Compartir
Publicidad

League of Legends: la LCS europea mostró ayer porqué el Estandarte es un objeto ridículo

League of Legends: la LCS europea mostró ayer porqué el Estandarte es un objeto ridículo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras unos meses en los cuales hemos roto todos los récords de duración de partida y estrategias defensivas dignas de la formación tortuga de los romanos, Riot Games ha acelerado los encuentros. El problema es que la solución es una de las más dantescas de la historia del juego y a la vez de las que no puedes dejar de mirar.

Las partidas en las cuales entre los dos equipos sumaban más de 5 mejoras del Barón Nashor se convirtieron en habituales, perdiendo el carácter definitivo y de cierre de encuentros que debería tener. Desde la desarrolladora de League of Legends han tomado la decisión de aumentar la ventaja que confiere dicha mejora tanto en estadísticas otorgadas a los campeones aliados como a los súbditos.

Sin embargo, el punto clave es que han corregido un error que hacía que los súbditos de asedio potenciados no recibían la mejora de daño que confiere el Estandarte de Mando, un objeto desaparecido en el metajuego. El parche 8.4 confiere una mejora sustancial a estos minions, ya que realizan el doble de daño a estructuras y los bufos también se multiplican por dos.

Parecen Onagros del Age of Empires

Hemos pasado de ver como los equipos no encontraban el camino de la victoria en más de 50 minutos a que sean los súbditos los que hagan el trabajo sucio. Un minion de cañón con la mejora del Barón y la del Estandarte de Mando aplica 500 puntos de daño a estructuras desde una distancia desde la que las torretas no le alcanzan. Además, es inmune al daño AP.

Esta nueva estrategia para asediar bases la vimos en su máxima expresión en el partido que enfrentaba a Giants Gaming contra Roccat en la LCS europea. Tanto Kim "Ruin" Hyeong-min como Kim "Profit" Jun-hyung se hicieron este objeto como su segunda opción. Impactante como un único, aunque potente cambio, ha hecho que un objeto prácticamente desaparecido de las competiciones oficiales desde hace mucho tiempo tenga tamaña prioridad.

Cuando Profit aplicó ambas mejoras a un súbdito cañón, comenzó el espectáculo. Las torretas de Giants caían a una velocidad endiablada, mientras los azules solo podían observar desde lejos y mover periódicamente el súbdito con la E de Sion. Un frontón que de nada sirvió, ya que fueron incapaces de sobrevivir a esta máquina de guerra que parece salida de Age of Empires.

No fue el único partido en el cual pudimos ver este espectáculo, ya que en el Unicorns of Love contra H2K también se pudo apreciar el que ya ha sido bautizado por parte de la comunidad como el "nuevo campeón del LoL". Larga vida al minion cañón... O no.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio