Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Qué se puede aprender viendo un streaming de los mejores jugadores de eSports?

¿Qué se puede aprender viendo un streaming de los mejores jugadores de eSports?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En los deportes electrónicos se pueden diferenciar dos pilares fundamentales que no podrían existir el uno sin el otro: el aspecto competitivo de un juego y su público. Sin unos seguidores que vean los partidos, apenas tiene sentido que un juego cuente con jugadores profesionales.

No se trata únicamente de la existencia de eventos y campeonatos. La retransmisión en directo juega también un papel esencial. Éstas no solo están pensadas para mostrar encuentros profesionales, sino como una herramienta de aprendizaje.

Cada vez son más los usuarios de plataformas como Twitch que hacen uso de ellas para mostrar a los demás su forma de juego. Hay muchos jugadores de equipos profesionales que utilizan el streaming para mostrar a sus seguidores sus partidas clasificatorias (o partidas normales) fuera del equipo.

Pero, ¿de verdad puede funcionar un streaming como una forma de aprender de los mejores? ¿Hay diferentes tipos de streaming y streamers? ¿Hay en España estrellas de la retransmisión en directo? Hablamos con Reven, streamer y jugador español, para conocer con más detalle este mundo.

160519151447 Esports Global Audienc Growth 2014 Super 169

El éxito del streaming en eSports

En la industria del videojuego, la difusión de contenido audiovisual en directo comenzó a hacerse popular a finales de 2009, principios de 2010. Desde entonces, ha tenido un crecimiento moderado, hasta coincidir con el boom de los eSports. Gracias a los deportes electrónicos, el streaming de videojuegos no sólo es ya una moda, sino toda una cultura.

La pregunta sería, entonces, si esto es realmente rentable. Sólo hay que echar un vistazo a las últimas cifras publicadas por Twitch si se quiere hablar de resultados. En el último año, un total de 292 billones (americanos) de minutos de streaming se han consumido a través de esta plataforma, lo que equivaldría a unos 555 años.

Más de 500 años de contenido que se ha basado, principalmente, en Overwatch, Counter Strike: Global Offensive y League of Legends. ¿Por qué estos tres títulos han reinado por encima de otros grandes éxitos como Uncharted 4 o Pokémon Go? Porque en deportes electrónicos el streaming tiene mucho que aportar.

Fiora Final3 1920

La retransmisión como aprendizaje

Para Reven, ex toplaner de ASUS Army, es esencial seguir retransmisiones del MOBA de Riot: “League of Legends se divide en dos partes: las mecánicas del juego, y el conocimiento y la toma de decisiones. Ver un streaming mejora principalmente esta segunda parte, que es mucho más importante que las mecánicas”.

“Hay que dedicar mínimo tres horas de cada 10 para ver streaming de Lol”, Reven

Reven explica que quien quiere mejorar en el Lol necesita “dedicar mínimo tres horas de cada 10 para ver streaming. Si juegas 12 horas al día, no lo estás haciendo todo el tiempo de forma óptima. En cambio, viendo streaming siempre estás aprendiendo”.

Si se trata de una tecnología al alcance de todos, se abre un nuevo mundo de posibilidades. No es ya únicamente una herramienta para las grandes compañías de videojuegos ni los grandes medios, sino que también supone para el jugador una forma de darse a conocer, de buscar su propio público.

Entre los equipos profesionales, también es común el hacer una retransmisión en directo, tanto de forma grupal como individual. Por ejemplo, dentro de la escena competitiva profesional de League of Legends, son muchos los jugadores que retransmiten sus partidas en Duo/Solo queue. Esto le sirve al profesional para mantenerse en contacto con sus seguidores y para mostrarles su estilo de juego más allá de como miembro del equipo.

La retransmisión en directo es un método de autopromoción, pero también una forma de aprender para ambas partes

Se podría decir que el streaming es, a grandes rasgos, un método de autopromoción al alcance de cualquier jugador, pero especialmente importante para los profesionales. Sin emisiones en directo, no conoceríamos al jugador más allá de los campeonatos o las publicaciones de la cuenta oficial del equipo. En cambio, de esta forma, se da a conocer más en profundidad, además de demostrar sus habilidades.

Crear una rutina de streaming es muy positivo para el jugador, ya que, de alguna manera, se obliga a “estar en forma”. Hacerse responsable de un canal y comprometerse con sus seguidores asegura, a su vez, un entrenamiento cotidiano.

Maxresdefault

Cómo entrenar el ojo clínico al ver un streaming

Por su parte, el público también sale ganando. Ver un streaming dedicado a algún deporte electrónico puede ser un simple entretenimiento, pero también se puede sacar provecho de ello y entrenarse.

“Me fijo en cómo un streamer mueve la cámara y en la toma de decisiones: qué hace y por qué lo hace”, Reven

Continuando con el ejemplo de League of Legends, el observar a un streamer ayuda a conocer nuevas tácticas a seguir. Por ejemplo, al ver a alguien probar a un campeón que suele usarse como AD (Daño de ataque) como Miss Fortune, optando por una construcción AP (Poder de Habilidad), puede llevar al público a probar la misma estrategia.

Sobre ello, Reven comenta cuál es la clave a la hora de ver a alguien jugar: “Siempre que veo el streaming de un jugador, me fijo en cómo mueve la cámara y en la toma de decisiones: qué hace y por qué lo hace. Intento fijarme un poco en el trasfondo de sus acciones”.

Si nos centramos en una retransmisión de League of Legends, Reven piensa que el espectador debe fijarse “principalmente en el rol que él juega, cómo se posiciona el jugador que lo lleva y cómo juega con ese campeón”.

Esto también sirve para conocer los fallos, tanto los propios, como del streamer en cuestión. Saber en qué falla él por una parte, y en qué fallas tú, por la otra; ayuda a guiarse mejor. De las derrotas se aprende a veces mucho más que de las victorias.

Saber analizar un juego desde fuera es clave para ascender en el competitivo

No obstante, hay algo más. Cuando no somos nosotros los que estamos jugando, todo nuestro alrededor cobra más importancia. Ya el personaje no es el protagonista principal, porque no toca preocuparse por él y su desarrollo de la misma forma, pues esto queda en manos del streamer.

Es entonces cuando los detalles cobran vida. Así se aprende a observar el mapa continuamente, no sólo identificando lo que se ve, sino adivinando lo que no puede verse. Por tanto, seguir una retransmisión despierta los sentidos del espectador, que está más alerta de todo lo que compone el juego.

De esta forma, se facilita el planteamiento de distintas tácticas que no se podrían haber ideado de la misma forma cuando se está jugando. Saber analizar un juego desde fuera es clave para ascender en el competitivo de éste. Verlo desde la perspectiva global que tiene el espectador ayuda, en títulos como League of Legends, a reconocer y diferenciar las distintas fases y la estrategia que debe seguirse en cada una de ellas.

4e3606be7c096501fbe59adf5446e56f

¿Cómo hacer un streaming de eSports llamativo?

La ventaja que tienen los deportes electrónicos con respecto a otros videojuegos es que son títulos “infinitos”, sin una historia con un inicio, nudo y desenlace. Por tanto, pueden jugarse continuamente o dejarse por un tiempo sin romper en ningún momento algún tipo de trama.

Al no existir una división por capítulos, la retransmisión en directo es mucho más sencilla. El público no tiene que seguir unos acontecimientos concretos, por lo que puede incorporarse al canal en cualquier momento.

No obstante, al ser, en general, partidas cortas, los seguidores pueden llegar a aburrirse. Imagina que haces una retransmisión de dos horas jugando a Overwatch. Los enfrentamientos no duran demasiado, lo que lleva al público a ver una y otra vez lo mismo durante dos horas. ¿Cómo evitar, entonces, que se vuelva aburrido?

Los eSports son títulos “infinitos”, por lo que se corre el riesgo de realizar un streaming monótono

La clave está en marcar diferentes objetivos, para así hallar tipos de streaming variados. Se puede jugar a Overwatch por diversión, o por una razón concreta. Hay muchos streamers que realizan largas sesiones como acto benéfico, recaudando fondos para una causa o una organización sin ánimo de lucro.

Otros, en cambio, se marcan un objetivo competitivo. Un ejemplo de ello sería un jugador de League of Legends que realiza un streaming con la premisa de “no me voy hasta que no suba de elo”. Así, tanto el jugador como el espectador tienen esa intriga por ver si consigue cumplir con su meta.

Elegir bien el objetivo es importante, ya que streamings de videojuegos hay muchos, y hay que aprender a marcar la diferencia. Un objetivo atractivo llamará más la atención que una emisión de “jugar por jugar”.

C5wtvkmw8aiu 5w

Streamers profesionales

En España las plataformas de streaming con contenido de videojuegos competitivos están teniendo mucho éxito. Se pueden destacar a notables streamers españoles que se dedican a los eSports, de alguna forma o de otra. Antonio Pino, más conocido como Reven, es uno de ellos.

Reven lleva jugando a League of Legends casi cinco años. Fue toplaner de ASUS Army y ahora dedica sus retransmisiones en directo a jugar SoloQ en su ELO. Siempre aprovecha sus streamings para dar consejos tácticos a sus seguidores, por lo que es muy recomendable seguirle.

“League of Legends se divide en dos partes: las mecánicas del juego y el conocimiento y la toma de decisiones”

Este joven de 20 años suele emitir entre las doce del mediodía (12:00) y las diez de la noche (22:00), aunque suele avisar con antelación a través de su perfil de Twitter. A veces también lleva a cabo streamings nocturnos y diferentes actividades. Una vez a la semana realiza partidas especiales en las que suele jugar con algunos de sus seguidores.

Ese último detalle puede ser importante, ya que el acercamiento al público es una de las claves del éxito. Reven refuerza esta relación, además, haciendo regalos a sus suscriptores.

El acercamiento al público es una de las claves del éxito de la retransmisión

Raquel De La Rica, alias Paracetamor, es también una streamer oficial de ASUS con mucho sentido del humor. Esta chica alterna su pasión por los videojuegos con la fotografía y sus estudios en Comunicación Audiovisual. Suele hacer retransmisiones casi todos los días y de diferentes juegos.

Al igual que Reven, Paracetamor conoce la importancia de sus suscriptores. Por ello, realiza sorteos y reparte diferentes premios, además de permitir a sus seguidores agregarla a las plataformas de Steam y Battle.Net o al cliente de League of Legends, dándoles así la oportunidad de jugar con ella en directo.

Ver a otros streamers sirve para aprender, no sólo a jugar, sino a retransmitir. Eso sí, tienes que tener claro que cada uno tiene su propia personalidad y su forma de hacerlo. Guiarse por los demás está bien, pero hay que encontrar aquello que te hace diferente, que llame la atención al público.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos