Compartir
Publicidad
Publicidad

[Opinión] Hearthstone vive un momento dulce en España

[Opinión] Hearthstone vive un momento dulce en España
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hearthstone llevaba unos años en el limbo de los deportes electrónicos en España pero los últimos acontecimientos hacen ver que quizás sea el momento en el que este juego despegue por fin en tierras hispanas. Siempre hemos tenido una base de jugadores amplia, y siempre ha habido jugadores de buen nivel compitiendo pero es ahora cuando el resto de factores parecen haberse puesto de acuerdo para que el esport comience una etapa dorada.

Lo más evidente, el juego goza de buena salud

Un Goro

Parece demasiado obvio, pero hay que reseñarlo. Los cambios profundos que ha sufrido el juego desde hace ya un tiempo con la entrada de los formatos Estándar y Salvaje, que permiten ir rotando los sets de cartas produciendo un metajuego más variable favoreciendo la diversión y sensación de cambio, pero también nuevas estrategias desde el punto de vista competitivo.

La guinda la ha puesto Viaje a Un'Goro, la última expansión de Hearthstone que ha permitido que vivamos uno de los momentos más variados en cuando a viabilidad de mazos que se recuerdan. Superado el debate sobre el RNG lógico asociado a un juego de cartas la estrategia y calidad del jugador viene ahora determinada por su forma de afrontar un torneo o eliminatoria construyendo los mazos adecuados.

Las empresas responden

ESL Masters ha supuesto un boom para la escena. Los valores de producción de la compañía han hecho que Hearthstone sea más apetecible que nunca para el usuario medio además de poner por fin a los jugadores delante de una cámara y darles un empujón mediático considerable como se hace en otras disciplinas. Kuentin, uno de los comentaristas de esta nueva competición dijo en esta misma web algo con lo que estoy muy de acuerdo: "Siempre estamos con la sensación "¡Hay un torneo de Hearthstone!" cuando es que tiene que haberlo siempre".

El producto puede ser más dificil de colocar a alguien que no sepa que son los esports, ya que a esa gente le va a entrar más por los ojos un CoD, Counter Strike o incluso el LoL, pero la comunidad de jugadores asiduos de Hearthstone es grande como demuestra el seguimiento que tiene el canal de Youtube de Feelink o los directos de gente como AKA o Evangelion, y ahí es a donde deben apuntar.

No podemos olvidarnos tampoco de la gente que mantuvo el barco a flote cuando el juego estaba tocado desde el punto de vista competitivo. OG Series lleva todo este tiempo tirando del carro con competiciones como la Liga Ragnaros que en su última edición ha doblado sus premios económicos, o incluyendo al juego en su proyecto University, que enfrenta a un gran número de Universidades españolas.

Y los equipos también

No se si era una pescadilla que se muerde la cola, pero la ausencia de clubes de cierto fuste apostando de manera fuerte por el juego estaba relacionado con la ausencia de una red de torneos. Es cierto que la Gamegune y su enorme premio económico es impresionante pero es solo una vez al año.

No estoy hablando solo de dinero, tampoco había hasta la fecha un envoltorio mediático adecuado en el que se desarrollara un jugador de nivel, más allá de sus canales propios de Youtube o Twitch. La aparición de la ESL Masters y el crecimiento de la Liga Ragnaros además de muchas otras iniciativas del resto de compañías hacen por fin que los jugadores tengan una escena nacional con muchas opciones.

G2 Vodafone ha apostado por el juego fichando a Krigam y Kaisercillo, Movistar Riders ha dibujado un proyecto ambicioso desde su creación y Giants Gaming sigue apoyando la escena con jugadores como Duck, S4mule o Xopy. Estos son los más grandes, pero otros más pequeños son cada vez más importantes y conforman una diversidad muy saludable.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos