Publicidad

SKT y G2 Esports tienen ocho días para descifrar cómo ganar a Invictus Gaming
LoL - League of Legends

SKT y G2 Esports tienen ocho días para descifrar cómo ganar a Invictus Gaming

Publicidad

Publicidad

En la NBA hay un dicho clave cuando llegan los Playoffs: "No hay que sobrerreaccionar al primer partido". Un máximo de siete partidos y dos semanas de juego dejan mucho margen a los cuerpos técnicos y jugadores para salir de una situación adversa, por lo que es una enseñanza que podemos extrapolar a los torneos de esports con fase de grupos y varios días de duración, como por ejemplo el Mid Season Invitational de League of Legends.

Sin embargo, decir que Invictus Gaming ha convertido en papilla a sus dos máximos rivales por la victoria final es una mera descripción de lo acontecido en estos dos primeros días de competición. Si a G2 Esports lo bajó de la nube en la que estaba el club europeo tras darle una lección a Faker y compañía, lo que ha hecho el conjunto chino con los vigentes campeones de la LCK roza lo pornográfico.

G2 y SKT se pasaron de rosca intentando sorprender a Invictus

La mayor forma de respeto en el deporte, ya sea tradicional o electrónico es adaptarse al juego del rival. De igual manera que el Barcelona de Pep Guardiola o la Selección Española de Fútbol generó una reacción de estilos polarizados en búsqueda del santo grial que pudiera derrotar su particular revolución, Invictus Gaming y su agresividad supina está haciendo que sus rivales sean infieles a lo que les hizo grandes en sus ligas.

G2 Esports ya nos tiene acostumbrados a elecciones de campeones en posiciones poco habituales, pero la Vayne para Martin "Wunder" Hansen contra una de las Akalis más temibles del panorama mundial, como es la de Kang "TheShy" Seung-lok, es una decisión cuanto menos temeraria. Bastó que el coreano llegara al nivel seis para dejar fuera de juego al toplaner danés, el más enchufado de G2 en la jornada.

SK Telecom ha descargado de responsabilidades a Faker desde la llegada de Teddy, Mata y Khan. Tanto la calle inferior como la superior tienen la capacidad para decidir partidos si cuentan con los recursos necesarios, algo que no pasaba en la pasada temporada. De nada sirve esto si la pareja del carril inferior usan el combo Taric-Sona por primera vez en una competición oficial, frente el mejor equipo del planeta y sin bloquear a Draven, el principial counter de esa estrategia.

El G2 Esports vs Invictus Gaming del primer día de MSI duró casi 29 minutos, pero se decidió mucho antes a pesar de que la composición de los europeos comenzaba a brillar ya en ese momento; contra SKT fue otra rollo. Faker y compañía fueron protagonistas, en el peor lado posible, de la partida más rápida de la historia de las competiciones internacionales de Riot Games.

Una semana de mucho entreno y ojeras

Mucho se ha escrito y discutido sobre el supuesto fin de la superioridad coreana en League of Legends. En los Worlds del pasado año no hubo ni un conjunto de la otrora región dominante en semifinales y rápido se culpó a que el nivel concreto de los equipos clasificados para esa cita no era el necesario, teniendo en cuenta que Griffin no logró llegar y que Faker tuvo el peor equipo de SKT en su historia.

Más allá de eso, el comentarista de la LCK Chris "PapaSmithy" Smith dio su punto de vista en agosto del pasado año y ya afirmaba una cosa de manera muy contundente: el estilo coreano se había quedado fuera de juego en este meta. La reducción de la visión en League of Legends desde hace ya un par de temporadas no les permite jugar a minimizar sus errores y buscar los del rival.

La menor información procedente de guardianes de visión hace que SKT quiera resolver una ecuación de la que no conoce todas las variables. Una de las posibles soluciones para los coreanos es asumir que necesita confiar más en su jungla Kim "Clid" Tae-min, ya que durante su etapa en JD Gaming demostró que era uno de los mejores en el juego temprano, la especialidad de IG. Por otro lado, no deben cometer más errores en el draft como el de Draven.

G2 Esports, por su parte, está encantado de caer en el ritmo endiablado de Invictus Gaming. Eso sí, el psicólogo del equipo tiene mucho trabajo con Rasmus "Caps" Winther, que tanto en el primer partido contra IG en el MSI como en las finales del mundo que disputó con Fnatic el pasado año, se empequeñece frente a Song "Rookie" Eui-jin.

Un total de ocho días nos separan de la final del MSI, momento en el que uno de estos dos equipos estará llamado a vencer (o al menos intentarlo) a Invictus Gaming; y visto lo visto, no parece haber mucha esperanza. Los cuerpos técnicos tienen mucho trabajo durante esta semana.

Foto de lolesports.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir