Compartir
Publicidad

PUBG sigue a la caza de tramposos y sanciona a 12 jugadores profesionales a un total de 32 años de suspensión

PUBG sigue a la caza de tramposos y sanciona a 12 jugadores profesionales a un total de 32 años de suspensión
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para despedir 2018 y comenzar con buen pie 2019, PUBG Corp. sancionó a cuatro jugadores y les impuso tres años de suspensión a cada uno. Este 7 de diciembre, la encargada de PlayerUnknown’s Battlegrounds (PUBG) ha anunciado 12 implicados más en el uso de trampas en partidas públicas y oficiales. En total, los condenados sumarán 32 años alejados de la escena competitiva de battle royale.

Por un lado, seis jugadores fueron detectados utilizando programas de terceros en “partidas profesionales online” y cumplirán –al igual que los primeros sancionados- con tres años de suspensión cada uno. Por otro lado, se encuentran cuatro jugadores que no hicieron trampas en encuentros oficiales, pero sí que lo llevaron a cabo en partidas normales, por lo que la pena será algo inferior: dos años de inhabilitación.

El último supuesto ha sido el de dos profesionales que no utilizaron ningún tipo de programa externo pero que sí sabían que sus compañeros lo utilizaban en enfrentamientos oficiales, por lo que serán sancionados con tres años cada uno. Este punto, hasta ahora desconocido, abre un nuevo paradigma porque los jugadores que hagan trampas podrían estar perjudicando también a sus compañeros.

Daños colaterales

Además queda otra parte afectada, los equipos implicados. El peor parado de todos ellos ha sido Sans domicile fixe, ya que tendrá que abandonar la Contenders League porque su alineación al completo se ha visto involucrada de una u otra manera en la criba: dos de sus jugadores habían utilizado estos programas prohibidos y los otros dos lo sabían. Sin embargo, la organización permitirá al equipo que se vuelva a presentar en otros eventos futuros con una nueva alineación, a poder ser con jugadores que no hagan trampas. Ahora se ha abierto su puesto en la región de Europa para un equipo que les reemplace.

Los demás conjuntos implicados, Pittsburgh Knights y Red Diamonds, podrán continuar participando en el campeonato si sustituyen a los sancionados. “En el futuro, antes de cualquier competición oficial, todos los participantes serán analizados y se comprobarán todas sus cuentas, aquellos jugadores a los que se les encuentre evidencias de la utilización de programas prohibidos serán suspendidos de forma preventiva”, han explicado en el texto.

Desde PUBG Corp. han terminado el comunicado explicando que la lista de sancionados podría ser más larga, pero que no cuentan con los recursos necesarios para poder estudiar cada uno de los campeonatos acontecidos a todos los niveles de profesionalización. Sin embargo, a los 16 jugadores suspendidos no creo que les queden demasiadas ganas de seguir haciendo trampas, no al menos en PUBG. Con un poco de suerte la dureza de las condenas servirá como medida disuasoria para futuros tramposos.

Imagen vía Bluehole

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio