Compartir
Publicidad
Battle Royale: ¿subgénero del shooter o su futuro?
Fortnite

Battle Royale: ¿subgénero del shooter o su futuro?

Publicidad
Publicidad

Con los rumores de que tanto 'Call of Duty' como 'Battlefield', posiblemente los dos títulos más grandes del género shooter, presentarían en sus nuevas entregas un modo Battle Royale, es evidente que, como mínimo, algo se está moviendo en los videojuegos competitivos y en la industria del videojuego.

Esa explosión se produjo hace algo más de un año, con la salida al mercado de 'PUBG', preparando el terreno para un segundo terremoto mucho más reciente gracias a 'Fortnite'. Nos detenemos mucho en los números de estos dos mastodontes tanto en ventas como en espectadores en Youtube y Twitch, ya que está cambiando la forma en la cual los jugadores compiten y ven a otros competir, pero también está alterando el desarrollo de videojuegos.

Pero, ¿qué tienen los Battle Royale que los haga tan especiales?, ¿qué es lo que motiva al jugador a invertir tanto tiempo y dinero en este subgénero?

Un universo por explorar

Los juegos del género First person shooters, o FPS, llevan existiendo desde 1974, momento en el cual apareció 'Maze War', el cual también es considerado padre de los juegos multijugador con la posibilidad de conectar hasta 32 usuarios. Los juegos de disparos en tercera persona son incluso más antiguos, ya que el 'SpaceWar' de 1962, título considerado como el primero en alumbrar un torneo de videojuegos, es en definición un TPS.

Tras ellos, muchos sentaron las bases e hicieron evolucionar el género de los juegos de disparos. Podemos citar a 'Doom' y 'Wolfenstein', por integrar gráficos 3D, historia y características que han llegado hasta hoy como los paquetes de salud; pero también a 'Unreal Tournament', 'Quake' o '007 Goldeneye' por refinar todo esto y llevarlo al multijugador o incluso 'Bioshock' por incluir temas relevantes y casarlos con las mecánicas de juego.

Cada nuevo juego quería añadir algo, buscando revolucionar un género que no ha dejado de abrazar los cambios. 'Counter Strike' tiene unas mecánicas sólidas que perduran hasta nuestros días, 'CoD 4: Modern Warfare' instauró las rachas y ciertos aspectos de personalización que han marcado la última década en el género.

Sin embargo, el Battle Royale toma el esqueleto de los shooters actuales y lo aplica a un set de reglas distinto, a un "sólo puede quedar uno". Es un nuevo mundo por explorar en el intrincado entorno del jugador contra jugador. Es un género fresco y emocionante en el cual los desarrolladores ponen a prueba su talento. Tanto a nivel artístico como técnico un Battle Royale es extremadamente difícil de hacer bien.

¿Por qué ahora?

Minecraft En 2012 todos vimos como Youtube se llenaba de vídeos de "Los juegos del hambre".

Llevamos un año viendo a PUBG y algo menos a Fortnite allá a donde miremos, pero si la idea era tan sencilla, ¿por qué no se ha hecho antes?

El primer Battle Royale que se recuerda es mod de Minecraft de 2012. Los juegos del hambre, la saga de películas protagonizada por Jennifer Lawrence, sirvió de inspiración para una modificación para el sandbox de Mojang de mismo nombre que "lo petó" en Youtube allá por 2012. También son conocidas por mucha gente las modificaciones del simulador militar ARMA que acabarían siendo DayZ y la que estaba a cargo de Brendan Greene, que sentó las bases de PUBG.

Sin embargo, la idea base que incluso pone el nombre de Battle Royale data de principios de siglo, con la película y libró homónimos procedentes de Japón. El "¿por qué ahora?" se debe a que la tecnología requerida es extremadamente compleja. Mantener a 100 personas interactuando en la misma partida, la cual se desarrolla en un mapa gigante con objetos apareciendo en diversas zonas no es tarea fácil. Establecer una respuesta rápida de los servidores, hasta hace bien poco era prácticamente imposible.

Juegos que funcionan con una respuesta buena en un entorno de 6 vs 6 o 20 vs 20 no pueden soportar la carga de 100 jugadores, y ni hablar de bajar los jugadores a 50 y el mapa reducirlo a la mitad, ya que si se corre el riesgo de perder la esencia, dando la sensación de que estás en un deathmatch sin respawn.

Los avances tecnológicos y lo que se ha aprendido de los pioneros del género hacen posible que los estudios que quieren darnos una experiencia a nivel 'Call of Duty' o 'Battlefield' estén un paso más cerca de adaptar su juego a este modo. Pero también es importante reseñar que Activision y Electronic Arts pueden usar a 'Fortnite' y 'PUBG' como estudios de mercado de terceros. Es lo que la gente quiere y los mayores transatlánticos del género no pueden permitirse que sus usuarios busquen "eso" fuera.

El camino lo ha pavimentado la industria

Desde hace ya una década, la popularidad de los juegos PvP se ha ido incrementando, y con ello, el mercado se ha ido centrando en este tipo de experiencias, desplazando a lo que conocemos por campañas. La razón no es otra que la gran cantidad de ingresos que generan, ya sea con cosméticos o con las archiconocidas cajas de botín.

Estamos presenciando lo que distintos tipos de jugadores buscan desde hace tiempo en una experiencia PvP. Los Battle Royale están diseñados para aprovecharse de los gustos actuales: mecánicas de alto riesgo-alta recompensa, dinamismo, momentos de tensión o una narrativa emergente codiciadísima por los creadores de contenido, ya que ninguna partida será igual a la anterior. Por encima de todo está un gran ritmo de juego (aunque en algunos casos ha llevado tiempo llegar a un ritmo aceptable, y a otros les queda).

Hay infinidad de elementos de diseño que encontramos en los juegos de este subgénero que son agradables para el usuario, Pero también existe una creciente frustración con muchos juegos multijugador que no se ve presente con tanta fiereza en los Battle Royale: no son necesariamente juegos de equipo.

Con los juegos PvP de éxito, generalmente siempre tienes un elemento de equipo; ya sea en Overwatch o en League of Legends, dependes de tu equipo para ganar o perder. A menudo se produce un fenómeno que va en contra de la satisfacción del usuario, ya que es posible y usual perder a pesar de que hemos jugado bien por ese factor casi incontrolable. ¿Por qué se me penaliza si he hecho lo que el juego me dice que haga?

La que se viene

Esperad más juegos Battle Royale. Estamos lejos del punto de saturación del mercado, ya que se habla del género muy por encima del número de títulos aparecidos hasta la fecha. Y esperad modos Battle Royale en vuestros shooters favoritos. Al igual que pasó con las rachas de bajas o con los vehículos, ahora le toca a este todos contra todos con tintes de supervivencia.

Ahora mismo la oferta es limitada, y la demanda es enorme. A pesar de que muchos podamos pensar “Otra vez no, ¿va a ser todo Battle royale?”, no temáis, porque esto ya ha pasado antes con los juegos multijugador, y antes de ello con los juegos 3D. Esperad más Battle Royale, pero no temáis por vuestras experiencias únicas, el mercado es enorme y siempre habrá un juego que te llene. Solo hay que probar.

Idea y texto original de SdeIncógnito.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos