Publicidad

Aparece un hacker en el primer torneo oficial de Apex Legends por culpa de la estructura del evento

Aparece un hacker en el primer torneo oficial de Apex Legends por culpa de la estructura del evento
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No fueron pocas las dudas que surgieron con el anuncio de lo que llamaron el primer torneo oficial de Apex Legends. La primera de ellas, y la más importante, era cómo se iba a constituir el evento: la forma en la que se iba a jugar. Finalmente, se decidió que el FACEIT Pro Series Apex Legends se jugase en partidas públicas, con los peligros que eso podía conllevar y que se confirmaron con la presencia de –por lo menos- un hacker durante una de las partidas.

La ausencia de partidas personalizables ponía en jaque a la organización, que tomó la determinación de que el evento debía de disputarse de forma que cada equipo tenía que entrar en partidas públicas para enfrentarse a todo tipo de jugadores: desde completos novatos hasta expertos, dependiendo por completo del azar.

Una situación avergonzante

Algo de lo que no para de hablarse en la industria de los videojuegos multijugador es la lucha de muchos de ellos contra los hackers y los tramposos, algo que Apex Legends tampoco han podido evitar. Desde la salida del juego, el battle royale ha luchado y mejorado su sistema contra los hackers, pero todavía hay algunos que consiguen sortear sus medidas.

Los jugadores de SK Telecon T1, una de las escuadras más fuertes del evento, según Gamelife, tuvo la desgracia de cruzarse con un jugador con aimbot (un programa que permite a aquél que lo tenga activado apuntar automáticamente y con perfección absoluta a su objetivo). En el clip puede verse cómo el profesional es incapaz de hacer frente a un rival totalmente superior.

Los profesionales llegan a la última zona de la partida con posibilidades de llevársela y adjudicarse un buen tanto que podría haberles permitido escalar hasta la tercera posición. Sin embargo, el hacker también estaba ahí y es que resulta extremadamente complicado perder una partida cuando un programa externo es capaz de apuntar de manera automática.

Finalmente, los jugadores de SK Telecom T1 terminaron el evento en cuarto lugar y se llevaron 500 dólares y la frustración de no haber podido disputar todas las partidas con la integridad que un evento de estas características necesita. Respawn debe trabajar en la posibilidad de disputar partidas privadas si quiere que su esport tenga alguna opción de competir contra Fortnite o PUBG.

Imagen vía Respawn Entertainment

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir