Compartir
Publicidad

Tengo la sensación de jugar siempre contra el mismo mazo en Hearthstone

Tengo la sensación de jugar siempre contra el mismo mazo en Hearthstone
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las quejas sobre Hearthstone parecen resumirse en que el juego de cartas de Blizzard cada vez es más caro. Una nueva expansión al trimestre dispara el coste que implica mantener una alineación de barajas competitivas, pero tras tantear el metajuego resultante de la llegada de Kóbolds y Catacumbas, quizás abrir un nuevo melón: parece que siempre jugamos contra el mismo mazo.

Aunque la sensación es común a gran parte de la comunidad, la mecha la prendió Evangelion, jugador del Valencia C.F. Todo arquetipo de cada clase tiene unas cartas núcleo, pero los huecos restantes se llenan casi siempre con los mismos naipes neutrales, los cuales están a años luz en cuanto a calidad del resto.

Blizzard está cómoda con este falso equilibrio

Evan hace referencia al pack de piratas formado por los Marineros de los mares del Sur, los Capitanes de los mares del Sur y Parches, Pero también a las Pesadillas Óseas y al Trepacavernas, la carta más rota de Kóbolds y Catacumbas. Parches llegó con Mafias de Gadgetzan y rotará dentro de un par de meses, pero el valor que puede sacar con apenas un par de piratas en el mazo al aparecer directamente de él y filtrarlo, es algo que ha hecho que la gente pidiera un nerfeo para él de manera insistente desde que salió. Algo que nunca pasó.

En la cadena de mensajes se habla del Draco Azur, un esbirro 4/4 que otorgaba +1 de poder con hechizos y permitía robar una carta como Grito de Batalla. Blizzard mando a Hall de la Fama a esta y otras dos cartas como Sylvanas y Ragnaros, Señor del Fuego ya que estaban presentes en todo tipo de mazos por su innegable valor.

Sin embargo, este tipo de decisiones no se suelen tomar con naipes neutrales de expansiones ya que está ahí la certeza de que tras unos cuantos meses desaparecerán de estándar una vez llegue el nuevo año. Y no hablemos de los nerfeos ya que estos, si llegan, lo hacen para afectar a cartas de clase que puedan hacer que un héroe domine a los demás. Blizzard está cómoda con las cartas neutrales poderosas, ya que si están rotas tienen hueco en todos los mazos, creando una falsa sensación de equilibrio.

Es cierto que el metajuego dividido en agresivo o control favorece la aparición de una carta como el Trepacavernas, pero tanto esta como la Pesadilla Ósea son cartas que están profundamente rotas con los números en la mano. No es normal poder jugar un esbirro 5/5 de manera gratuita en turno tres o cuatro, como no es normal tener 18 puntos entre vida y salud, además de un provocar al jugar una Bonemare y no es tolerable que tenga que venir un nuevo año estándar a arreglarlo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio