Publicidad

Tfue anuncia su retirada del competitivo tras Fortnite World Cup y reabre el debate sobre la sostenibilidad del juego

Tfue anuncia su retirada del competitivo tras Fortnite World Cup y reabre el debate sobre la sostenibilidad del juego
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El competitivo de Fortnite ha vivido desde el 13 de abril una de sus mejores épocas volviendo a cosechar números impresionantes de espectadores ávidos de competición. Sin embargo, la situación sobre la sostenibilidad del juego lleva un tiempo en entredicho por la constante incorporación de novedades, Turner “Tfue” Tenney, jugador de FaZe Clan, ha anunciado su retirada del competitivo tras la celebración de Fortnite World Cup.

Cada jugador podía stremear las partidas de los clasificatorios desde sus propias habitaciones y eso dio como resultado decenas de retransmisiones en las que se congregaron cientos de miles de aficionados. En concreto, Tfue ha llegado a superar los 175.000 espectadores en algunos momentos, números que dejan en evidencia producciones millonarias de otros esports.

Dos realidades frente a frente

Honestamente, ni siquiera debería estar jugando esta mierda, no me importa”, ha expresado. El jugador de FaZe Clan ni siquiera pone de excusa los premios como una forma de para la motivación: “No necesito el dinero. Lo juego solo por diversión”. Lo cierto es que Tfue no solo es uno de los jugadores de Fortnite que mayor cantidad de dinero ha ganado en los últimos años, más de 500.000 dólares, si no que a través de Twitch estaría recaudando cientos de miles –incluso millones- cada mes.

En realidad, dedicarse a mantener un nivel para poder competir contra los mejores del mundo no solo requiere jugar miles de horas, requiere estudio, planificar las mejores rutas y entrenar cada día al igual que lo haría cualquier otro deportista de élite. Suena lógico que sin la motivación del dinero pueda haber perdido las ganas de necesitar estar por fuerza a un nivel tan alto y que cuesta tanto mantener. Evidentemente, parte de su éxito reside en la calidad que atesora Tfue, pero jugar contra gente de a pie no requiere el mismo desempeño que contra profesionales.

A todas estas exigencias se le suma la realidad de un juego en constante cambio, hace pocas semanas supimos que Fortnite World Cup se disputará a lo largo de las temporadas 8, 9 y 10, lo que comprenderá la entrada y salida de armas, rebalanceos y ajustes de las mismas, aparición de vehículos y nuevos objetos… en definitiva un quebradero de cabeza que ningún otro profesional necesita soportar en otros juegos. Quizás, el más similar en este aspecto podría ser League of Legends, en donde también acusan los cambios del meta.

Como bien colocó en perspectiva Rod “Slasher” Breslau durante la noche del 14 de abril, el periodista especializado comparó la situación de un streamer –Tfue- en su casa con más de 170.000 espectadores, junto con Overwatch League –una media de 100.000 aficionados. Unos con una producción millonaria y el otro en la comodidad de su hogar con una cámara apuntándole directamente.

Lo cierto es que la comparación no buscaba ahondar en la diferencia de espectadores y el porqué de la misma, sino que pretendía dejar patente cierta similitud entre ambos: mientras que Overwatch se niega a cambiar, a pesar de las numerosas voces de la comunidad que piden una remodelación profunda, Fortnite triunfa por encima de todos con unos cambios constantes que están llevando a los profesionales a situaciones límite.

Imagen vía FaZe Clan

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir