Publicidad

Artifact está perdiendo jugadores a un ritmo incontrolable, y las reviews no invitan a la esperanza

Artifact está perdiendo jugadores a un ritmo incontrolable, y las reviews no invitan a la esperanza
Sin comentarios

Publicidad

Valve lleva mareando la perdiz con 'Artifact' desde hace más de un año. Normal cuando es el primer juego en mucho tiempo de una compañía que hasta hace poco se caracterizaba por lanzar un bombazo tras otro. La realidad de su juego de cartas es, sin embargo, una historia muy distinta.

Tras unas semanas en el mercado, la sangría de jugadores es bestial, y de los casi 61.000 usuarios que alcanzó en su segundo día a la venta, la cifra ha caído ya hasta casi 8.000. Una curva descendente que día tras día sigue reduciéndose y que, sin un freno que la estabilice, pronto podría poner en apuros al juego de Valve.

La falta de un sistema de progresión, un meta dominado por mazos y cartas muy desbalanceados, una preocupante falta de modos de juego y, por encima de todo, la siempre eterna sombra del pay-to-win, son las claves del fracaso de un juego que nos tenía emocionados a muchos.

Según la comunidad, sólo un buen repaso que sepa adaptarse y ponerse a la altura de lo que en esencia es una gran idea, y la posibilidad de cambiar de modelo de negocio para saltar al free-to-play, parecen la solución a un goteo constante de críticas que no van a ayudar a que esos números se recuperen.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir