Compartir
Publicidad
Publicidad
ocelote: "Los equipos que no crean contenido son los parásitos de la LCS"
LoL - League of Legends

ocelote: "Los equipos que no crean contenido son los parásitos de la LCS"

Publicidad
Publicidad

Desde que se anunciaran oficialmente las franquicias en la LCS norteamericana de League of Legends, no han sido pocos los debates que han surgido acerca del impacto que podría tener sobre la escena, especialmente en comparación a su vecino europeo.

El periodista británico Duncan "Thorin" Shields ha tratado este tema en su serie Esports Salon, donde habla sobre temas que afectan a la industria de los deportes electrónicos y esta vez ha contado con la colaboración de Carlos “ocelote” Rodríguez, Andy "Reginald" Dinh y George "HotshotGG" Georgallidis, dueños de G2 Esports, Team SoloMid y Counter Logic Gaming, respectivamente.

En el debate moderado por Thorin han surgido cuestiones más que interesantes para el futuro de League of Legends y su desarrollo como competición. De la importancia de la creación de contenidos a la inversión millonaria para entrar como franquicia en la LCS NA.

¿NA G2?

¿Podría G2 pasar de competir en Europa para hacerlo en Estados Unidos? El vacío en la normativa de Riot Games no restringe la posibilidad solo a equipos norteamericanos. Ocelote no cierra las puertas en absoluto a la posibilidad de cambiar de continente.

De hecho, considera a G2 un equipo occidental, no únicamente europeo, y no lo vería con malos ojos. Los samuráis ya compiten, de hecho, en la liga norteamericana de Rocket League, así que no sería una novedad para la organización.

Hotshot, por su parte, argumenta que la pérdida de un equipo del peso de G2 en la competición europea sería un golpe muy duro que Riot no podría permitirse de querer mantener con vida su otra gran liga. Otros equipos como Misfits, asociado con Miami Heat, también podría tener interés en este tipo de movimiento.

G2 G2 no es la primera vez que mira al Continente Americano. Michal Konkol para lolesports.

Los 10 millones de dólares por plaza

Los diez millones de dólares como barrera de entrada a la nueva liga de Riot podrían dejar fuera a aquellos equipos que todavía no cuentan con inversión externa, como es el caso de G2, TSM y CLG. Ninguno de los propietarios cree que tuvieran problemas en conseguir ese dinero por el hecho de que son marcas apetecibles con una trayectoria más o menos ganadora que los deja en una buena posición para negociar.

Pero aun así, ¿merece la pena invertir tantos millones? Para Reginald, una vez se establezca el nuevo sistema y los espectadores aumenten, con todo lo que eso conlleva, los diez millones no serán tan desproporcionados. En sus palabras, esta presión hará que las organizaciones estén forzadas a mejorar para no quedarse fuera, y con el crecimiento ese dinero será más fácil de asumir.

El dueño de TSM continúa argumentando que hasta ahora el riesgo de descenso ha sido un problema muy grande para todos los clubes, incluidos los de arriba. Una mala temporada podía arruinar un equipo, y ese riesgo hacía que la inversión no se centrara en otros aspectos clave como la creación de contenido y una buena marca.

El riesgo del descenso

Ocelote añade que en una liga tan pequeña como la LCS donde solo hay 10 equipos, el riesgo se multiplica. Hace una comparación con el fútbol, donde una liga tiene al menos 20 equipos. No es lo mismo que tenga riesgo de descenso el 10% de la liga que el 20%. A esto se añade que la plantilla de un equipo de deportes electrónicos es mucho más reducida y tener sustitutos de calidad es casi imposible.

Todo esto deriva, según él, en que las ligas con descenso tienen mucho más riesgo que las que no, pero no se ve recompensado de ninguna manera. Como resultado, los mejores jugadores de los peores equipos ven en la opción de emigrar a la liga franquiciada una salida, mientras los peores equipos de las regiones con descenso tienen acceso a menos talento.

En este aspecto Reginald hace hincapié en que eliminar el riesgo del descenso abre también la posibilidad de incorporar academias con sustitutos de calidad que hagan mejorar la organización al completo. Señala que TSM tiene intención de contar con una y la considera una pieza clave de cara al futuro.

Fnatic Fnatic ya contó con academia en el split de primavera. Michal Konkol para lolesports.

Los parásitos y la creación de contenido

El tema de la creación de contenido por parte de los propios equipos es otro de los temas clave que se tocaron en el debate. Ocelote no duda en calificar de “parásitos” a todas aquellas organizaciones que no crean absolutamente nada de contenido, un mal que sufren “hasta seis equipos de la LCS EU”. Añade que es otra de las razones por las que monetizar la liga tal y como es actualmente es tan complicado.

Para él, en este caso los diez millones como billete de entrada a un sistema de franquicias actuarían como filtro. Quien que pueda conseguir esa cifra es porque tiene una imagen trabajada y una identidad que genere aficionados, algo indispensable para atraer a marcas e inversores.

Perder la competitividad y el futuro del LoL

Pero con un sistema de franquicias existe el riesgo de perder parte de la competitividad que sí se da en sistemas con descenso por razones obvias. Si un equipo tiene la plaza asegurada, puede relajarse. La prioridad no es tanto ganar, sino conseguir dinero y atraer público, según Thorin.

En este punto, tanto Reginald como Hotshot discrepan: ganar sigue siendo necesario porque ninguna marca quiere que se le identifique con equipo perdedor. De todas formas, el objetivo ya no es tanto a corto plazo, sino en vistas a periodos de tiempo más largos.

La continuidad de League of Legends tiene que garantizarse, y crear un ecosistema adecuado es esencial. Ocelote no cree que League of Legends acabe perdiendo un día su atractivo, porque para él los deportes electrónicos no tienen fecha de caducidad. League of Legends tiene una magnitud gigantesca, y por mucho que otro juego le quite el trono va a seguir ahí por muchos años. Reginald pone de ejemplo el Counter-Strike, que ha sobrevivido a lo largo de los años y sigue atrayendo mucho público.

No cabe ninguna duda de que la escena competitiva profesional de League of Legends está en un punto de inflexión y que decidirá su futuro en los próximos meses. Los sistemas de franquicias van a cambiar hasta cierto punto el ecosistema actual de los deportes electrónicos, y tanto los clubes como las propias desarrolladoras deben trabajar juntos para seguir creciendo y avanzando.

Foto del encabezado de Michal Konkol para lolesports

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos