Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Las lesiones más peligrosas en los eSports que pueden acabar con la mejor carrera profesional

Las lesiones más peligrosas en los eSports que pueden acabar con la mejor carrera profesional
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

¿Cuánto se ha escrito sobre los fichajes millonarios, sobre el sueldo de los mejores jugadores de eSports?

Es cierto que se puede llegar a ganar un buen dinero, tener una “jubilación” exitosa con apenas 25 años, tras haber llenado estadios de 150.000 personas coreando tu nombre, pero no todo es de color de rosa.

Jugar al nivel de los profesionales de élite requiere una concentración física y mental a la altura. En un partido de LoL puedes llegar a realizar 10.000 clicks de ratón. En StarCraft II puedes marcar 300 clicks por minuto. Y no es fácil estar doce horas delante del monitor frente a los mejores jugadores del mundo sin sufrir algún tipo de secuela. Sí minimizarla, como veremos más adelante, pero tiene un precio.

Pagándote los médicos de tu bolsillo

Injury

¿Dónde está una buena mutua cuando se la necesita? Hace un par de meses saltó a la palestra una noticia bastante dura: el jugador catalán de League of Legends ReventXz, uno de los mejores toplaner del país, se veía obligado a retirarse debido a unas molestias continuas en el brazo derecho. Como él mismo relata, «lo que en principio parecía una tendinitis resultó, tras una resonancia, en una rotura fibrilar en el músculo extensor del antebrazo».

Las visitas a traumatología, las sesiones de fisioterapia o las medicinas se las pagó el propio Antonio Pino

Las visitas a traumatología, las sesiones de fisioterapia o las medicinas se las pagó el propio Antonio Pino, de su bolsillo. Porque la meta del jugador no era otra que recuperarse lo antes posible y volver a competir. La baja seguramente lo mantenga fuera de juego hasta el comienzo de la temporada próxima.

Casos como este son frecuentes entre los eSports: el carry estadounidense de DOTA2 Clinton ‘Fear’ Loomis se vio obligado a hacerse a un lado en el mejor momento de su carrera. El jugador sueco de Fnatic Olof ‘olofmeister’ Kajbjer pasó un verdadero calvario por no curarse la lesión a tiempo.

Hai Lam tuvo que retirarse porque sabía que estaba poniendo en riesgo su salud

Peor fue la situación de la estrella Hai Lam, mid laner y capitán del prestigioso club Cloud9: una continuada lesión de muñeca le llevó a una operación tras otra y, bueno, simplemente tuvo que retirarse porque sabía que estaba poniendo en riesgo su salud.

Lesiones Esports

Tipos y tipologías de lesiones

Por supuesto, ni todas las lesiones son iguales ni afectan de igual manera a todos los jugadores. Cuando hablamos de lesiones en realidad estamos agrupando diferentes patologías y dolencias. Veamos las más habituales:

  • Epicondilitis: conocida como “codo de tenista”, esta es una lesión reconocible por el dolor punzante en la cara externa del codo. Se desencadena por el movimiento constante de la extensión de muñeca y supinación del brazo, lo que provoca una grave fricción con la región del epicóndilo, generando microroturas fibrilares, en una sección donde al propio organismo le cuesta reparar los tendones.

  • Tendinitis: mal usado y peor aplicado, hace referencia a toda lesión que afecte al tendón de un músculo y provoque su inflamación o deterioro. Las tendinopatías habituales comprometen articulaciones, por ejemplo, el tendón de Aquiles, la rodilla, el hombro o la muñeca.

Bursa
  • Síndrome de Quervain: la tenosinovitis de estiloides radial es una inflamación en la envoltura de la vaina del tendón abductor largo y del extensor corto del pulgar, es decir, en el envés interior de la mano. Puede producirse al golpearse, aunque ni siquiera es necesario un traumatismo: la acción repetitiva o cualquier forma de actividad prolongada que comprometa esos tendones puede provocar una inflamación.

  • Espondilosis cervical: la columna tampoco está exenta. Este tipo de discopatía —porque afecta a los discos cartilaginosos y a las vértebras cervicales— es un tipo de trastorno debido al desgaste de esa área, implicando los huesos del cuello y provocando dolor crónico, o incluso un crecimiento anormal de los huesos de la columna, lo que derive en una grave compresión en la área cervical.

Ligamento
  • Bursitis: se denomina bursitis, en líneas generales, a la inflamación de cualquier bursa. Tenemos en el hombro (subacromial), el antebrazo, la muñeca, el codo (olecraniana) o incluso bajo esas dos almohadillas a cada lado de la palma de la mano.

En cualquier caso, las dolencias son bastante similares en unas y otras lesiones: dolor punzante, calambres, entumecimiento u hormigueo, pérdida de fuerza, etcétera. Tengamos en cuenta que esos tendones viajan por sus respectivos túneles: cuando se inflaman o sufren algún tipo de atrofia, lo que sucede es que ocupan más espacio del natural. Y, cuanto más se inflaman, mayor es la fricción que provocan. Además, cuanta mayor es la profundidad de esos tendones —como en el caso de la epicondilitis medial— más compleja y arriesgada es la operación.

Algunas lesiones pueden resultar crónicas, conduciendo a una disminución de las facultades naturales

Cuando no se trata de inflamación en tendones o vainas sinoviales y sí de roturas fibrilares, la cosa se puede complicar más. Dependiendo del alcance de la rotura se tratará con una simple pomada antiinflamatoria, rehabilitación y poco más, o podrá provocar lesión crónica, que necesitará intervención quirúrgica y puede conducir a una disminución de las facultades naturales —flexión, extensión, supinación, etcétera—.

Una estricta dieta de ejercicio físico

Dependiendo del grado, algunas de estas lesiones, simplemente serán “corregidas” con sesiones de fisioterapia, ejercicios de calentamiento y buena alimentación. Otras pueden tenernos 6 o incluso 8 meses fuera de juego, alejados de cualquier cosa que se le parezca a un teclado y ratón.

«las manos y los ligamentos están en movimiento intenso. Es un deporte. Es real» — Levis Harrison

La mejor forma de combatir estos problemas es, como bien decía Levis Harrison, director médico de atletas en las Special Olympics en Los Ángeles 2015, mediante ejercicio.

Decía el popular especialista en extremidades superiores que los jugadores de eSports parecen estar quietos, en sus sillas, pero están realizando un ejercicio constante: «a menudo son subestimados como deportistas. Creo que es porque están en posición sentada, pero las manos y los ligamentos están en movimiento intenso. Es un deporte. Es real».

Algunos clubes de primer nivel ya incluyen en sus gaming houses una sección habilitada con gimnasio, para practicar estiramientos y estar en forma. De hecho, los estiramientos precompetición son cada vez más habituales de ver a pie de juego, frente al fragor de la partida.

Mejor prevenir que padecer

Rog

El reglamento de Riot es contundente y no deja pie a “escaquearse”. O juegas o estás fuera. Y, desde luego, el mayor enemigo de un jugador que pasa cientos de horas frente a su equipo es una mala equipación. No hablamos de potencia, sino de calidad.

Tener el mejor ratón: cómodo, ergonómico, diseñado específicamente para el juego, con con una resolución de puntos por pulgada muy alta para reducir la movilidad. Ídem con el teclado: teclas mecánicas de buena respuesta, con macros para crear atajos y todas las facilidades posibles, incluso salida de auriculares desde la parte trasera del mismo.

Pocos fabricantes pueden presumir de haber alcanzado la meta de ASUS, considerada por expertos una de las marcas capitales en estos de los eSports: fueron pioneros en el diseño y fabricación de hardware con la creación de su división Republic of Gamers. Su equipamiento está pensado específicamente para profesionales, para usuarios que van a machacar día tras día el teclado.

Rog Esports

ASUS ROG cuenta con ratones diseñados específicamente para cada género de juego

Entre su línea de teclados disponen, por ejemplo, de modelos enfocados a géneros concretos: si eres más de shooters, tu aliado es Gladius, pensado para el disparo rápido y la sensibilidad controlada, aunque jugadores como Chawy, actual sub-mid en AHQ e-Sports Club, lo usan en sus partidas.

Si en cambio prefieres los MMO, tu ratón específico es el Spatha, con 8200 DPI, 150 ips y 30g de aceleración.

Si, por en contrario, no vas a especializarte pero eres partidario de andar picoteando entre géneros, el Strix Claw es perfecto para ello. Y con los teclados disponemos de la misma baraja: Cerberus, por ejemplo, es el modelo más versátil, resistente y cómodo que puedes encontrar.

Asus, además, cuenta con un equipo de primer nivel nacional, con el roster más sólido para representarnos en los Challenger europeos. Su equipo profesional se ha volcado en los jugadores para proporcionarles todo lo necesario.

Asus Cerberus Wet

Ya lo decía David Wiers para TechGraps: «los eSports están en una posición incómoda. Sin ningún tipo de sindicato o personal médico dedicado, los jugadores carecen de protección frente a lesiones que acabarán o acortarán sus carreras». Y en estos casos, la mejor opción es contar con un club profesional y que conozca los juegos “desde dentro”.

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados
Inicio