Compartir
Publicidad
Corea del Sur sufre, sangra y gana en la Overwatch World Cup 2018 celebrada en BlizzCon
Xataka eSports

Corea del Sur sufre, sangra y gana en la Overwatch World Cup 2018 celebrada en BlizzCon

Publicidad
Publicidad

La fase final de Overwatch World Cup 2018 tuvo como escenario Anaheim, California, en plena celebración de BlizzCon 2018. La relevancia del juego quedó patente desde el principio cuando entrevistaron en medio de la gala a un aficionado disfrazado de D.Va que causó furor entre los aficionados. Sin embargo, el comienzo de la fase final de campeonato mundial de Overwatch iban a tener que esperar primero al par de novedades que Blizzard tenía guardadas.

Al ser un evento únicamente de la compañía, donde no se apoyan en anuncios de terceras empresas, Blizzard siempre se garantiza el guardar algunas sorpresas para mantener contentos a sus fans. En el caso de Overwatch todo el mundo esperaba el nuevo corto animado sobre uno de los personajes y la aparición del 29º héroe, o heroína.

La pieza de McCree -con un regusto a los «western» de Sergio Leone con Clint Eastwood y Ennio Morricone- dio pie a tres posibilidades: Echo, Ashe o B.O.B. Finalmente, será la fusilera rubia la que aparecerá como personaje en el plantel de Overwatch, con el simpático robot como habilidad definitiva. Aunque muchos clamaban que B.O.B fuera la nueva inclusión, el resultado parece suficiente como para dejar contentos a los que pedían un nuevo DPS y los que se decantaban por el arrollador carisma de un posible tanque robot con bombín.

Después de las novedades era el momento de los partidos: la culminación a meses de competición por todo el mundo, ocho selecciones sobre el escenario estadounidense, y la posibilidad de ver en BlizzCon 2018 a los mejores jugadores de Overwatch del mundo desde un modo espectador completamente personalizable para el usuario.

No hay “aliados” en los cuartos de final

El partido que abrió la fase final de Overwatch World Cup 2018 fue un enfrentamiento entre viejos conocidos. Con dos países con tanta historia entre ellos, ni mucho menos únicamente en los deportes electrónicos, las apuestas mostraban como favoritos a un equipo plagado de jugadores de Overwatch League. El conjunto británico, con la mayoría de sus integrantes en equipos de menor nivel, empezó a medio gas al perder el primer mapa pero después encontró su juego y arrolló a los Estados Unidos.

EEUU Overwatch World Cup 2018

João Pedro "Hydration" Goes, de Los Angeles Gladiators, comenzó a muy buen nivel el primer enfrentamiento y dominó con Pharah desde los cielos junto a un Jay "sinatraa" Won que no dudó en regodearse de sus rivales en la disputa del primer punto de la partida. El joven DPS de San Francisco Shock completó el inicio del encuentro con un demoledor Doomfist, y Austin "Muma" Wilmot lideró la defensa con Winston; sin embargo, a partir del segundo mapa Reino Unido empezó a jugar a un nivel sensacional.

Los británicos sufrieron mucho en su ataque en King’s Row, solo consiguieron un punto y no empujaron la carga mucho más allá de los 100 metros. A pesar de todo, la defensa -algo en lo que se demostraron auténticos especialistas a lo largo de la fase final- les permitió adjudicarse el primer punto. Estados Unidos fue incapaz de superar el muro de los leones -nombre por el que se conoce a la selección británica- y el empate se colocó en el marcador. A partir de este momento, se abrió un encuentro nuevo, las ofensivas empezaron a superar a los planteamientos defensivos de ambos equipos y los punto subían como la espuma a ambos lados del marcador. Reino Unido cerró su presencia en semifinales con una cuarta ronda absolutamente demoledora, a la que le sobraron casi dos minutos, para dar así la primera gran campanada de la fase final.

El resto del guión de cuartos de final se cumplió a rajatabla: Corea del Sur apartó de un manotazo a Australia, China acabó con el sueño finlandés y Canadá no tuvo reparos en independizar a Francia de la competición. Los dos primeros siguieron los pronósticos de todo el mundo y aunque Canadá partía como favorita, Felix “xQc” Lengyel, Lane “Surefour” Roberts y compañía ganaron con la soltura suficiente a un equipo francés del que se esperaba algo más.

La reina puede estar orgullosa

Los cuatro mejores equipos de la competición se dieron cita en la siguiente ronda con dos partidas que prometían mucho espectáculo pero que dieron buena muestra del potencial que tiene Overwatch como deporte electrónico. La primera semifinal la abrieron los leones de la reina ante uno de los máximos favoritos a llevarse el mundial. El nivel de Corea del Sur no era el abrumadoramente superior de otras ediciones, precisamente poco antes de la fase final la selección cambió a tres de sus jugadores. Quizás por eso, y a pesar de ser todos jugadores de primer nivel, sufrieron lo indecible ante los británicos que se defendieron con todo lo que estuvo entre sus manos.

El primer mapa se lo llevó el conjunto asiático que a partir de ese momento se vio incapaz de superar el planteamiento defensivo que hizo el Reino Unido. Cameron "Fusions" Bosworth, capitaneó al equipo con un Reinhardt de altísimo nivel que, de mantener en el futuro, podría perfectamente abrirse un hueco en Overwatch League. El final del tercer mapa, disputado en Industrias Volskaya, dejó dos de las mejores actuaciones defensivas vistas en el torneo con una definitiva final de Smex con D.Va, a la espalda del equipo coreano, que provocó que los -todavía- europeos forzaran un nuevo empate.

El partido llegó a los canales de Rialto con los leones necesitados de una victoria para forzar el quinto mapa. Después de una derrota y dos sufridos empates, Reino Unido comenzó su ronda de defensa de manera muy agresiva y el caos se instauró en la pista: primero el Lucio coreano mandó a dos jugadores al agua e inmediatamente después fue el Lucio británico el que se cobró la venganza. Todo parecía propicio para la esperanza, Corea del Sur no pudo empujar la carga mucho más allá de los 100 metros y el ataque del Reino Unido parecía tener posibilidades de llevarlo lo suficientemente lejos. El sueño se truncó entre Jae-hyeok "Carpe" Lee, Sung-hyeon "JJoNak" Bang y Byung-sun "Fleta" Kim que aniquilaron a los jugadores europeos en el segundo fatídico giro después de sortear el puente.

Reino Unido Overwatch World Cup 2018

China y Canadá se disputaron el segundo puesto en la fase final, después de haber pasado por encima de sus respectivos rivales en cuartos de final, por sendos 3 a 0. El primer mapa, en Oasis, fue un toma y daca en control que terminó decantándose del lado asiático con un Huang "leave" Xin que sorprendió al no dejar de llevar a McCree en ningún momento, algo no muy habitual. En el segundo mapa, que tuvo lugar en Blizzard World, leave dio un recital absoluto de cómo jugar Doomfist en la defensa y endosaron un 3 a 0 a los canadienses sin excesivos problemas.

Con el nivel mostrado durante todo el torneo por el conjunto más norteño de todos, la comunidad confiaba en que Canadá pudiera plantear alguna estrategia contra los Chinos que les abriera la oportunidad ver una final entre oriente y occidente, después de que Europa perdiera a su último representante. Durante el primer mapa hubo breves destellos en los que pareció que sí, que era posible, pero el sueño -más bien una duermevela- se desvaneció pronto, demasiado pronto.

Tres años, tres ediciones, un campeón

Corea sobrevivió a una disputa de intereses, en plena Guerra Fría, que dividió de manera irreconciliable -al menos hasta hace un año- a todo un país. La división no fue solo ideológica, sino física y militar, con constantes tiras y aflojas durante décadas. Con el paso de los años, el territorio del sur se ha convertido en precursor y estandarte de la gran mayoría de las escenas competitivas de un videojuego, a excepción de contados ejemplos, como FIFA.

Durante los tres años que se lleva celebrando Overwatch World Cup, las finales han tenido un total de cuatro protagonistas: Rusia, en 2016; Canadá, en 2017; China, en 2018 y Corea del Sur... en todas ellas. No son pocas las líneas que se han escrito en los deportes electrónicos sobre la fábrica de talento que supone el territorio entre la tierra del sol naciente y la que vio nacer a la dinastía Ming, una que perduró casi 300 años.

La primera final asiática de Overwatch World Cup fue más decepcionante de lo que cabía esperar y Corea del Sur arrolló a China, simple y llanamente. Muchas de las miradas apuntaron a Xu "guxue" Qiulin, una de las figuras que más brillantes de la fase final y que cumplió la mayoría de edad hace menos de un mes. Sus actuaciones con Reinhardt y Winston fueron capitales ante los canadienses.

Eab5e42001decf2eb710541e2ee28f85

Sin embargo, Corea del Sur era el equipo que tenía toda la presión sobre sus hombros y podía rubricar su nombre en la historia de los deportes electrónicos si conseguía vencer una nueva final y coronarse como campeón del mundo por tercer año consecutivo. En 2017 cedieron mapas ante varios equipos, pero la sensación que dejaron los leones británicos acerca de los coreanos era de vulnerabilidad, al menos en ciertas fases del encuentro y una gran final al mejor de siete mapas podía dar margen al espectáculo.

Un espejismo, como un oasis inexistente en el “desierto” de la playa de la isla de Daecheong, que se extiende a lo largo de 660 000 metros cuadrados. El primer mapa, en Ilios fue un paseo militar coreano en el que China no pudo ni capturar durante un solo segundo los puntos de control. 100 a 0 y 100 a 0, por si acaso alguno de los espectadores pensaba que iba a haber pelea.

A pesar del primer mazazo, los chinos tuvieron la oportunidad de defender en King’s Row y los coreanos empujaron la carga hasta el final, con más de un minuto de sobra en el marcador. En la réplica china, el equipo rojo se encalló después del primer punto y Li "Yveltal" Xianyao hablaba preocupado con sus compañeros de selección. El tercero les llevó a oriente, al Templo de Anubis en la primer ofensiva de Corea del Sur el conjunto blanco se metió en el punto y no hubo quién les sacara. Los seis jugadores avanzaron hacia el siguiente con un margen amplio, seis minutos y medio en el reloj. La grada rugía enfervorizada, JJoNak sembraba el terror con Zenyatta y menos de un minuto de después Corea del Sur había cosechado el segundo punto con casi cinco minutos y medio de margen. Un desastre para China.

La debacle del equipo rojo se consumaba en Observatorio y se certificaba el contundente 4 a 0 favorable a Corea del Sur. JJonak se llevaba un merecido MVP, fue uno de los pocos jugadores que no había rotado ni una sola vez de héroe en los cuatro mapas y había ejecutado a la perfección las Trascendencias de Zenyatta en algunos momentos clave de la partida. Corea del Sur rubricaba su nombre en el trofeo sin una sola mácula y se alejaba de las sombras que vivió el equipo contra Reino Unido. Canadá por su parte terminaba tercera al vencer por 3 a 2 a los británicos.

Overwatch World Cup 2018 dejó algunos nombres muy destacados durante su fase final en BlizzCon 2018, como los ya mencionados Fusions y Guxue, jugadores que todavía no han tenido su oportunidad en Overwatch League y que algunas voces sitúan en un futuro cercano en Boston Uprising y en alguno de los nuevos equipos de China, respectivamente. El sábado, 3 de noviembre, cerró dos días de competición del más alto nivel que demostró una vez más el valor de Overwatch como deporte electrónico, a pesar de una final descafeinada.

Todas las imágenes de Robert Paul vía Blizzard Entertainment

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio