Compartir
Publicidad
Publicidad

Samsung completa su venganza y termina con la dinastía de SKT con una tremenda paliza

Samsung completa su venganza y termina con la dinastía de SKT con una tremenda paliza
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La historia de los Worlds de 2016 se repetía. Samsung y SKT se volvían a encontrar en una final del mundial. La situación era completamente diferente a lo que había ocurrido hace un año. Ambos conjuntos llegaban en dinámicas distintas. SKT no terminaba de sentirse cómodo con el meta y Samsung había dado un golpe en la mesa desde la eliminatoria con Longzhu.

Sin embargo, esto era una final, un momento grande en el League of Legends y ese suele ser terreno de SKT. Antes de meternos con la partida, es necesario hacer un pequeño inciso en la espectacular puesta en escena que realizó Riot Games para la final, tanto en la realización, como en vivo desde el propio estadio.

38159030161 37708467e9 Z

Pasado la emoción de los primeros minutos y de los prolegómenos, llegaba el momento de empezar con la eliminatoria. El primer partido fue lo más estándar posible. Como dato objetivo para que lo entendáis, la primera kill llegó en el minuto 23 de partida cuando Samsung buscaba conseguir el Nashor.

Hasta ese momento únicamente se habían dedicado a farmear y a conseguir objetivos. A pesar de que no estaba ocurriendo nada en la partida, a Samsung se le notaba muy cómodo en el encuentro y con una confianza en sus movimientos que le permitía conseguir ventaja en el mapa sin necesidad de forzar. Una vez conseguida la primera sangre, fueron abriendo la base del equipo enemigo hasta conseguir tirar el nexo.

Faker no fue suficiente

Para la segunda partida SKT tenía planeada alguna sorpresa con la que poder hacer daño al equipo de Samsung. Ante el pick de Gnar por parte de Lee "CuVee" Seong-jin, el conjunto de Faker y compañía respondió con Yasuo para Seung "Huni" Hoon Heo. A pesar de que el pick de Yasuo fue eficaz en las primeros minutos de partida, el Gnar de CuVee se agigantó en las teamfights para darle la ventaja necesaria a Samsung. Ni si quiera el Ryze de Faker, con el que tenía un 100% de victorias, pudo evitar que pusieran el 2-0 en el marcador.

De nuevo SKT estaba contra las cuerdas, de nuevo necesitaban tirar de épica para conseguir hacerse con la victoria, un error les dejaba fuera de volver a ser campeones del mundo. Y el error llego cuando Faker pickeo a Karma en la calle central.

Ese fue el gran error de SKT, darle a tu mejor jugador un campeón con el que no puedes decidir un encuentro es un error tremendo que finalmente pagó muy caro. Samsung comenzaba por detrás la partida porque nuevamente Huni tenía en sus manos un personaje para poder matar en un uno contra uno, en este caso un Trundle.

Sin embargo, la composición de SKT estaba preparada para que Bae "Bang" Jun-sik reventara la partida, pero hizo todo lo contrario. A pesar de ir muy por delante con Tristana terminaría muriendo muy rápido en dos teamfights seguidas, lo que le permitiría a Samsung dejar la base enemiga totalmente abierta a falta de tirar el nexo unas jugadas después.

El resto es historia del League of Legends. Samsung se había tomado la esperada revancha ante SKT, un conjunto que había llegado hasta aquí teniendo que tirar de épica y de jugadas imposibles, pero la suerte se les acabó en el peor momento posible.

Las lágrimas de Faker tras perder la final son el ejemplo más claro de lo que ha sido SKT en estos Worlds, un equipo inferior pero que tiene una superestrella en sus filas, la cual no pudo hacer nada ante el nivel que mostraron jugadores como Park "Ruler" Jae-hyuk o Jo "Core JJ" Yong-in

Foto| Lolesports

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos