Compartir
Publicidad
El último intento de la comunidad de Heroes of the Storm por revitalizar un esport herido de muerte ante la pasividad de Blizzard
Ligas y competiciones de esports

El último intento de la comunidad de Heroes of the Storm por revitalizar un esport herido de muerte ante la pasividad de Blizzard

Publicidad
Publicidad

Hace mes y medio, Blizzard anunció que no iban a volver a organizar sus dos torneos más importantes de Heroes of the Storm (HotS): “Heroes Global Championship y Heroes of the Dorm no volverán en 2019”. Este anuncio sorprendió y enfureció a partes iguales a una comunidad que no había recibido ningún aviso previo por parte de la creadora del juego, incluyendo a jugadores y equipos profesionales que habían estado entrenando y preparando la temporada 2019.

Como ya dijimos entonces, los comentarios no se hicieron esperar. Los hubo de todo tipo, de ánimo, de rabio, de incomprensión, pero no de felicidad. “Mandé varios email y todo lo que recibí fue que estaban trabajando en finalizar los detalles”, dijo entonces Johan Lauber, jugador de Heroes of the Storm en ePunks, a través de las redes sociales.

Una pequeña esperanza

Tras el anuncio de Blizzard, Ian “workhorse” Anderson –fundador de HeroesHearth- fue a trabajar como cada día, tal y como apunta Inven Global. La plataforma creada por Anderson se había convertido durante muchos tiempo en un punto de reunión para los aficionados de Heroes of the Storm en donde se podían ver y entender cómo funcionaba cada uno de los personajes del juego.

El mazazo de la desarrolladora había sido terrible para la comunidad, por mucho que Blizzard afirmase que el juego iba a seguir recibiendo nuevo contenido. En realidad, el plan de la compañía pasaba por llevar a una buena parte de los trabajadores a otros proyectos y dejar otros a cargo de la creación de más personajes, eventos y “otros contenidos que la comunidad ama”.

hgc

A pesar de todo, los aficionados a Heroes of the Storm, sobre todo su vertiente competitiva, no están dispuestos a darse por vencidos. “Esencialmente, el día después del anuncio (por parte de Blizzard) todo el mundo en la escena, desde las grandes organizaciones hasta los pequeños grupos o individuos, quería hacer algo, todo estábamos intentando pensar en soluciones”, cuenta Anderson al portal norteamericano.

"Sólo estaba tratando de averiguar cuál era la mejor manera de hacer algo en una escala que se adaptase a gran parte del dolor o la pérdida que todos estábamos sintiendo"

El fundador de HeroesHearth explica que durante los siguientes nueve o diez días se pasó más de ocho horas cada uno de ellos hablando por el teléfono, a través de Discord y con personas del mundillo sobre “ideas y objetivos”. “Sólo estaba tratando de averiguar cuál era la mejor manera de hacer algo en una escala que se adaptase a gran parte de, a falta de una palabra mejor, el dolor o la pérdida que todos estábamos sintiendo y honrar lo que se hizo”, relató. La idea de Anderson es intentar crear algo que pueda existir durantemucho tiempo”, no como algo puntual.

De esta manera, HeroesHearth se ha aliado con Tempo Storm (un equipo de HotS), Toasty y Gladman para crear una serie de eventos que tendrá lugar durante 2019 para comprobar cómo encajan en la comunidad de Heroes of the Storm e intentar impulsar la escena competitiva con todos sus integrantes remando juntos. Tanto Toasty como Gladman son personas que han ayudar a financiar el evento y a las que no dudaron en catalogar como “dos de los individuos de la escena más generosos”.

El primero de estos torneos se llamara Toasty and Gladman Heroes Invitational y tendrá lugar entre el 9 y el 10 de febrero. Según el comunicado oficial, el evento estará compuesto por ocho equipos, con una bolsa de premios de 5.000 dólares y con la colaboración de comentaristas conocidos y “amados” de la escena competitiva de HotS.

En busca de algo grande

El primer torneo es esencialmente de prueba. ¿Podemos hacer un espectáculo que la gente querrá ver? ¿Podrá ser la producción de una calidad lo suficientemente alta como para que las personas permanezcan ahí?”, se pregunta Anderson en la entrevista con Inven Global. El objetivo de todos es hacer crecer a la escena, demostrar que es viable y mandar un mensaje, no de revancha, de esperanza.

Con el inédito evento lo que buscan es llamar la atención de la comunidad, de todos los aficionados para que juntos puedan reflotar un barco que parecía hundido y Blizzard no dudó en abandonar sin mirar atrás. Ahora, los organizadores quieren intentar conseguir un patrocinador que les pueda permitir ampliar y mejorarlo todo, desde la bolsa de premios hasta la producción.

La realidad, tal y como confesa Anderson, es que sus organizadores no están ganado dinero con la iniciativa, algo que sabe de primera mano. “De hecho he perdido mucho dinero haciendo esto, pero era porque amaba el juego y adoraba la idea de galvanizar a la comunidad de una manera particular y divertida en este torneo, con suerte un circuito”, explica.

Un último vuelo

Uno de los principales motivos de Blizzard para cerrar las competiciones de HotS fue el gran desembolso que suponían con respecto al retorno que generaban. Los datos de audiencia eran demasiado pobres, en torno a los 10.000 y 12.000 espectadores. Sin embargo, para los organizadores de este nuevo evento sería un enorme éxito alcanzar una cifra semejante, huelga decir que los gastos de organización no son ni remotamente similares, además de las bolsas de premios.

La desarrolladora actuó mal en diciembre, pero lo cierto es que les generaba unas pérdidas que -en medio de una corriente negativa, repleta de recortes- no podían asumir. Aunque todo eso no exime a la compañía de la falta de trasparencia y responsabilidad con sus propios usuarios, en concreto aquellos que estaban invirtiendo horas y dinero en aquello que era su pasión y, en muchos casos, su propio trabajo.

La escena competitiva de Heroes of the Storm tiene una oportunidad, casi con toda seguridad la última, y pasa por renacer como un ave fénix de entre las cenizas de una estructura a la que Blizzard prendió fuego con queroseno. Lo que antaño era fracaso hoy sería visto como el mayor de los triunfos, cuestión de perspectiva. Ahora falta poder movilizar a los aficionados y que no quede como el agónico intento de una comunidad desesperada por revitalizar un juego largo tiempo moribundo.

Imagen vía Blizzard Entertainment

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio