Compartir
Publicidad
Publicidad
Así son los cambios introducidos en Destiny 2 para ofrecer un Crisol más competitivo
Otros juegos

Así son los cambios introducidos en Destiny 2 para ofrecer un Crisol más competitivo

Publicidad
Publicidad

A pesar de sus credenciales, Bungie nunca mostró especial interés en que el universo del primer 'Destiny' se viera vinculado al entorno de los eSports, y tampoco su muy activa comunidad intentó dar pasos en ese sentido. El Crisol, nombre que recibe el modo PVP de este título, no ha invitado nunca a ello, a pesar de contar con célebres eventos competitivos como El Estandarte de Hierro o Las Pruebas de Osiris.

Con la llegada de 'Destiny 2' cambian bastantes cosas, entre ellas la forma en que se desarrollan los acontecimientos de su multijugador competitivo, hecho que ya pudimos constatar en su beta. Y aunque sus creadores han vuelto a declarar que los eSports no están ahora mismo en su punto de mira, Lars Bakken, encargado del diseño de Crisol para esta secuela, admite intenciones:

"Sí, queremos hacer que el juego funcione mejor en formato torneo, ese ha sido uno de nuestros objetivos. Pero eso no quiere decir que vayamos directamente a hacer campeonatos mundiales (...). Primero queremos que la gente se sienta cómoda, y si resuelta que al final los usuarios lo quieren y nosotros tenemos la habilidad para ofrecerlo, nos encantaría hacerlo".

Como veterano de muchas batallas en el primer capítulo de la saga, puedo confirmar que los muchos ajustes de diseño hechos en este terreno funcionan, incluso aquellos que en principio me desagradaron como la reducción de escuadras a un máximo de cuatro jugadores. Los mimbres para un PVP que sostenga durante años duelos de envergadura, apoyados como siempre en las inapelables mecánicas shooter de Bungie, están más que tejidos.

Eliminando interferencias

Destiny 2 Pc Screenshot 001

Los cambios aplicados a Control, el modo más socorrido y mi favorito personal de esta saga, ejemplifican mejor que cualquier otro añadido las pretensiones de sus desarrolladores: cada equipo parte ya con una zona dominada, y para capturar una zona rival no será necesario dejarla en modo neutral primero, reduciendo en ambos casos el tiempo que pasábamos sentados junto a una bandera esperando a que no nos volaran el cráneo.

"Cumple rápidamente con el objetivo y vete a buscar gente que matar", nos dice el juego

El resultado de tales ajustes es exactamente el esperado, y ahora incluso los modos que por definición resultan más lentos como esta captura de zonas nos empujan más rápido y más decididamente al enfrentamiento con los rivales. "Cumple rápidamente con el objetivo y vete a buscar gente que matar", nos dice el juego.

Junto con Control, repiten del primer título los modos Enfrentamiento y Supremacía, sin duda los más directos de todo el repertorio, en otro claro alegato a lo que Bungie espera de la experiencia Crisol en esta segunda etapa. Respecto a las nuevas ofertas, Cuenta atrás y muy especialmente Supervivencia se plantean como modos que premian el juego directo, el intercambio de fuego y el regreso rápido a la acción tras cada tropiezo.

Equipos más pequeños, pero más relevantes

Destiny 2 Pvp

'Destiny' es un juego esencialmente social, y como tal lo primero que hago cuando voy a echar una partida es escribir al grupo de mensajería de mi clan para ver quién está con ganas de pegar unos cuantos tiros. Por ello, la idea de no poder juntarme con hasta cinco amigos para salir al campo de batalla, algo que para mí resultaba común en la primera entrega, me desanimó en un primer momento.

Pero tras unas cuantas horas de duelo, he entendido el porqué de esta decisión. Con menos miembros en cada equipo, sumado al balanceo de armas hecho para esta etapa, los lobos solitarios pierden todo el protagonismo y el principal camino para la victoria pasa por el juego en equipo. Las estrategias por nuestra cuenta resultan en su mayoría ineficaces, y todo lo que no sea un trabajo coordinado y bien comunicado resulta duramente penalizado. El teamshooting se impone.

Los lobos solitarios pierden todo el protagonismo y el principal camino para la victoria pasa por el juego en equipo

Tanto es así, que intentar acceder solo al Crisol puede ser poco menos que una tortura, dado que en favor de un matchmaking rápido, el juego no dudará en cruzarnos con escuadras completas, circunstancia en la que será muy probable que acabemos derrotados de la manera más frustrante posible. Son muchos los jugadores que han recibido este cambio de paradigma con desagrado, pues no cabe duda de que tiene sus pros y sus contras respecto a lo visto en el primer juego, pero en esencia funciona tal y como Bungie se había propuesto.

Con menos piezas en el tablero de juego y con mayor refuerzo en la colaboración, el PVP en 'Destiny' es ahora menos caótico, y decididamente más estratégico a pesar de esos cambios hacia la acción directa que mencionaba antes. Por lógica, todo esto hace también que sus partidas sean más fáciles de seguir y más sustanciosas para los espectadores, que ahora podrán disfrutar de más acción por minuto y con un planteamiento mejor trazado.

Mapas a cara de perro

D2 Pvp Action 02 0

De la mano de esa reducción en el número de jugadores y de ese diseño más orientado al enfrentamiento temprano, Bungie ha podido centrar todo el foco arquitectónico de sus mapas en espacios más reducidos, donde todo pasa antes y con más voltaje. Los trazados pasilleros, donde los espacios abiertos no lo son tanto, y con puntos de resurrección cercanos al frente de combate aunque sin poner por ello en innecesario riesgo nuestra vida, son la nota dominante.

Encontramos mapas donde todo pasa antes y con más voltaje

De infame recuerdo son muchos mapas del primer capítulo que requerían hasta la invocación del Colibrí para poder volver a la acción cada vez que resucitábamos. Ese sinsentido en el diseño de un PVP que pretenda resultar atractivo para el jugador y para el espectador no tiene la más mínima cabida en esta nueva etapa, y todos estamos de enhorabuena por ello.

A pesar de lo reducido de los espacios, es común encontrar multitud de alturas en cada metro cuadrado, así como una variedad de recorridos por estas capas lo suficientemente amplia como para plantear distintas estrategias de ataque (siempre priorizando el dinámico respecto al estático) o de huida en caso de ser necesario. Éste ha sido otro de los habituales puntos fuertes de Bungie y vuelven a cumplir con nota.

Más pistolas, menos puños

D2 Pvp Action 07

Un aspecto del competitivo de 'Destiny 2' donde se nota un gran cambio de equilibrio respecto a su predecesor es en el nerfeo de las habilidades vinculadas a nuestra subclase, especialmente en lo referente al cuerpo a cuerpo y las granadas. La confianza casi ciega que podíamos llegar a tener en estos recursos ha quedado completamente eliminada, siendo por tanto nuestro elenco de armas el principal aliado en la batalla.

También aquí se aprecia un gran cambio a raíz de la nueva disposición del inventario de armamento, divido esta vez en cinético, energético y destructivo. Bajo este nuevo esquema, encontramos el mismo tipo de armas en las dos primeras categorías, diferenciadas únicamente por el daño elemental (algo que es indiferente en Crisol), y al saco de la tercera categoría va casi todo lo que en el primer 'Destiny' ocupaban los puestos de secundaria y pesada.

Las partidas no quedan tan cuadriculas como sucedía en Destiny cada vez que tocaba dejarlo todo por conseguir la pesada

Esto supone cambiar por completo la forma en que diseñamos nuestro repertorio armamentario, pues por ejemplo querer equipar una escopeta o un fusil de francotirador supondrá negar acceso a equipo pesado como lanzacohetes o espadas. A cambio, la aparición de la munición destructiva es más común de lo que sucedía con la pesada en el primer juego, y por más lugares del mapa, lo cual hace que las partidas no queden tan cuadriculas como sucedía en 'Destiny' cada vez que tocaba dejarlo todo e ir corriendo a coger cohetes o balas para la ametralladora.

De nuevo, encontraremos partidarios y detractores de esta nuevo paradigma armamentístico, pero en la práctica se convierte en otro factor más para fomentar el movimiento, el cruce constante de balas y para que el surtido propio de cada guardián no sea tan crucial a la hora de decidir los enfrentamientos. Suma también a ese favor el buen balance general de las distintas familias de armas, aunque seguro que con el tiempo irán surgiendo elegidas dentro del esquema global que destaquen y deban ser limitadas. La historia interminable del equilibrio imposible.

Detalles que importan

Destiny 2 Crucible Maps

Multitud de pequeños detalles salpican la experiencia para sumar puntos en favor de este Crisol más cargado de dinamismo y, al tiempo, más apoyado en un juego bien planificado. El nuevo HUD, por ejemplo, que nos permite detectar cuando un compañero o un rival tiene lista la Supercargada, así como conocer quién se ha hecho con una última recarga de la preciada munición destructiva, todo ello en favor de una toma de decisiones mejor fundamentada.

Las variaciones efectuadas en las distintas subclases también suman su granito de arena en un mayor abanico de opciones cuando estamos en todo el fragor de la batalla, como por ejemplo el nuevo y conveniente escudo que pueden desplegar los titanes para ponerse a resguardo, o el hecho de poder aplicar a elección una Supercargada ofensiva o defensiva en aquellas clases que lo permitan.

La comunidad marcará el paso junto a Bungie

Sustanciales cambios también para Las Pruebas de los Nueve, lo que en la primera etapa se conoció como Las Pruebas de Osiris, que como el resto del juego pasan a quedar fijas en escuadras de cuatro guerreros, y que ahora "solo" requieren siete victorias consecutivas para optar al máximo premio. Es de esperar que el regreso del Estandarte de Hierro, previsto para octubre, también traiga algo de refresco que sume en la misma línea. En ambos casos, la activación de la ventaja por nivel hará que solo lo más aguerridos opten a la gloria.

Con todo, huelga decir que este no es más que un primer paso en un camino que da comienzo ahora. El Crisol en el primer título cambió notablemente desde su lanzamiento en 2014 hasta la última actualización recibida recientemente, y no cabe duda de que con 'Destiny 2' sucederá lo mismo; eso sí, el punto de partida es significativamente diferente y como siempre la comunidad marcará el paso junto a Bungie. Que ello acabe conduciendo o no al terreno de los eSports está por ver, pero tened por seguro que la competitividad no va a estar ausente.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos