Compartir
Publicidad

Vuelve la Open Division de Overwatch en 2019, “el camino a la grandeza” con premios bastante insignificantes

Vuelve la Open Division de Overwatch en 2019, “el camino a la grandeza” con premios bastante insignificantes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo esport que se precie necesita nutrir a su escena competitiva de nuevo talento que fomente la competitividad y todo ello desemboque en un aumento del nivel de los jugadores y, por ende, en el espectáculo de los deportes electrónicos. Overwatch vuelve con Open Division 2019,"el camino a la grandeza" para aquellos jugadores que quieren intentar convertirse en profesionales dentro del juego de Blizzard.

Una vez más el periodo de registro se ha abierto en todas las regiones y permanecerá disponible hasta el 3 de diciembre, momento en el que cerrarán las inscripciones de los equipos. Sin embargo, las entidades que quieran presentar un proyecto podrán cambiar de jugadores hasta el 26 de enero.

El calendario de la competición se prolongará a lo largo de dos meses: durante todo diciembre y enero. Los equipos jugarán dos partidos por semana, uno en sábado y otro en domingo, a lo largo de un total de cinco: desde el 8 y el 9 de diciembre, hasta el 19 y 20 de enero. En caso de necesitar desempatar se jugarían entre el 24 y el 25 del mismo mes. Por último, los playoffs tendrán lugar en la sexta semana: el 26 y 27 de enero.

Premios que no están a la altura

El apartado de los premios deja bastante claro que Blizzard no se ha involucrado demasiado en este aspecto. Los jugadores del equipo que gane la Open Division recibirán, cada uno, 50 dólares. El segundo clasificado 40 dólares por jugador y así hasta el octavo, que percibirá 20 por cada integrante. Además, cada equipo que complete al menos ocho de los 10 enfrentamientos previstos a lo largo de las cinco semanas de competición, recibirá 10 dólares por jugador.

Overwatch Camino Profesional

Huelga decir que algunos de los equipos que vayan a participar estarán plagados de jugadores que no tienen intención de permanecer en la escena competitiva durante mucho tiempo. Sin embargo, algunos otros están peleando en el torneo por hacerse un hueco y destacar entre la comunidad para que algún otro conjunto se fije en él. Con incentivos tan escasos, es complicado que el talento prolifere porque esos futuros jugadores puede que no puedan permitirse invertir el tiempo suficiente para desarrollar sus habilidades. Lo más grave del asunto es que es Blizzard, y no una tercera compañía, la que organiza -o al menos pone su nombre- en lo que se supone es el primer paso para llegar a ser profesional.

Hace algunas semanas, en Xataka Esports entrevistamos a José Antonio “BromaS” Ramos, exjugador profesional de Overwatch y actual director deportivo de Team Heretics. Durante la charla que mantuvimos con él, se mostró muy crítico con la forma en la que Blizzard está desarrollando su escena competitiva de segundo nivel, la que no concierne a Overwatch League. Los premios de Open Division 2019 no sorprenden a nadie después de conocer unas modificaciones en Overwatch Contenders destinadas a reducir costes, pero dan la imagen de que Blizzard no está cuidando y no se está preocupando por su comunidad competitiva.

Imagen vía Battlefy

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio