Compartir
Publicidad
Los problemas del FIFA competitivo para establecerse como deporte electrónico
FIFA

Los problemas del FIFA competitivo para establecerse como deporte electrónico

Publicidad
Publicidad

El FIFA es uno de los juegos que más repercusión y más seguimiento tiene cada vez que llega su fecha de lanzamiento, normalmente a mediados de septiembre, que es cuando empiezan las grandes ligas de fútbol en todo el mundo.

Pasan los años y pase lo que pase sigue dominando el sector de los simuladores de fútbol por encima del PES. Es cierto que este año hemos asistido a una pequeña recuperación en cuanto a números del juego de Konami, pero aún está muy lejos.

Este poderío y dominio le han convertido en un juego que es muy bueno y uno de los principales potenciales para convertirse en un esports de renombre. Tiene una comunidad grande, un gran número de jugadores…

Sin embargo, estamos viendo como le está costando hacerse un hueco importante dentro de los deportes electrónicos. Su último torneo celebrado en Barcelona no tuvo una gran respuesta por parte del público, ni de forma presencial, ni online.

¿Cuál es realmente la causa de esta situación? Lo cierto es que es muy difícil entender porque un juego funciona como esport o no, el ejemplo más claro es Clash Royale, pero a continuación os dejamos una serie de motivos de estas dificultades.

Es un juego que cambia cada año

Uno de los principales problemas a los que se tiene que enfrentar FIFA es que se trata de un juego que cambia cada año por completo, algo que es perjudicial por dos grandes motivos.

En primer lugar no permite tener una línea continua por parte de los jugadores, seguidores y aficionados. Es decir, cada año que pasa es necesario adaptarse a todas las novedades que decida cambiar EA, lo que hace que ciertos jugadores beneficiados y otros se vean perjudicados por el estilo de juego de cada año.

Al mismo tiempo las actualizaciones que incorporan en el juego no son demasiado grandes. Simplemente están destinadas a introducir algún cambio visual, corregir errores…, al menos la mayor parte de ellas.

Esto provoca que muchos jugadores y usuarios se aburran aproximadamente sobre enero y febrero porque termina siendo siempre lo mismo. Además, si has cometido grandes errores en el propio juego es muy complicado.

Falta una estandarización

No todos los juegos son iguales, no todos los esports deben ser tratados de la misma manera, pero si es necesario que dentro del mismo ambito exista una estandarización. Esto FIFA no lo tiene.

Es cierto que este año ha intentado crear una competición propia y gestionada por EA como oficial donde se han impuesto los uno contra uno, versión que más generalizada esta dentro de este juego.

Sin embargo, seguimos viendo competiciones, por ejemplo la VFO en España, que han decidido montar una competición donde compiten once contra once en el mismo partido, algo que puede ser caótico.

También se han visto competiciones, pocas y pequeñas, de tres contra tres. Es necesario que todas los torneos vayan enfocados hacía el mismo camino para que tanto el aficionado como el jugador puedan tener una regularidad.

Imita a un deporte

Si quiere ver fútbol, me voy a ver el de verdad, es algo que se ha escuchado muchas veces en relación a los torneos de FIFA. Esto es un problema y una ventaja. Al imitar una practica tradicional lo cierto es que ha conseguido grandes apoyos de equipos de fútbol, de jugadores profesionales…

Pero no deja de ser un deporte virtual. Esto genera el debate y el problema de que los aficionados al balompié ya tienen esa necesidad y esa satisfacción cubierta con las retransmisiones deportivas habituales, por lo que no necesitan consumir FIFA competitivo para nada.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos