Compartir
Publicidad
Una comunidad solidaria y hermandada reúne 80.000 euros contra el cáncer infantil en el Torneo Benéfico de Ibai
Xataka Esports

Una comunidad solidaria y hermandada reúne 80.000 euros contra el cáncer infantil en el Torneo Benéfico de Ibai

Publicidad
Publicidad

El Torneo Benéfico organizado por Ibai Llanos en colaboración la LVP y el evento Fun & Serious Game Festival tenía la pesada carga de superar una primera edición que consiguió cifras inimaginables en un primer momento. 2018 debía ser mejor, lo quería su organizador, y se puso manos a la obra una vez más para llevarlo a cabo en las mejores condiciones posibles. El torneo contaba con todos los ingredientes para hacer de él algo histórico, porque además de la solidaridad como cabeza de cartel, también tenía competitividad, viejas rencillas y de las risas se encargó la dupla de comentaristas vascos encabezada por Ibai y secundada por Ander Cortés.

Los números finales hablan por sí solos y se reunieron para ver el evento una media superior a 40.000 usuarios, con un pico de audiencia de 52.000. Más allá de los espectadores congregados, lo que era verdaderamente importante, lo que había motivado la creación de esta segunda edición, fueron los más de 80.000 euros que tendrán como destino final el Hospital San Juan de Dios de Barcelona, en concreto la SJD Pediatric Cancer Center, que llevan años combatiendo el cáncer infantil.

Ganas de donar

Durante el primer día de evento la barra de progreso, instaurada en 70.000 euros, se quedó peligrosamente cerca del 50 por ciento y cerró una primer jornada muy prometedora para la causa. Los más de 30.000 euros en 10 horas de «streaming» dejaban visto para sentencia los números de 2017, pero el objetivo real estaba mucho más allá. Ibai confesó el domingo que no creía del todo en que se fuera a cumplir la meta propuesta en un principio, pero la comunidad volvió a sorprenderle -a él y a todo el mundo, en realidad.

El último día se pudo ver una noble pelea por el primer puesto en el ranking de mayores donantes. Guilean -actual programador y extrabajador de LVP y Riot Games- mantuvo una encarnizada batalla con varios usuarios y superó los 2.000 euros, pero no fue el único, y hasta tres personas más pasaron esa misma barrera. La fiesta de la solidaridad incluyó a personalidades de todo tipo, equipos profesionales y creadores de contenido -aunque alguno se resistió en un principio.

Con un Ibai casi imberbe, al que ya le asomaba la sombra de una barba, las excusas para que la gente se animara a donar eran de toda índole. Ernesto “BarbeQ” Folch, comentarista de LVP, se jugó una barba de varios años si la cifra final alcanzaba más de 73.000 euros, algo que quedó completamente superado. “El Contable” -más conocido como Dani "LVPKraniel" Flores- se dejó dar un tartazo cuando a pocas horas para el final animó a una nueva donación de 500 euros que terminó llegando; una iniciativa a la que también se sumó Cristian “Future” Duarte, «caster» de LVP.

fun and serious 2018

Con la cifra ya sobrepasada, el reto estaba en llegar a la siguiente decena, lo que se desconocía era que todavía quedaban algunas cifras importantes por llegar y que los 80.000 euros estaban más que asegurados. Mario “Motroco” Martínez, exjugador profesional y ahora parte de Movistar Riders, se jugó la cabellera y un beso con Ulises Prieto con todo el pescado vendido y dio lugar a uno de los momentos más bellos del evento. Las suscripciones en Twitch durante el torneo benéfico no sumaban visualmente, pero sí lo hacían en el recuento final. Más de 1.300 en apenas 20 horas de directo, que cerraron una recaudación total superior a los 80.000 euros.

Willyrex, un fenómeno indiscutible

Cuesta imaginar el impacto de una persona influyente hasta que lo ves en directo. Puedes hacer ejercicios de abstracción y pensar que en el nuevo San Mamés caben más de 50.000 personas, una décima parte de los seguidores que tiene Ibai en Twitter, apenas un 0’93 por ciento de los que tiene Guillermo “Willyrex” Díaz en su cuenta en la red social. Pero eso son cifras, algo difícil de visualizar. Lo que sí fue sencillo de ver era la inmensa cantidad de chavales que se agolpaban entre la prensa en primera línea del escenario para poder contemplar a su ídolo. Ni los miembros de seguridad eran capaces de dar a basto entre los centenares de jóvenes que se colaban por todas la rendijas con tal de estar un poco más cerca.

Willyrex apareció bajo los focos con un público enfervorecido que se multiplicó por diez solo para verle a él. El uno contra uno ante ElmiilloR atrajo toda la atención del Fun and Serious Game Festival 2018 y resto del recinto, casi 15.000 metros cuadrados quedó prácticamente vació. Flashes, cientos de móviles grabando, gritos enfervorizados, era como estar ante una auténtica estrella de Hollywood. No es para menos, es probable que tenga más seguidores que muchas de ellas.

willyrex torneo benefico ibai

El youtuber -un jugador con un talento nato y apenas experiencia en League of Legends- venció a un creador de contenido con miles de horas en el juego en un enfrentamiento tan espectacular como ajustado, pero sobre todo legítimo y veraz. ElmiilloR miraba para todos lados atónito, incapaz de creer que había sido derrotado por uno de los nuevo accionistas mayoritarios de MAD Lions. En la gran pantalla se escapó una imagen Amadeu “Attila” Carvalho -jugador profesional de Team Vitality- fuera de contexto, un pequeño desliz de realización. Todo por el espectáculo.

Pero las sorpresas no iban a acabar aquí, Ibai improvisó una nueva meta en un momento en el que los números todavía no alcanzaban los 50.000 euros. El objetivo era llegar antes de las 17.30, y la recompensa uno de los momentos más icónicos que ha dado internet en España: Willyrex cantando la canción Paradise, de Coldplay. El youtuber volvió a demostrar su implicación y acompañado del vasco dejaron una performance para la historia de los amantes de la buena música.

Sin embargo, aún no había terminado todo y Willyrex jugó algo más tarde un partido de exhibición en el que compartió equipo con Ibai, Ander y Knekro. Con un público mucho más reducido después de la brillante actuación, un chico de apenas 10 años de edad, miraba desde el suelo a la pantalla gigante con las manos aferrando una camiseta y rotulador. “Willyrex”, contestó escueto a la pregunta de quién quería que le firmase la elástica. Y ahí aguantó hasta el final, en primera fila a pesar de no tener silla en la que sentarse.

Ganas de ganar

El torneo solidario de Ibai era un buen motivo para movilizar a la comunidad hispanohablante del mundo de los deportes electrónicos, y también del propio League of Legends, para ayudar en una buena causa. Sin embargo, las buenas intenciones pueden encajar a la perfección con la competitividad y el respeto que se debe profesar a los rivales dentro de los esports, aunque hubo tiempo para concesiones con la implicación de algunos equipos. Donde no las hubo fue en el enfrentamiento entre Jackie "Coolife" y ElmiilloR, dos personas que tuvieron rencillas importantes en el pasado y firmaron uno de las partidas con mayor morbo del evento.

E64ee6f2d8c66363b7f3ad58e4ae1964

Buena parte de ese espíritu lo representaba Bad Influence, que llevaba días preparando el torneo y quería revalidar el título conseguido en la primera edición. La ausencia de un premio en metálico deja para el vencedor una satisfacción que va más allá del valor monetario, la sensación de superación, entrega y lucha de la que se debe hacer gala para ganar un campeonato en el que participan jugadores profesionales, jugadores que fueron profesionales y usuarios que con miles de partidas dentro de League of Legends y un nivel de juego notable.

El equipo encabezado por Future, comentarista de LVP, y acompañado por personalidades de la comunidad como HolaSoySergio, buscaba volver a coronarse como campeones pero se encontraron con un escollo que no esperaban. En primera ronda les tocó enfrentarse contra DDH Veterans, mejor conocidos como División de Honor Veterans, un conglomerado de viejas glorias que tuvieron sus momentos más brillantes cuando los esports estaban naciendo.

Lejos de grandes promociones como la que ahora engloba la mayor competición de League of Legends en España, en sus comienzos el principal torneo tenía como nombre División de Honor. En este equipo de jugadores que hace tiempo que colgaron los teclados, relucían nombres como el de Motroco o Edgar “Medroid” Medina, ahora conocido como Riot Medroid, empleado de la desarrolladora del juego, profesional en 2011.

El nivel presentado por los veteranos sorprendió a más de uno, acabaron con Bad Influence sin problemas y accedieron a las semifinales. Justo a un paso de la gran final, DDH Veterans -con el “fichaje” in extremis de Jorge "Werlyb" Casanovas- tuvo la mala suerte de cruzarse con el equipo de la LVP, con figuras tan reconocidas de la organización como Sergio “Diamond” Martí, jugador profesional, o Attila. Aún con todo, el equipo de las viejas glorias puso contra las cuerdas al de LVP y forzó un desempate que se decantó, misterios de la vida, del lado de la organizadora del evento.

Uno de los puntos más oscuros del evento tuvo su origen en el chat de Twitch, donde se llegaron a reunir hasta 52.000 espectadores. El conjunto de Los Ángeles de Ibai, formado por cinco mujeres de la comunidad de League of Legends, tuvo que soportar comentarios deleznables de algunos usuarios. Como no podía ser de otra manera, todos los presentes en el torneo, así como una gran parte de los usuarios en redes sociales criticaron duramente una actitud injustificable.

La justicia llegó en forma de MVP para Alicia “Zeling”, ganadora del torneo con Th3 Knekro Army que completó una grandísima final acallando a unos “bobos” que nunca tendrían que haber aparecido en escena y recibieron el rechazo total de la comunidad. La clave de un apartado anecdótico, pero importante para visibilizar esta problemática, la resumió Felipe “Felipez360” Calle en un mensaje en Twitter: “Nadie tiene que jugar bien para merecer respeto”.

El equipo de Knekro, formado por Zeling, Antonio “Th3Antonio” Espinosa, Matthew "Deadly" Smith, Antonio "Reven" Pino y el creador de contenido se impuso en la gran final al conjunto de la LVP. El equipo encabezado por Attila y Diamond no pudo sobreponerse en un encuentro de locura con casi 90 muertes entre los dos equipos y un frenesí de acción que solo puede verse en partidos en los que lo importa es el espectáculo.

El torneo benéfico de Ibai supo aunar show y competición en un mismo formato que animó a los espectadores mantenerse pegados a la pantalla en un adictivo ejercicio de superación en el que cada una de las donaciones y suscripciones permitía aumentar un poco más unos números que pasarán a la historia reciente. Con un poco de suerte, los más de 80.000 euros recaudados para los pequeños valientes que luchan a diario contra el cáncer quedarán como un escalón más en el camino de la solidaridad de la comunidad de los deportes electrónicos en España. En 2019, el torneo benéfico volverá, así lo prometieron durante la retransmisión, y seguro que lo hará más grande, con mayor recaudación pero con la misma nobleza que en 2017 y 2018.

Dt Z8drw0amywn Jpg Large Imagen vía LVP

Imágenes vía Fun and Serious Game Festival 2018

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio