Compartir
Publicidad
Publicidad

El nuevo formato de la LCS EU vuelve al mejor de uno y desecha la Challenger Series

El nuevo formato de la LCS EU vuelve al mejor de uno y desecha la Challenger Series
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras en la máxima competición del League of Legends de Norteamérica se dan pasos hacia una liga franquiciada con grandes inversores como equipos de la NBA, en Europa hemos tenido que contentarnos con un silencio por parte de las fuentes oficiales de Riot Games que ha durado hasta el día de hoy. Os presentamos la nueva LCS europea de 2018.

Volvemos al mejor de uno

Las primeras informaciones hablaban sobre un nuevo formato inspirado en la Champions League. 24 equipos disputarían cuatro ligas regionales, para ir escalando hasta un torneo superior. En algún momento esto habría sido desechado por la imposibilidad de garantizar una transición óptima y por las quejas de equipos como H2K sobre el modelo financiero y su nula rentabilidad a corto plazo.

Unas semanas después se filtró que la nueva opción era adoptar un sistema similar al que se usará en la LCS NA y que tiene como pilar la vuelta del mejor de uno con ida y vuelta. Este último formato es el que ha sido anunciado en el día de hoy por parte de Riot Games, desarrolladora del juego y máxima responsable de las competiciones del título.

Según relatan, los mejores de tres hacían más complicada de seguir la competición a causa de los horarios impredecibles y del doble directo. Los espectadores tenían más LoL del que alcanzaban a ver y tres días de competición cada semana se antojaban demasiado. Es por esto que se volverá al mejor de uno lo cual hace que sea mucho más fácil seguir más equipos. Esto hace que se elimine el formato de dos grupos volvamos a un único directo con dos días de emisión.

Nueva competición para equipos nacionales

Uno de los mayores problemas a la hora de garantizar la inversión por parte de los sponsors era el riesgo de descenso cada seis meses. Por ello, Riot Games ha tomado la decisión de eliminar la Challenger Series tal y como la conocemos y reemplazarla por un torneo en el que participarán equipos de todos los países de Europa, lo cual les servirá a los jugadores para formarse de mejor manera y prepararse para competir en la LCS.

Para ayudar a los equipos en el corto plazo, también se aumentará el apoyo financiero brindado por Riot a todos los equipos de la máxima competición europea, pero teniendo en mente que el objetivo a medio-largo plazo es el reparto de beneficios que si tendrá esta temporada la LCS NA. Será en enero cuando de comienzo la renovada LCS europea y podamos apreciar todos estos cambios y su impacto en la escena.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos