Compartir
Publicidad
Un bug arrebata la victoria a Giants Gaming
Ligas y competiciones de esports

Un bug arrebata la victoria a Giants Gaming

Publicidad
Publicidad

Giants Gaming consigue su segunda victoria en la LCS. El primer encuentro fue una victoria disputada para los gigantes que jugó de manera inteligente en torno a sus cuatro dragones elementales, dos de océano y dos de montaña, y el posterior ancestral. El segundo y definitivo mapa fue un repaso en toda regla de Giants al conjunto francés que se vio superado en todas las facetas del juego y selló su defunción con la muerte de Djoko en torno al minuto 26 que dió un Nashor definitivo a los de Lozark. Esta sería la crónica de la serie de no ser por un bug en la Orianna de Nukeduck que obligó a repetir la partida.

El jugador del carril central de Vitality solicitó pausa y revisión por parte de los árbitros ya que no podía ver la bola de Orianna, de la cual emanan la totalidad de las habilidades del campeón. 20 minutos de espera en el escenario tuvieron que aguantar los jugadores de ambas escuadras hasta conocer la decisión de repetir el partido.

Remake, pero no de mutuo acuerdo

Memento Memento, el jungla sueco de Giants, no daba crédito a la decisión de Riot Games.

En un primer momento Trevor "Quickshot" Henry comunicó por Twitter que ambos equipos habían acordado rehacer la partida, algo que se negó al instante desde Giants Gaming, entendiendo que era injusto comenzar de cero cuando los gigantes tenían un 23% más de oro, tres torres de diferencia y tres dragones en su haber, dos de ellos infernales. El conocido narrador borró el mensaje y rectificó, declarando que el remake se le ofreció al equipo afectado por el bug, Vitality.

Fueron momentos difíciles para Giants y en concreto para su entrenador. David "Lozark" Alonso mostró su descontento hacia la decisión de Riot Games a través de las redes sociales. El técnico considera que con 8.000 de oro de ventaja, dos dragones infernales y el Nashor en camino para sus jugadores, la ventaja era suficiente como para darles la victoria o al menos no rehacerla en igualdad de condiciones; pero el árbitro le dijo que la partida no estaba acabada.

¿Qué criterios se aplican en estos casos?

Ventaja Momentos inmediatamente anteriores a la pausa que conduciría al remake.

Se puede discutir muchísimo pero las reglas aplicadas en estos casos no dejan lugar a la especulación ya que solo se podrá adjudicar una victoria a un equipo en casos de este tipo siempre y cuando se cumpla alguno de los siguientes criterios recogidos en el apartado 7.10.8 del libro de reglas de la LCS, los cuales no se habían alcanzado en este encuentro:

  • La ventaja en oro debe de ser mayor a un 33%

  • La diferencia en torretas derribadas debe ser mayor de siete

  • La diferencia entre inhibidores destruidos debe ser igual a tres

Además en el apartado 7.10.5 se encuentra la respuesta a si deberían haber sido consultados a la hora de rehacer la partida:

"El equipo que sufra desventaja del bug será el que tome la decisión. Si el equipo acepta, la partida se volverá a empezar".

La máquina del tiempo no funciona en Europa

Hace un mes saltó la sorpresa con el uso de la herramienta bautizada por Riot como ChronoBreak. Se trata de una novedad en cuanto a competición se refiere ya que permite rehacer una partida desde el momento inmediatamente anterior a la aparición de un fallo de programación que afecte al desarrollo de una partida.

La máquina del tiempo apareció en el encuentro que enfrentaba a FlyQuest y Cloud9. Altec usó la definitiva de Miss Fortune y, para sorpresa de todos, la Lluvia de balas no tuvo interacción visual ni infringió daño a sus rivales. Tras una pausa de unos minutos se volvió al segundo anterior al fallo.

Mucha gente pidió lo mismo para el partido de Giants Gaming pero, por desgracia, este sistema solo está implementado en Norteamérica y se espera que hasta la temporada de verano no llegue al resto de regiones tal y como aclaró Riot España.

Nadie está contento...salvo Vitality

Vitality

Muchos rioters han empleado la frase "Nadie está contento con lo que ha pasado". Lo cierto es que con dos victorias en el bolsillo, los franceses muy tristes no estarán al ascender por encima de sus tres rivales por el descenso: Origen, que aún no conoce la victoria, Roccat que ayer sumó la suya ante los de xPeke, y evidentemente Giants.

Ayer comentábamos las claves del mal momento de Giants Gaming y el nivel mostrado por los de Lozark en los dos primeros mapas fue muy superior al de sus rivales por salvarse de la quema. El golpe moral para la organización española ha sido muy duro.

Riot Games tiene razones para reflexionar. Las normas se han seguido a rajatabla, pero cuando una gran cantidad de la opinión pública y el sentido común te dice que algo no ha sido del todo correcto quizás sea el momento de cambiar dichas reglas.

Por cierto, el bug de Orianna, o al menos uno muy similar, había sido reportado al soporte de League of Legends hace apenas dos meses:

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos