Compartir
Publicidad

El St. Pauli, histórico equipo antifascista alemán, desembarca en los esports

El St. Pauli, histórico equipo antifascista alemán, desembarca en los esports
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El St. Pauli, club polideportivo alemán cuya división más importante es el fútbol, con un equipo en la segunda división de la Bundesliga, acaba de anunciar sus planes para entrar en los deportes electrónicos con FIFA como punto de partida. En un mundo de cifras como son los esports, su entrada podría no significar mucho, pero el St. Pauli es mucho más que la división en la que juega.

Más de 20.000 socios y cerca de 300 clubes de fans en todo el mundo son cifras que mueven los equipos con cierto fuste del mundo del deporte. Sin embargo el St. Pauli alemán no ha conseguido grandes títulos ni ha competido en las mejores competiciones como para lograr ese apoyo tan multitudinario; de hecho siempre ha estado a la sombra, deportivamente hablando, del Hamburgo.

La razón es su compromiso social. De unos inicios en los que el club admitió socios judíos hasta 1940, siete años más tras la prohibición en 1933 por parte de la llamada "cláusula aria", pasando por la pionera recogida en sus estatutos hace más de 30 años de la prohibición de símbolos fascistas, racistas y homófobos en sus gradas, a la actual participación en campañas en favor de jóvenes en riesgo de exclusión o de los refugiados en la crisis migratoria de 2015.

Su compromiso social llega a los esports

El club ha presentado este medio día sus planes para con los deportes electrónicos, con varios pilares entre los que se encuentra su participación en la eBundesliga de FIFA (competición del simulador de fútbol de EA de la liga alemana), pero también multitud de iniciativas con los jóvenes aprovechando la popularidad de los videojuegos. Martin Drust, jefe de marketing del St. Pauli deja clara la intención del equipo: "En pocas palabras, no queremos hacernos con los trofeos, sino con los corazones de la comunidad".

Los campamentos para niños y jóvenes, con especial interés integrador para con las mujeres, y con los videojuegos y el fútbol como vehículos conductores. También se realizarán talleres para padres que no conozcan los deportes electrónicos y reconozcan tanto los beneficios como los peligros del medio, así como proyectos que combinen deporte tradicional y realidad virtual. Todo ello se concretará el próximo mes de julio, cuando el Millerntor Stadium albergue el Congstar Mobile Gaming Festival.

"Estamos convencidos de evaluar y, cuando sea apropiado, usar toda plataforma para agregar relevancia a los valores del FC St. Pauli. Es por ello que hemos estado trabajando en este tema durante más de dos años, hablando con todo tipo de actores dentro de los deportes electrónicos, porque queríamos averiguar primero si los valores del FC St. Pauli y de los esports realmente encajan", explica Martin Drust antes de asegurarlo: "Creemos que hay grandes puntos en común y que también podemos agregar valor que va más allá de los deportes tradicionales en los deportes electrónicos, al fin y al cabo todos son juegos".

Fuente: fcstpauli.com

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio