Compartir
Publicidad
Las 8 cartas que más nos gustan de Kobolds y Catacumbas
Hearthstone

Las 8 cartas que más nos gustan de Kobolds y Catacumbas

Publicidad
Publicidad

En apenas un par de días tendremos entre nosotros la nueva expansión de Hearthstone: Kobolds y Catacumbas. Las 135 cartas que la componen ya han salido a la luz y tras darle unas cuantas vueltas, os traemos las nueve en las que nos vamos a gastar el dinero, el polvo arcano y el tiempo para conseguirlas cosas.

Rhok'delar

Rok

Cada nueva carta que ha ido apareciendo de Cazador nos hacía que la mosca que teníamos detrás de la oreja fuera cada vez más ruidosa. Con la piedra de hechizo y "¡Ven Conmigo!" comenzábamos a tener claro que esta clase podría llegar a tener un arquetipo viable sin un solo esbirro, algo que vimos que podría tener alguna razón de ser tras obligarnos Hearthstone a jugar de esta manera en el enfrentamiento contra el Rey Exánime.

"Rhok'delar" es un arma 4/2 por 7 cristales de maná, lo cual es una auténtica bazofia en términos estadísticos, pero lo interesante está en su Grito de batalla. Si nuestro mazo no contiene esbirros nos llenará la mano de hechizos de cazador, los cuales nos permitirán desde limpiar mesa, a hacer daño directo, como también invocar esbirros para que luchen de nuestro lado. Un total de hasta 10 "robos" es algo que sobrepasa en valor a la carta. Será divertido ver como intentamos hacer funcionar este arquetipo.

Gruñido, el Sacudemundos y Elemental murmurador

Chaman

En un artículo de hace unos días comentamos la posibilidad de que Chamán pase a ser una clase un poco más control basándose en las mismas mecánicas que le hacen brillar en el midrange. Ahora toca hablar de otra cosa, en concreto de "Gruñido, el Sacudemundos", la nueva legendaria que podría alumbrar un arquetipo de otro tipo totalmente distinto en el cual los Gritos de batalla sean increíblemente vitales.

Otro indicio para pensar en esto lo tenemos con el Elemental murmurador, un esbirro 1/1 de coste 2 que hace que el siguiente Grito de batalla se active dos veces. Sería interesante cambiar totalmente los esquemas de una clase que ha pasado de las sobrecargas a evolucionar, sin haber despuntado una variante atractiva como es la de elementales.

Rompeocasos

Dragon

Tras un tiempo de penurias para el Sacerdote, Hearthstone le dio cartas más que interesantes con el Caballero de la Muerte de Anduin y "Raza el encadenado". Razakus se ha convertido en una de las barajas más populares tanto de ladder como de torneos, llegando a ser usado por 13 de los 16 mejores jugadores de la pasada DreamHack Suecia. Con el fin de esta baraja tras el cambio de año estándar a principios del próximo año, puede que tengamos claro lo próximo a lo que se va a agarrar el Sacerdote. A los dragones.

Lo cierto es que estos animales mitológicos siempre se llevaron bien con el Sacerdote, pero este 2017 esos tiempos pasaron a mejor vida. Con la llegada del "Rompeocasos", un esbirro 3/3 por 4 manás que inflige 3 de daño a todos los esbirros si tenemos un dragón en la mano tenemos una de las mejores limpiezas de área de ese coste, además de un muñeco en mesa que no tiene mal cuerpo. Muchos jugadores la califican de counter al aggro y al midrange.

Sonya Danzasombras

Sonya

La baraja más potente del final de la última expansión de Hearthstone, Caballeros del Trono Helado, recibirá algún mimito interesante con Kobolds y Catacumbas. Me refiero a Pícaro Tempo, un mazo que consiguió sacar partido al "Príncipe Keleseth", una de las legendarias más discutidas del pasado set, y ha llegado a ser usado por el 94% de los jugadores del top 16 de la Dreamhack Suecia.

"Sonya" nos permitirá tener copias 1/1 de Pesadillas óseas, Destripadoras o del mismo Keleseth haría crecer muchísimo a este arquetipo. Mucha gente puede pensar que es muy fácil acabar con esta carta al ser todo un "pararrayos" pero lo cierto es que es posible sacarle rentabilidad durante el mismo turno en el que se juega. Incluso una variante miracle podría ser muy interesante con esta carta.

Lynnessa Penasol

Lynnessa

Una de las misiones que mejor apuntaban y que menos resultado dieron de Viaje a Un'Goro fue la de Paladín. Usar hechizos sobre un esbirro propio para mejorarlo es una mecánica que pertenece a esta clase desde tiempos inmemoriales y aunque "Galvadon" es una recompensa apetecible, tampoco es de las mejores. Necesitábamos un incentivo más para usar este arquetipo.

"Lynnessa" es la nueva legendaria que recibe la clase y encaja perfectamente en ese hueco que más de uno habíamos visto en el mazo. No será difícil lograr un esbirro 12/12 con Provocar y Escudo divino por 7 cristales de maná, algo que puede ser otro punto a tener en cuenta para jugar con una de las misiones con menos éxito de las nueve clases.

Armero Bigotes Secos y Aluvión temerario

Armore

Si "Rompeocasos" era una carta que dará algo de miedo a los mazos agresivos, "Aluvión temerario" también causará estragos en base al daño en área que aporta. Perdemos la armadura que tengamos, sí, pero es la otra limpieza eficiente que tiene la clase además del A dormir con los peces. "Armero Bigotes Secos" es un esbirro 2/2 de coste 2 que por regla general aportará de 2 a 4 puntos de armadura a nuestro héroe. Un combo interesante.

Guerrero parece haberse limitado a usar provocares y jugar la misión, algo suicida en este actual metajuego con Razakus y Jades o a tirar de la variante agresiva de los piratas. Que volvamos a ver armadura y muchas cartas con la nueva palabra clave de la expansión, reclutar, lo cual nos permitirá jugar una especie de Big Warrior basado en esbirros potentes, hace que tras el nuevo año de estándar pinte bien el Guerrero Control.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos