Compartir
Publicidad
Las claves de la crisis entre franquicias y Riot en la LCS NA de League of Legends
LoL - League of Legends

Las claves de la crisis entre franquicias y Riot en la LCS NA de League of Legends

Publicidad
Publicidad

League of Legends lleva casi nueve años siendo uno de los juegos más relevantes del mundo y alguno menos marcando el camino para los deportes electrónicos. La LCS norteamericana inauguró este 2018 una nueva etapa con franquicias, las cuales pagaron en torno a los diez millones de dólares para entrar en la competición. Tras un año, ya hay rumores sobre equipos intentando vender su plaza o como mínimo molestos con Riot. ¿Qué ha salido mal?

OpTic Gaming, Golden Guardians, 100 Thieves y Clutch Gaming debutaron el pasado mes de enero en la competición, acompañando a seis organizaciones que ya estaban en la liga. El primero es un club histórico de los deportes electrónicos y los otros dos cuentan con el respaldo de tres franquicias de la NBA como son Golden State Warriors, Cleveland Cavaliers y Houston Rockets. La apuesta económica ha sido importante, tanto por los nuevos equipos como por los que ya estaban.

Sin embargo, no todo parece ir de cara para Riot Games y según han desvelado William "Scarra" Li y Michael "Imaqtpie" Santana en su programa sobre League of Legends 'Beyond The Rift', más de una franquicia habría puesto su lugar en la liga en venta tras un único año de competición.

Equipos en déficit y jugadores sobrepagados

Durante el programa, en el cual estaba el ya retirado jugador y recientemente analista de LCK Alberto "Crumbz" Rengifo, se expusieron varios puntos relevantes sobre el porqué de este varapalo para la competición de Riot Games. El primero de ellos es que los equipos están en déficit, es decir, el balance entre ingresos y gastos es negativo.

Varias son las razones para que esto suceda. Por un lado, en el show se habla de una inflación elevada en lo que a salarios de jugadores se refiere, es decir, algunos jugadores estarían recibiendo un sueldo demasiado elevado respecto al rendimiento exhibido. Que hay estrellas de la liga recibiendo grandes sueldos en la LCS NA es algo conocido desde hace mucho tiempo, pero la llegada de las franquicias los habría doblado.

Según una encuesta realizada por ESPN en 2017, el sueldo medio anual de un jugador de la LCS NA estaba en torno a los 105 000 dólares al año. Algo más de 365 días después, ya dentro del modelo de franquicias, el por entonces mánager de Optic Gaming Romain Bigeard, desveló en una entrevista concedida a LiquidLegends que la media se encontraba ahora cerca de 320 000 dólares.

¿Fue Riot NA demasiado ambiciosa?

LCS NA Finales A pesar de acoger las finales en su estadio, Golden State Warriors/Guardians fue una de las decepciones de la temporada.

Es importante hablar de expectativas. En primer lugar, Riot valoró el precio de las plazas en su liga en esos más de 10 millones de dólares. Según se pudo saber después, el número de proyectos que presentaron candidatura a entrar en la LCS NA sobrepasaba el centenar. Es decir, más de cien organizaciones estaban dispuestas a pagar esa cifra a Riot Games, además de crear una plantilla para la competición.

Dichas organizaciones creían fielmente las expectativas creadas por Riot Games para con la LCS NA y estaban de acuerdo con el precio requerido. Esto choca frontalmente con que tras menos de un año haya equipos de dentro de la competición que desean abandonarla si consiguen un comprador para su plaza.

Eso sí, para estar dispuesto a pagar ese precio, es evidente que existe una voluntad de recuperar el dinero invertido; ya sea económicamente o deportivamente y en cuanto a repercusión se refiere. No hace falta estar dentro de una franquicia o de la competición para darse cuenta de que Riot no está cumpliendo lo acordado y puede que eso sea un factor que esté haciendo que algún equipo se quieran marchar.

Según el acuerdo, los equipos de la LCS NA recibirían un 32.5% del reparto de ingresos de la liga (un 16.25% para todos y el resto en función del rendimiento y objetivos). Entre las opciones de monetización de Riot Games entraban los objetos in-game de los diferentes equipos. Un año después, únicamente están los iconos que llevan con nosotros desde casi el comienzo de las LCS allá por 2013.

Por si esto fuera poco, basta echar un vistazo al canal de Youtube de lolesports para darse cuenta de que Riot Europa genera mayor cantidad de contenido sobre su liga que la división norteamericana. La sección 'This or That', el podcast 'The Dive' y las resubidas de 'NA LCS Tonight' y 'Countdown', post y previo de cada jornada, son los contenidos de la liga norteamericana.

Únicamente 'The Dive' aporta algo distinto a la experiencia de ver la jornada, mientras que en Europa, donde no ha habido franquicias esta última temporada, presenta un menú similar o incluso mejor. El 'Picks to watch' de Vedius, 'Flashback', 'Mic Check' o el podcasts 'EUphoria', además de vídeos puntuales son una oferta mucho más variada y consistente, de una región que a priori cuenta con menos recursos.

Los números no mienten: Summer fue un mal split

Datos Lcs NA Estadísticas de la LCS NA en 2018 y 2017 según Esports Charts.

Poniéndonos axiomáticos y si apelamos a los datos, es imposible vender como un éxito esta temporada de la LCS NA. A pesar de que en primavera aumentaron las audiencias con la llegada de las franquicias y la vuelta del mejor de uno, estas cayeron en picado en verano.

Por los 520 000 espectadores de máximo en verano de este mismo año, se ha pasado a uno de 430 000. No sólo eso, si no que además se ha producido un bajón de más de 7 millones de horas de competición consumidas, pasando de 29,32 a 22,06.

Se puede argumentar que CLG, TSM y Cloud9, los tres equipos con más fans de toda la región han atravesado una de sus peores temporadas competitivas de la historia, pero eso sólo habla del escaso interés generado por las nuevas franquicias de la liga. Ni todo el dinero del mundo parece poder comprar a nuevos fanáticos.

¿Y si todo es una estrategia para presionar a Riot?

El propio Romain Bigeard anunció ayer su salida de Optic Gaming, aduciendo "diferencias en torno al futuro del departamento de League of Legends" y terminando el mensaje con un elocuente "llevo cinco años en los esports y sigo creyendo en el LoL". Rápidamente se comenzó a pensar en Optic como en una de las franquicias que estarían dispuestas a vender su plaza en la LCS.

Esto fue desmentido horas después por Jacob Wolf, periodista de ESPN, e incluso decía que no tiene noticias de supuestas ventas de franquicias: "El rumor de que hay equipos de la LCS NA dispuestos a vender su plaza que comentaron el otro día Scarra y Imaqtpie no tiene nada que ver con la salida de Romain, de hecho he estado investigando sobre ese rumor y no encontré nada".

Travis Gafford, un reconocido creador de contenido de League of Legends y antiguo líder de Yahoo Esports ha comentado en un directo en su canal de Twitch que las franquicias tienen un período de permanencia en la liga de dos años, lo cual echaría por tierra los rumores de posibles ventas. Además, estimó el valor de las plazas en 35 millones de dólares como mínimo.

Parece lógico pensar que las diversas organizaciones de la LCS NA saben que Riot está en un momento de debilidad y que buscan aprovechar la coyuntura para sacar rédito, dándole un toque de atención a los impulsores de la competición.

Fotos de lolesports.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio