Compartir
Publicidad
Publicidad

G2 fracasa de manera agridulce en los Worlds al caer en fase de grupos

G2 fracasa de manera agridulce en los Worlds al caer en fase de grupos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No parecía la misma historia que el año pasado. Era el primer Campeonato Mundial para la organización de Ocelote y aunque no era agradable para la región europea, si que era entendible que cayeran en las primeras de cambio por esa falta de experiencia del club en citas internacionales. En esta ocasión se venía de una muy buena actuación en el pasado MSI, desbloqueando esa maldición de G2 en los torneos internacionales, pero tampoco pudo ser.

Es cierto que RNG, equipo que por una sola partida no se llevó la LPL china y Samsung, vigente subcampeón de los Worlds, no eran los mejores rivales posibles para G2. Sólo una victoria en la primera semana y frente al Fenerbahçe, único equipo wildcard, hacía que G2 necesitara una machada similar a la de Fnatic en el día de ayer.

Comenzó bien la jornada

No se puede negar que G2 empezó enchufado. Un auténtico repaso fue lo que le pegó el equipo de Youngbuck a RNG, respondiendo con rotaciones rapidísimas a los intentos ofensivos de los chinos. Esa primera victoria hacía que los europeos pudieran depender de si mismos e incluso jugárselo todo a un triple empate si el Fenerbahçe no echaba un cable ganando a los otros dos equipos.

Trick al fin hizo un partido acorde a unos Worlds mientras que Perkz dio una auténtica lección de farmeo y movimientos alrededor del mapa. El partido contra Samsung era la llave para lograr salir de la fase de grupos en los Worlds por primera vez en la historia de G2 Esports.

Los tanques ponen contra las cuerdas a G2

Mucha gente considera a G2 un alumno del estilo pausado y especulativo de Samsung Galaxy. Esperar a los errores del rival y jugar alrededor de una buena sinergia en las peleas grupales es el camino seguido por coreanos y europeos para conseguir sus éxitos. Los vigentes subcampeones del mundo se lo vieron venir y se hicieron con Lulu y Twitch, posiblemente la mejor pareja tirador-apoyo fuera de la fase de líneas para tener daño asegurado en las teamfights y dos tanques que frenaran el escalado de G2 como Cho'Gath y Galio.

Esta derrota obligaba a poner todas las fichas del lado de Fenerbahçe y que los turcos, que ya no se jugaban nada, se llevaran el encuentro contra RNG. No se produjo el milagro, ya que Uzi hizo lo que quiso con Vayne, su campeón más icónico y G2 consumó un fracaso que posiblemente desemboque en un fin de ciclo en el equipo europeo, además de hacer que la última partida frente a Fenerbahçe fuera totalmente intrascendente.

La dominación de su región por parte de G2 Esports de nada sirve si no consiguen dar la talla a nivel internacional. El equipo lleva junto año y medio y el margen de mejora parece ser incluso negativo. Ocelote tiene trabajo que hacer si quiere que su equipo se convierta definitivamente en un referente en el League of Legends. En cuanto a Europa, aún le queda la esperanza de que Misfits repita su buena primera semana y consiga un primer puesto en la fase de grupos, lo que significa no encontrarse con un equipo coreano hasta semifinales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos