Compartir
Publicidad

Un prodigio de 16 años vence al más grande de todos los tiempos en el Classic Tetris World Championship

Un prodigio de 16 años vence al más grande de todos los tiempos en el Classic Tetris World Championship
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se piensa en deportes electrónicos, rápido acuden a la mente imágenes de estadios repletos, ferias de videojuegos y títulos modernos. Sin embargo, la competición no ha nacido ayer y su terreno de juego aún menos. Ayer mismo tuvimos una muestra de ello con la emocionante final de la edición de este año del Campeonato del Mundo de Classic Tetris.

A más de uno le puede sonar este torneo a causa del viral "casteo" de hace unos meses de la última edición por parte de Ibai Llanos, el conocidísimo comentarista de la Liga de Videojuegos Profesional. Aunque él tirara de su cualidad de showman para inventarse que el ganador, Jonas Neubauer, era de Albacete, lo cierto es que este norteamericano es el mayor dominador de esta disciplina. Incluso recibe el sobrenombre de 'GOAT', Greatest of All Time.

Venció a su ídolo y llegó a 934 880 puntos en la final

El Campeonato Mundial de Classic Tetris nació en 2010 y hasta la edición de este año, sólo había dejado de ganar el trofeo en una ocasión. Fue en 2014 y frente a Harry Hong, quien ostenta el récord de puntos en el título de NES. Es por ello que gana aún más relevancia la victoria de un joven de 16 años llamado Joseph Saelee.

Ese trofeo con la forma de la pieza emblema del juego se lo arrebató en la final precisamente a su ídolo, Jonas Neubauer. "Veo el canal Twitch de Jonas cada vez que puedo. Yo diría que la mayor parte de mi juego se basa en el suyo", confesaba en un artículo de Vice. Entre lágrimas, el joven californiano apenas podía articular unas pocas palabras: "Es un sueño, vine aquí para conocer a esta gente y conseguir esto es increíble", reconocía tras lograr este hito.

Este torneo, a diferencia de otros muchos basados en fenómeno creado por Alekséi Pázhitnov, utiliza una versión modificada de la original de NES, que garantiza la imparcialidad del juego al darles a ambos competidores la misma sucesión aleatoria de piezas, para eliminar el factor suerte y primar la más pura habilidad.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio