuera pueden salir voces discrepantes que cobren fuerza. Habrá que ver qué determinación toman los sucesores del comisionado en Overwatch League, pero la situación podría resulta complicada.

Por un lado, cada vez más voces hablan de una posible burbuja en los esports derivada de la velocidad que algunos están intentando imprimir -a marchas forzadas- a la escena de los deportes electrónicos. Por el otro, los propietarios de Philadelphia Fusion se estaban gastando 50 millones en un estadio para su equipo de Overwatch League. Algo arriesgado aunque sus dueños tengan dinero a espuertas.

En definitiva, lo único seguro es que en Epic Games se han decidido por fin a intentar conquistar los esports con Fortnite y para ello han fichado a alguien con eficacia demostrada hasta la fecha. Nate Nanzer ha abandonado Activision Blizzard y la Overwatch League con una media de espectadores superior a los 150.000 y con momentos cercanos a los 200.000. Nada mal para una liga que, desde el principio, fue catalogada por muchos como de despilfarro.

Imagen vía Activision Blizzard

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir