Publicidad

OpTic Gaming sobrevive a la compra de Inmortals y puede tener futuro en Call of Duty, pero no en League of Legends

OpTic Gaming sobrevive a la compra de Inmortals y puede tener futuro en Call of Duty, pero no en League of Legends
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No por esperadas ciertas noticias dejan menos calados en la industria. La compra de Infinite Esports & Entertainment, propietaria de OpTic Gaming y Houston Outlaws, por parte de Immortals Gaming Club se ha anunciado oficialmente, y con ello se ha confirmado que el club sobrevivirá a la criba en Call of Duty, pero no en League of Legends.

Por el momento, OpTic Gaming seguirá jugando bajo ese nombre durante la fase de verano en LCS, pero a partir de la próxima temporada todo cambiará para la vuelta de Inmortals. Sin embargo, la gran incógnita sobre qué pasará con la marca en la futura liga de franquicias de Call of Duty parece haberse solucionado.

Uno de los encargados del club ha dicho que quieren seguir manteniendo la marcar OpTic en el juego de Activision y que "trabajarán" con los encargados de la liga para "asegurarse" de que el club sigue tiene un rol importante en Call of Duty. No en vano, OpTic Gaming es uno de los nombres propios más importantes de la historia del competitivo en el juego de Activision.

Problemas en Overwatch League

Por otro lado, también hay una incógnita sobre lo que pasará con Houston Outlaws ya que –en teoría, al menos- también tendrá que cambiar de dueños. Inmortals posee los derechos de L.A Valiant, otro equipo de Overwatch League, y una sola entidad con dos franquicias podría crear suspicacias.

Con el fin de asegurar la integridad competitiva, como condición para aprobar esta fusión, Inmortals controlará a L.A Valiant y Houston Outlaws como entidades completamente separadas con una estrecha supervisión de la Oficina de la Liga. Creemos que esta fusión y este acuerdo operativo temporal es lo mejor para ambos equipos", ha explicado Pete Vlastelica, el presidente y CEO de Activision Blizzard Esports League, el sustituto de Nate Nanzer.

En términos monetarios, las cifras decían que la operación podría haber rondado los 35 o 40 millones de dólares solo en impagos de la propia franquicia. Además -según acaba de informar Jacob Wolf, periodista especializado de ESPN- a esa cantidad habría que sumar 10 millones más por el hueco en Overwatch League de Houston Outlaws que queda por pagar y 5 millones más por la plaza de LCS.

Costaba pensar que un club como OpTic Gaming fuese a desaparecer del todo, pero a pesar del movimiento en LCS, el muro verde intentará seguir compitiendo en Call of Duty. Al menos esa es la intención de sus dueños, ya que el nombre de las franquicias que estarán en la próxima liga de Activision son un misterio, de momento.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir