Compartir
Publicidad

G2 Esports confirma que el LoL ha cambiado para siempre tras ganar a SKT en una serie antológica

G2 Esports confirma que el LoL ha cambiado para siempre tras ganar a SKT en una serie antológica
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

League of Legends nos ha regalado una de las mejores series de la historia de los esports. Si ayer Team Liquid obró un milagro al vencer a Invictus Gaming, hoy G2 Esports ha confirmado que el LoL ha cambiado para siempre. De hoy en adelante, este no es un esport en el que juegan cinco contra cinco y siempre ganan los asiáticos.

Un total de cinco partidas duró el duelo entre G2 Esports y SK Telecom T1, el que significa la primera victoria de la historia de un equipo europeo en un mejor de cinco contra otro coreano. Ha hecho falta casi una década para que nuestra región se quite los fantasmas de una vez para todas y con Lee "Faker" Sang-Hyeok como espectador de lujo.

Los europeos empezaron dormidos

Más de uno puede pensar que G2 Esports tiene mil estilos a causa de que pueden jugar en torno a picks flexibles en las tres líneas de la Grieta del Invocador, pero eso no dejan de ser variantes de su juego agresivo, centrado en sacar rédito de emparejamientos favorables gracias a la polivalencia de sus jugadores. G2 intentó abrir la serie con un draft a todas luces positivo, si obviamos que Teddy se hizo con Ezreal.

Taric-Sona para la calle inferior, Morgana para mid y Martin "Wunder" Hansen con Irelia en el top daban como resultado unas líneas perdedoras. No hay que alarmarse por ello, pero la concesión de unas cazadas sonrojantes demostraron que SK Telecom estaba mucho más metido en la eliminatoria que los europeos. Fallos de posicionamiento, mecánicos y de toma de decisiones que pusieron el 1-0 en el marcador.

El golpe de realidad hizo que G2 Esports reaccionara. Draven para Luka "Perkz" Perkovic y Akali para Rasmus "Caps" Winther eran toda una declaración de intenciones. Los campeones de la LEC comenzaron a amasar una pequeña ventaja y a imprimir su tempo, pero una larga pausa parecía llegar en el peor momento para G2. Nada que no resolviera un par de asesinatos para Draven (+1359 oros con su pasiva) y una rápida victoria para los europeos, pentakill de Caps mediante.

G2 Esports podría parafrasear al cómico de 'La Vida Moderna' Ignatius Farray tras la tercer partida y gritar su "¡Qué calvario!... ¡No aprendo!". De nuevo, unos fallos de posicionamiento condenaron una composición de late. Ni con el mejor Vladimir de todo el torneo en manos de Wunder y un quinteto de campeones que empezaban a ganarle la tostada a SK Telecom, se pudo combatir contra una ventaja tan elevada. 2-1 y la sensación de que G2 había vuelto a perder la concentración.

El cuarto duelo de la serie confirmó el in crescendo de la semifinal. Una partida en la que hubo de todo: multitud de momentos que quedarán en la retina de los jugadores a manos de Faker y Caps, jugadas de cerebro galaxia de ambos equipos y una victoria con backdoor a cargo de un pick marca de la casa de Wunder: Gnar.

Vuelta a una composición de 1-3-1 con Gnar y el Ryze de Caps en las calles laterales, el estilo que ha hecho a este G2 Esports un equipo tan grande. El miedo a SK Telecom tuvo sustento en una genial definitiva de Gnar a manos del Sylas de Faker, e incluso en un Nashor para los coreanos minutos después. Sin embargo, Wunder llegó para escribir al menos un párrafo más en el guión del MSI.

Un mundo extraño... Y bonito

Ahora sabemos lo que ha pasado en las escenas de interior de ese último draft de la serie. "Si me dejáis un mago en bot, esto es free win", esa es la frase que dijo Perkz antes de elegir a una Syndra clave en el quinto mapa. Cabe destacar que eso lo posibilitó la elección de Pyke para Wunder en la calle superior, el cual equilibró el daño mágico de la composición y fue el que se ocupó tanto de encarrilar el juego temprano como de apuntillar el encuentro con una doble antológica sobre Kennen y LeBlanc.

Precisamente ese campeón, la LeBlanc de Faker, otrora sinónimo de victoria de SK Telecom, no pudo contra un G2 muy centrado y que trabajó la visión de una manera sublime, atosigando a sus rivales e impidiendo sus clásicas cazadas. Como dijo Caps: "Vivimos en un mundo extraño en el que tenemos que ganar a SKT para enfrentarnos a Team Liquid en las finales". Bendito mundo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio