Compartir
Publicidad
League of Legends: cuatro reworks que podrían haberse hecho mucho mejor
LoL - League of Legends

League of Legends: cuatro reworks que podrían haberse hecho mucho mejor

Publicidad
Publicidad

Cuando un juego lleva tantos años como League of Legends atrayendo a millones de jugadores casi a diario, se hacen necesarios ciertos cambios para actualizar a una de las partes centrales del MOBA: sus campeones. Los conocimos como reworks son, en líneas generales, mejoras sustanciales al juego y a la salud de League of Legends, pero hay veces en las cuales el tiro sale por la culata.

La muestra más reciente de estos reworks es Swain, quien a pesar de no gozar de un gran porcentaje de victoria tras el cambio con cerca de un 45%, si que se ha actualizado sobremanera en cuanto a aspectos visuales. Sin embargo, hoy toca hablar de esos cambios que no han salido como se esperaba o directamente han ido a peor.

Fiora y la traición a los OTP

En 2015 llegó una de las actualizaciones de campeones más polémicas de toda la historia de League of Legends. Fiora poseía un modelo 3D bastante anticuado y unas habilidades absurdamente poderosas teniendo en cuenta la pocas mecánicas que requerían por parte del jugador al ser point-and-click. Un nuevo aspecto visual y unas mecánicas mucho más fieles a la narrativa de la campeona fueron el resultado del rework.

Fiora parecía otro campeón distinto y eso puso en pie de guerra a los aficionados a jugar su anterior perfil ya que consideraban que el Equipo de Actualización de Campeones creó un nuevo personaje en vez de actualizar uno que ya existe. Desde Riot reconocieron que fallaron tanto en la comunicación como en lo ambicioso del cambio.

La campeona ha acabando siendo un ejemplo de que ha hecho Riot con las actualizaciones. Es triste pero en ocasiones toca cambiar algo radicalmente para mejorarlo. Una verdadera pena que la comunicación con la comunidad y la fidelidad con sus habilidades previas fuera mejorable.

Ryze y sus 5 reworks

Estaba claro que tocaría hablar de este simpático mago azul. Un total de cinco reworks ha tenido que sufrir Ryze y el sexto está en el horizonte. La incapacidad de Riot para dar con la tecla correcta lleva lastrando la salud del juego desde los primeros instantes del mismo y la última muestra de esto es que se ha tenido que eliminar una de las interacciones más interesantes de la definitiva del campeón.

Ryze ha tenido una E que rebotaba, una definitiva que le daba succión de hechizo y daño de área en el resto de habilidades, una pasiva que le aportaba daño extra a los básicos e incluso reducción de enfriamientos adicional de manera pasiva en otra de las definitivas. Riot ha probado de todo.

Precisamente este rework de la quinta temporada, en el parche 5.8 en concreto, fue el que puso por primera vez toda la carne en el asador por parte de los creadores del videojuego, llegando incluso a colaborar con Greyson "Goldenglue" Gilmer, un conocido profesional del juego. Nada de eso sirvió ya que ese Ryze, si se subía Prisión Rúnica de manera prioritaria, inmovilizaba cada pocas décimas de segundo al rival.

Kog'Maw y el rework temporal

Uno de los tiradores más peculiares del juego sufrió un severo cambio en el parche 5.22. Su W pasó a doblar la velocidad de ataque del campeón pero también el tope de dicha estadística, convirtiéndolo en una metralleta. Las itemizaciones a base de efectos de impacto fueron entonces muy populares, convirtiendo al campeón en una auténtica máquina de destrucción masiva.

En poco menos de un año, concretamente en el parche 6.19, estos cambios se deshicieron y condujeron al antiguo Kog'Maw. Sin comerlo ni beberlo habíamos vuelto una temporada atrás en el tiempo, demostrando la incapacidad del equipo de desarrollo para actualizar a Kog'Maw y teniendo que recurrir a las habilidades ya retiradas del juego.

A Quinn le quitaron a su compañero

Si llevas algo menos de dos años en el juego, no sabrás que Quinn era una especie de Nidalee. La definitiva le permitía pasar a usar a Valor y tener a su disposición otras tres habilidades distintas. Eso terminó y el halcón pasó a ser poco menos que un medio de transporte.

A pesar de ser un tirador, Quinn podía bucear entre las líneas enemigas para intentar acabar con un rival frágil con Valor y tener algo de daño sostenido en el otro perfil. El kit de habilidades incluso tenía bastante coherencia y eran casi imágenes espejo entre ambas transformaciones.

Tras el rework, Quinn perdió potencial y quedó como una especie de Gnar, un abusón en línea que podía sacar rendimiento a su 1v1 en el carril superior, pero que carecía del control de masas de un Mega-Gnar. Quinn logró ser la campeona más rápida del juego, pero a un precio muy alto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos