Publicidad

xIsma: "Aunque es un problema para los pros, Fortnite necesita novedades cada semana"
Fortnite

xIsma: "Aunque es un problema para los pros, Fortnite necesita novedades cada semana"

Publicidad

Publicidad

La Intel Extreme Masters de Katowice es una cita en la que están dos de las sagas históricas del mundo de los esports como son Counter Strike y Starcraft. Sin embargo, también hay espacio para novedades que ya se han convertido en una realidad en los deportes electrónicos; como es Fortnite. Ismael "xIsma" Barragán ha sido uno de los pocos representantes españoles en el Katowice Royale.

Malagueño y jugador de Vodafone Giants, Ismael está disputando una de las mayores citas competitivas de la historia del battle royale de Epic Games al lado de un paisano suyo y uno de los jugadores más reconocidos del juego, Lolito. Con él hemos podido charlar en medio de una de las largas sesiones de juego producto del formato del torneo.

Lo que más llama la atención de este Katowice Royale y del Fortnite competitivo en particular son las jornadas maratonianas que tenéis.

Son jornadas largas. Desde prácticamente las dos hasta más de las siete de la tarde estamos jugando; sin apenas descanso. Nos dan ocho minutos, lo mínimo para ir al baño y estemos preparados para la siguiente partida.

¿Cómo se afronta un formato con tantas horas y tantos partidos?, ¿es posible que incluso haya momentos en los que pensáis en dosificar?

Lo que no hay que hacer es ponerse nervioso y venirse abajo por una mala partida. Lo bueno de este formato es que te permite pasar de "qué mal he planteado el *early"*, a ver en qué has fallado y buscar mejorar para la próxima.

Por ejemplo, la primera partida siempre es de tanteo. Se intenta ver dónde han caído cada uno y qué tácticas se usan.

Claro, porque al final, este torneo es como una gran burbuja en la que están los mejores jugadores del mundo. ¿Es posible que el metajuego evolucione incluso durante el fin de semana?

Sí, claro. Ayer mismo metieron el parche nuevo, en el cual se cambia una parte de la zona superior derecha del mapa, y nos estamos adaptando aún a eso.

Sin embargo, el meta es el mismo. La clave es hacerte con muchos objetos de movilidad, porque aquí la gente es muy buena y cuando el círculo se va cerrando, hay muchos jugadores aún. Estos objetos son los que te permiten ganar la altura en esos duelos y tener ventaja respecto a los demás.

Al igual que tu compañero de dúo aquí en Polonia, tú también sueles realizar muchos streamings. La sensación es que, mientras en otros juegos como League of Legends el streaming es más de chill, en Fortnite siempre es un entrenamiento para vosotros.

Claro. Tú piensa que no hay un competitivo como tal en Fortnite y que todas las partidas son igual de importantes. Además, como el meta cambia cada semana, no sirve de nada aislarse para prepararse durante unos días.

Fuiste el ganador del primer Gamergy Open de Fortnite. ¿Ha cambiado mucho el competitivo desde entonces?

Ha cambiado una brutalidad. Desde aquel verano hasta ahora hay muchas cosas que han cambiado. En cuanto a jugadores, estos han subido muchísimo su nivel desde aquel mes de junio. En cuanto a jugabilidad también han tocado cosas; e incluso el mapa ya no se parece en nada.

Este año parece que va a ser muy especial para Fortnite, sobre todo por la World Cup. ¿Qué opinión tienes del Mundial que arranca este 2019?

Por lo que han dicho, va a ser impresionante. De primeras, habrá unos clasificatorios semanales bastante potentes. Le vamos a dar durísimo para clasificarnos.

En el torneo está compitiendo Myth, uno de los jugadores más críticos con Epic Games por su tratamiento al ámbito competitivo, incluso hasta el punto de amenazar con crear una asociación de jugadores profesionales. ¿Qué opinas de este asunto?

Estos cambios que hacen de un día para otro, y más con un torneo tan importante como este en Katowice de por medio, no es lo óptimo para los jugadores.

Para la audiencia sí. Cuantas más novedades y más viralizables, más entretenimiento tendrán... Pero yo creo que para que nosotros creemos contenido y para que el juego tenga vida, es necesario que haya muchos cambios cada semana. Para el juego es bueno.

Fortnite va a introducir un sistema de marcado y ya se rumorea una posible nueva mecánica de resurrección. A pesar de que haya que repartir el pastel de los battle royale, ¿es bueno para Fortnite la existencia de Apex?

Es bastante bueno, claro. Antes no había ningún otro juego con la capacidad de hacerle sombra. Esto hace que Fortnite se ponga las pilas para arreglar cosas que estaban mal, o incluso añadir novedades necesarias para que esto siga creciendo.

Fortnite tiene la peculiaridad de que gran cantidad de los jugadores profesionales son también streamers. Los más grandes ya han dicho en alguna ocasión que no les compensa acudir a torneos a causa de todo lo que pueden perder en visitas. ¿Cómo ves este asunto?

Es un tema personal. Cada uno tiene que ver qué es lo que más les compensa y más les llena. A mi me gusta la competición, es mi sueño desde pequeño, al igual que venir a estos eventos tan grandes.

Evidentemente, un torneo de Fortnite requiere a 100 jugadores sobre un escenario, mientras que otro como CS:GO, únicamente tiene a 10. Esto implica un enorme despliegue de técnicos y árbitros detrás de vosotros, ¿te sientes arropado o vigilado durante las partidas?

Hay varios, sí. Nos sentimos tanto vigilados como arropados. Si necesitamos cualquier cosa, acuden muy rápido a ayudarnos. Por cada fila de jugadores hay muchas personas y están pendientes de arreglar todos los problemas que sucedan.

Mientras en otros esports, quizás sólo tienes contacto contra otros jugadores cuando juegas contra ellos, en Fortnite vais los 100 en pack. ¿Hace esto que se favorezcan las relaciones entre vosotros?

Hombre, los ingleses tienen su comunidad y los españoles la nuestra, pero hay varios de ellos que tienen trato con nosotros. En general, toda la comunidad de Fortnite son buena gente. Hay buen rollo.

Foto de Vodafone Giants.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir