Compartir
Publicidad

League of Legends nerfea a todos los campeones potentes menos a Urgot en el parche 9.3

League of Legends nerfea a todos los campeones potentes menos a Urgot en el parche 9.3
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que Riot Games ha aprendido de Blizzard, y en concreto del equipo a cargo de los parches de balance de Hearthstone. La versión 9.3 acaba de llegar a League of Legends, y en ella es fácil leer una característica común a todos los campeones afectados: los nerfeos. De un total de ocho campeones, únicamente podemos decir que no se ha hecho peor a uno de ellos.

Empeorar a los personajes más problemáticos del metajuego en vez de darle herramientas a los que no son jugados es una estrategia seguida desde hace tiempo por el equipo de balance de League of Legends. Bien es cierto que no estamos en un metajuego poco vistoso o cuya variedad de campeones sea pequeña, pero hace tiempo que se sabe que este enfoque puede dañar al juego a largo plazo.

Irelia se salva de la quema

El nerf más sorprendente, por ser el resultado de prácticamente quitar la mitad del kit a un campeón, es el que ha sufrido Akali. La ninja pierde la curación de su Q, 'Pleno de cinco puntas', cuando esta se usaba contra un enemigo mientras tenía 180 o más de energía. Otra característica que se elimina de Akali es el sigilo que le otorgaba la W, 'Velo del crepúsculo', bajo torretas.

Cambios similares tienen otros campeones como Aatrox, que dice adiós a la curación que recibía de 'Deslizamiento sombrío' al dañar a súbditos y que directamente mata su rol de jungla. Otro personaje que no veremos más por ese terreno neutral es Camille, que pierde la capacidad de aturdir con el 'Tiro de gancho' a los monstruos de la jungla.

Camille Camille debería dejar de verse en la jungla tras el cambio a su E.

Dos magos bastante usados en multitud de roles como son Cassiopeia y Lissandra son peores personajes desde ahora. La gorgona pierde daño base de su Q a cambio de un mejor escalado con Poder de Habilidad, algo que le hace más débil en línea, además de tener una peor W al costar más maná y hacer menos daño; aún así debería de ser jugable. Lissandra, por su parte, pierde daño en su E y aumenta el precio de su Q, haciendo que limpie peor las oleadas.

Dentro del parche también se añaden otros dos cambios denominados menores. Sion, uno de los personajes más sobrios y seguros del metajuego perderá gran poder en sus intercambios al perder daño en la Q y aumentar el enfriamiento de la W; aunque debería seguir siendo jugable. Zyra, que estaba siendo opresiva en SoloQ, perderá una pequeña cantidad de daño en sus plantas.

Y llegamos al único cambio que no es un nerf, aunque tampoco lo podemos catalogar como una mejora. Este ajuste a Irelia tiene como mejoras un pequeño aumento a su crecimiento de vida máxima y de su armadura base y la devolución de algo de limpieza de oleadas al aumentar el daño de su Q a súbditos. Como contraprestación su W pierde la reducción de daño frente a daño mágico.

Por último, su pasiva deja de otorgar daño extra en los ataques básicos por acumulación y una mejora de velocidad de ataque al llegar al máximo de estas, para intercambiar el orden y generar primero velocidad de ataque y luego un aumento en el daño de los básicos. Si me preguntáis a mí, Irelia es ahora mejor campeón en la calle superior que en mid, donde no se encuentre contra tantos AP y pueda aprovechar esa velocidad de ataque en una línea más larga.

Aunque lo que más puede llamar la atención es una no-noticia. De todos los personajes rotos de League of Legends, Urgot es el rey. Puede ir a la calle central y a la de medio, además de hacer frente a la práctica totalidad de campeones. Por si esto fuera poco es el personaje más usado en las cinco grandes competiciones durante la última semana, sólo por detras de Ezreal. ¿Mi consejo? Pickeadlo o banneadlo en vuestras partidas.

Notas del parche: leagueoflegends.com

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio