Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El centro de alto rendimiento que convierte a jugadores buenos en estrellas de los eSports

El centro de alto rendimiento que convierte a jugadores buenos en estrellas de los eSports
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

En los deportes tradicionales, los CAR (centros de alto rendimiento) son instalaciones deportivas creadas con la finalidad de mejorar el rendimiento deportivo. Máquinas específicas, entrenadores profesionales y programas de formación, todo ello disponible para que el deportista cuente con una formación integral.

¿Existe algo así entre los eSports? Por supuesto: los atletas del videojuego también cuentan con lugares especializados: las gaming houses. Y hoy vamos a descubrir qué se esconde tras sus muros.

Haciendo piña

Cb7bba8a094dcba383f331ea5d3d2af5f7975f55

Jugar desde casa es cómodo y rentable para el equipo; fomenta la individualidad y la competitividad. Pero también la descoordinación, la incomunicación y la procrastinación.

El juego individual fomenta la descoordinación, la incomunicación y la procrastinación

La realidad es que la mayoría de clubes se ven obligados a optar por este método por puras cuestiones presupuestarias. En cualquier caso, las gaming houses arrojan resultados reales: refuerzan la confianza de grupo, el sentimiento de «marca».

¿Y qué es un centro de juego profesional? Pues una casa como cualquier otra, con cocina y nevera, duchas de columna, camas con mesita y zonas bien iluminadas para leer o desconectar con alguna consola portátil. Como veremos más adelante, no tienen nada de especial, pero ayudan a que el jugador concentre sus esfuerzos y dirija su juego de manera eficaz.

El centro de juego

Captura De Pantalla 2017 03 21 A Las 12 45 30 Png

Como es obvio, el centro del hogar está en los escritorios de juego. Estos se componen de un ordenador personal, normalmente de gama media y optimizados para el juego con el que compiten, una silla gaming, auriculares y micro en red y, cómo no, un monitor de alto rendimiento, todo dispuesto para la batalla.

En el salón de reuniones se dispones sofás y una gran TV para estudiar partidas y estrategias

En el salón de reunión se suelen disponer varios sofás y sillas en torno a una o dos TV planas donde se revisarán las jugadas. Aquí se ven replays, se estudian las partidas y las estrategias, se detecta en qué se ha fallado y qué hay que fortalecer para la siguiente ronda.

A partir de aquí nacen nuevos lazos: cuando un compañero falla, puedes animarlo y ayudarle porque lo tienes a tu lado. La convivencia día a día, trabajando en la misma sala donde juegas, ayuda a conocer en profundidad a tus iguales. Una voz a través del headset, desde casa, es una versión vaga y distorsionada de la realidad. Nada como convivir bajo el mismo techo para entender que estás ante un ser humano, con sus defectos y virtudes. Te pelearás, pero nunca caerás en malentendidos y toxicidades innecesarias.

La base para una buena alimentación

Y no hablamos de las bases de pizzas o blinis. Todas las gaming houses cuentan con cocinas bien equipadas, ya sea de gas o inducción, con horno y algún que otro robot de cocina. Aunque a veces se abusa de la comida precocinada, es un secreto a voces, igual que suelen montarse neveras llenas de bebidas energéticas.

Como podemos ver en el vídeo de presentación de la gaming house de ROG Army, hacia el minuto 1:30, en el equipo se turnan los más cocinillas, pero normalmente se fomenta que las tareas de cocina se repartan entre todos los compañeros.

Igual que en la lavandería, donde habitualmente hay una lavadora de gran carga, una secadora y un montón de cestos compartidos, el trabajo se reparte de manera equitativa. El único problema llega cuando en la misma casa conviven muchos jugadores —dos alineaciones de cinco más los técnicos—, cada uno con una dieta y preferencias distintas.

Mens sana in corpore sano

Lol 107 Of 138

Los gimnasios son uno de los elementos más importante de las gaming houses. «¿Para qué necesita un chaval fanático del League of Legends ponerse rocoso?», te estarás preguntando. No es una cuestión de ego: tan importante es tener una buena salud psicológica como estar en una forma física óptima.

Para ello conviene realizar un mínimo de deporte diario; y los estiramientos son imprescindibles. Aunque en estas instalaciones no suele haber cintas de correr y no cuentan con muchos equipos, los más comunes son los siguientes:

  • Banco press: el clásico banco plano con soporte para barra, para trabajar la zona pectoral, y press francés, para trabajar triceps. Los bancos de pesas son uno de los equipos más económicos, ideales para cualquier tipo de ejercicio horizontal
  • Poleas cruzadas: otro clásico, con pesas en los extremos y cruzadas por un arco metálico. Son perfectos para trabajar espalda y hombros, pero también piernas.
  • Dorsaleras y paralelas: menos habitual, estas son otras máquinas comunes que encontrarás en gimnasios y centros de fitness. La primera se trata de un asiento con el que trabajar los músculos de la espalda. La segunda sirve para trabajar con el propio peso del cuerpo, llevando las rodillas al pecho y trabajando tríceps, pectorales y glúteos.
  • Peck deck: dejamos para el final una de las más comunes, una máquina para cargar peso sentado y con la que se puede trabajar el dorsal ancho, pectorales y la zona abdominal.

El placer es parte del aprendizaje

Gaming House 01

El juego es capital en el aprendizaje humano. Pequeñas canchas de baloncesto, mesas de póker, un tablero de ajedrez o una piscina son algunos de los elementos más recurrentes en las gaming houses. Claro, aún quedan los videojuegos: puedes ser un profesional de LoL y llevarte tu Xbox One para echarte unos Fifas en los ratos libres.

Jugar al ping-pong, por ejemplo, también sirve para trabajar reflejos y coordinación

La citada gaming house de ROG Army está en pleno monte, coronada por árboles y prácticamente aislada entre la naturaleza. Como recomienda el propio Reven cada cierto tiempo, entre partida y partida, conviene relajar la vista mirando hacia algo lejano: cuanto más lejos, mejor, para no forzar los músculos del ojo a enfocar.

Captura De Pantalla 2017 03 21 A Las 12 43 55 Png

Jugar al ping-pong, por ejemplo, también sirve para trabajar reflejos y coordinación. El baloncesto fortalece lazos y ayuda a controlar la ira. Nada como una inyección natural de dopamina.

Una recepción profesional

GOL!

Algunos centros de alto rendimiento, especialmente en Chica y Corea del Sur, son en realidad edificios de oficinas, con una planta dedicada al alojamiento. Los clubes profesionales no dejan de ser empresas, con sus respectivos departamentos.

Estos centros cuentan con una recepción, un servicio de limpieza y estancias auxiliares, como roperos, salas de trofeos e incluso saunas. La figura del entrenador siempre está presente y cuando el equipo se enfrenta a una etapa determinante —las clasificatorias de un torneo o liga— la casa también está supervisada por el head coach, el segundo entrenador y un preparador físico.

¿Realmente funcionan las *gaming houses*?

Siguiendo el ejemplo de ROG Army, parece bastante obvio que sí: en la pasada temporada fueron el equipo con mejores estadísticas de toda la liga. 40 puntos, a 5 del segundo clasificado, con 12 victorias y tan sólo 2 derrotas.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio