Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuatro juegos retro que podrían haber sido un esport con todas las de la ley

Cuatro juegos retro que podrían haber sido un esport con todas las de la ley
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La popularidad tan enorme que han adquirido los deportes electrónicos durante estos últimos años se debe a títulos como League of Legends y Dota 2 o a Quake y Starcraft cuando se rozaba el cambio de milenio. Internet ha hecho que los multijugadores se hayan refinado y adaptado a un entorno competitivo con millones de dólares en juego.

En estas líneas vamos a tirar de nostalgia y a centrarnos en esos juegos que hoy en día podrían haber sido un perfecto esport de haber tenido la posibilidad de desarrollar una infraestructura como las que Valve, Riot Games o Blizzard tienen para sus títulos.

007, licencia para competir

Goldeneye La diversión a pantalla partida de la mano de James Bond

El mismo mes y año en el que se estrena la célebre y longeva serie de animación para adultos South Park, Rare sorprende al mundo con un juego de disparos llamado 007 Goldeneye, basado en la película del mismo título, que revolucionó el género al permitir mover la visión en primera persona con el Control Pad sentando las bases de lo que hoy es imperativo en todos los shooters, el joystick derecho para dirigir la cámara.

Podemos hablar también de los ocho millones de copias vendidas o de las excelsas críticas que tuvo el juego en su día, pero por lo que de verdad está aquí es porque su vertiente multijugador que aún a día de hoy mucha gente recuerda con cariño por su profundidad y exigencia.

Explótame, Explótame, Expló

Bomberman Simple y efectivo. El primero que comete un error pierde

Bomberman es una de las sagas de videojuegos más extensas y con más secuelas, remakes y remasters de la historia. El primer juego aparecido en la mítica NES era para un solo jugador y hubo que esperar a la secuela para poder enfrentarse rivales humanos.

Cumple una de las máximas de muchos esports. "Fácil de jugar, difícil de masterizar". Un solo fallo ya sea de posicionamiento propio o de las bombas hace que se acabe la partida. La versión más reciente, Super Bomberman R para Nintendo Switch, ya contempla unas interesantísimas funcionalidades online que hacen que los piques no sean solo con gente a tu alrededor.

Nunca un Frisbee dio para tanto

El sistema Neo Geo alumbró una barbaridad de títulos deportivos de calidad como Super Sidekicks o Street Hoops que hicieron las delicias de muchos en los salones recreativos, pero también unos deportes futuristas y alocados tuvieron cabida en su catálogo. Es el caso de Windjammers, de aspecto simple y control con dos botones, joystick aparte, que ponía a dos definidos atletas frente a frente intentando anotar goles con un disco volador.

La profundidad que ocultaba el título era superlativa y salía a la luz cuando se jugaba con otro rival humano. Existe un proyecto para volverlo a la vida con un remaster para PS4 que acaba de anunciar su fase beta, contando en el juego final con partidas online clasificatorias y diversas ligas. Puede ser un pelotazo.

Destreza y estrategia a partes iguales

Destrega La pelea en tres dimensiones de Destrega era espectacular

No podría faltar un título de peleas como este de Omega Force, estudio conocido por su filia por los musou como por ejemplo Dynasty Warriors. PSX vio con Destrega como las peleas no tenían que ser ni en dos dimensiones ni solo en distancias cortas ya que las "magias" eran una parte troncal de unas luchas que enmascaraban a la perfección la naturaleza piedra, papel, tijeras que regía las mecánicas del juego.

El que los personajes se especialicen y sean más efectivos según quien tengan enfrente es uno de las bases de muchos deportes electrónicos de la actualidad. Su apartado visual era más que resultón para la época y quizás una plantilla de personajes más extensa sumado a quizás alguna mecánica adicional harían que hubiese sido carne de competición.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos