Compartir
Publicidad
Riot Games quiere decir adiós a su etapa más oscura: tras la demanda por acoso laboral y sexual busca ser más diversa e inclusiva
Industria

Riot Games quiere decir adiós a su etapa más oscura: tras la demanda por acoso laboral y sexual busca ser más diversa e inclusiva

Publicidad
Publicidad

En noviembre de 2018, se puso de manifiesto el lado oscuro de Riot Games con la denuncia de dos mujeres en contra de la compañía por acoso sexual y laboral, así como diferencias salarias entre hombres y mujeres por el mismo trabajo. La demanda puso en tela de juicio un ambiente de trabajo misógino que desveló, presuntamente, la existencia de listas confeccionadas por cargos de importancia sobre el atractivo de las empleadas dentro de la empresa.

Bajo el nombre de Actualización en Diversidad, Inclusión y la cultura Riot, la entidad ha hablado largo y tendido sobre los progresos que han llevado a cabo en todos sus estamentos. La iniciativa se puso en marcha en agosto de 2018, meses antes de que se presentaran los hechos, pero después de que –presuntamente- tuvieran lugar.

Dentro de aquellas intenciones estaría la de ampliar la formación anti acoso a todos los Rioters, es decir a cada uno de los empleados de la compañía; así como ampliar y mejorar el sistema de investigación interno de Riot Games, algo que alude directamente a varias de las quejas presentadas por las implicadas que no fueron tenidas en cuenta en ningún momento.

Formación y educación: pasos hacia un cambio profundo

Como primer paso, queremos dedicar un equipo a liderar el cambio cultura. Este grupo se añadirá a nuestro departamento existente de diversidad e inclusión (D&I) para acelerar su trabajo a la vez que se ahonda en nuevos proyectos”, ha explicado el comunicado oficial.

Desde Riot Games han alabado parte de los valores de su compañía, como su compromiso y empatía con los jugadores de League of Legends; sin embargo, la entidad ha admitido que otros no han envejecido “bien” conforme la empresa crecía. No obstante, Riot no lo ha tenido fácil para gestionar un crecimiento masivo e inesperado desde que el MOBA se popularizó en todo el mundo.

Riot Games

En el texto presentado dicen que buscan que los 1700 Rioters entiendan el tipo de compañía que quieren ser. “Ahora todos estamos trabajando para asegurarnos de que estos valores sean la base de todos los aspectos de nuestra forma de trabajar, incluidos los stand-ups de los equipos, la forma en que interactuamos entre nosotros y la forma en que hacemos experiencias increíbles para los jugadores”, han detallado.

En Riot Games afirman haber hecho “grandes progresos” en formación y educación. En un primer momento, en la compañía este tipo de instrucción solo la recibían los managers, una conformada por –entre otros- una formación enfocada contra el acoso; sin embargo, ahora han ampliado esta capacitación a todos y cada uno de los empleados.

Además, en el comunicado explican que han añadido una formación “obligatoria” para paliar los prejuicios y ayudar a los Rioters a ser “más inclusivos en el día a día. Algo podría ser considerablemente necesario a tenor de unos hechos presentados ante la Corte Superior de Los Ángeles.

Un efecto colateral

Desde luego no hay ni rastro de las demandas en el comunicado, ni siquiera una breve mención; pero sí que parece haberla de forma velada. Una de las acusaciones fue que las mujeres demandantes, una todavía formaba parte de la entidad en el momento de la denuncia, habían presentado quejas dentro de la compañía que fueron obviadas y desestimadas sin tenerse en cuenta.

“Ampliamos nuestro equipo interno de investigación e incorporamos un bufete de abogados de clase mundial para reconstruir nuestro proceso de revisión de reclamaciones”

Dentro del texto, Riot Games ha anunciado la mejora en la evaluación y reconstrucción de los procesos y sistemas de investigación dentro de la entidad. “Ampliamos nuestro equipo interno de investigación e incorporamos un bufete de abogados de clase mundial para reconstruir nuestro proceso de revisión de reclamaciones”, han apuntado en el artículo.

Pero esto va más allá: “También trabajaron codo con codo con nuestros socios de talento para investigar todas las nuevas reclamaciones planteadas por los Rioters para proporcionar una capa adicional e imparcial a todas nuestras investigaciones”. Algo que alude claramente a la respuesta que dio Riot Games –a través de su portavoz Joe Hixson- cuando saltó el escándalo: “Podemos decir que nos tomamos cada acusación de esta naturaleza en serio y las investigamos a fondo”.

Para finalizar con este apartado en la compañía explican que incluso han llegado a “reducir los vínculos” con los Rioters en casi todos los niveles de la empresa “cuando fue necesario”, aunque no han profundizado en qué significa realmente este manifiesto eufemismo. “Investigamos docenas de nuevas reclamaciones, llevamos a cabo cientos de entrevistas y tomamos las medidas apropiadas en cada caso”, han apuntado.

Riot Sydney Work Space

Aunque el programa presentado por la compañía data de finales de agosto de 2018 y la demanda de noviembre del mismo año, parece que dentro de Riot Games había un problema que los encargados intentaron solucionar por sus propios medios. Una de las acusaciones reflejaba cómo una de las denunciantes había ejercido durante un año un puesto de trabajo que no le correspondía y no fue pagada de manera equitativa a sus funciones realizadas.

No se tienen datos concretos sobre cuándo se formalizó el envío de fotos obscenas a empleadas de la entidad, o cuándo tuvo lugar la confección de una lista avergonzante sobre el atractivo de las trabajadoras. Sin embargo, habría que ser muy inocente para creer que los hechos no tuvieron lugar antes de que Riot Games intentase aplicar estos métodos enfocados a la formación y educación de sus empleados.

No por obvio resulta menos necesario que Riot Games haya puesto en práctica todo esto. En el comunicado oficial se alude además a la "reducción de vínculos" con los Rioters en algunos casos. Evidentemente, esta expresión puede hacer referencia a multitud de cosas -entre ellas, por supuesto, el despido- pero no queda claro a qué en concreto. Quizá se ha echado en falta algo más de valentía en cuanto a lo expuesto en esta ocasión, sin embargo queda por ver cómo terminará un juicio que puede sacudir aún más los cimientos de la entidad.

Imágenes vía Riot Games

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio