Publicidad

Astralis no se cansa de ganar y vence en las Blast Pro Series de Sao Paulo

Astralis no se cansa de ganar y vence en las Blast Pro Series de Sao Paulo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Decía el histórico delantero inglés Gary Lineker que: “el fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan 11 contra 11 y siempre gana Alemania”. Pues bien, si intentamos trasladar este enunciado a Counter Strike: Global Offensive saldría algo así como: "el CSGO es un videojuego en el que juegan 5 contra 5 y siempre gana Astralis".

Antes de que llegue a Madrid el mejor Counter Strike del planeta gracias a las Blast Pro Series, este circuito tiene otras dos paradas previas. Miami llegará a mediados de abril y Sao Paulo acogió ayer mismo la final del primero de ellos. Seis equipos fueron citados en la ciudad carioca en la enésima exhibición danesa y una demostración de que MiBR no es profeta en su tierra.

MiBR decepcionó al público brasileño

Uno de los máximos atractivos de la cita era ver a MiBR tras su gran trabajo en la pasada IEM Katowice. Gabriel "FalleN" Toledo se vistió de Capitán América para gritar "vengadores reuníos" y juntar otra vez a los cinco integrantes que hicieron de esa alineación recordada por todo el mundo, el mejor equipo del globo hace unos años. Sin embargo, un balance de cinco derrotas en cinco partidos empañó la reunión de MiBR con el público brasileño.

FaZe y NiP acabaron su participación en el torneo con el quinto y cuarto puesto en el grupo. La verdadera pelea estuvo entonces entre ENCE, la sensación finlandesa de la IEM Katowice, y los norteamericanos de Team Liquid. Ambos buscaban ese segundo puesto que daba derecho a disputar la final y ambos llegaron a la última jornada, la que les enfrentaba, con un balance de tres victorias y una derrota, siendo esta contra Astralis.

Esa igualdad supina cristalizó en un empate en Overpass que, según las reglas del torneo, no implica overtime. Con ese empate a todo, incluso en el duelo directo, fue necesario recurrir al balance de rondas ganadas y perdidas durante las cinco jornadas que duró la fase de grupos para decidir que era Liquid quién jugaría con Astralis por el trofeo de la Blast Pro Series de Sao Paulo. ENCE tenía el consuelo de disputar el Pro Standoff, una especie de Showmatch contra MiBR que les hizo embolsarse 20.000 dólares.

El resultado de la final es engañoso, porque un 2-1 haría pensar que hubo más disputa de la que realmente se vivió. Team Liquid se anotó el primer mapa, Dust II (13-16), gracias a un juego coral y a que tanto Gla1ve como Dupreeh no estuvieron para nada acertados. Inferno (16-8) ya mostró a un Astralis muy fuerte pero el colofón fue Overpass (16-2) que se decidió antes del descanso con un colchón de 13 rondas para Astralis en el lado terrorista. Se están quedando sin sitio en la vitrina.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir