Compartir
Publicidad

Las tres cartas más locas que conocemos hasta la fecha de Kobolds y Catacumbas

Las tres cartas más locas que conocemos hasta la fecha de Kobolds y Catacumbas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay una frase muy usada por las madres y abuelas que aunque pueda parecer un tópico repetido durante años, tiene su razón de ser en una época de descubrimientos y avances cada vez más locos. Si miráramos desde fuera al Team 5, equipo de Blizzard a cargo de Hearthstone, podríamos aplicarles ese "Ya no saben que inventar"; no por falta de ideas, si no porque ya han salido miles de cartas para un juego de cartas a priori mucho menos exigente que otros de tablero.

Cada nueva expansión, Ben Brode y compañía nos siguen sorprendiendo con nuevas mecánicas que actualizan el metajuego e incluso hacen que cartas de otros sets se conviertan en jugables. Kobolds y Catacumbas es la nueva expansión de Hearthstone que saldrá a mitad de diciembre y, aunque ya hemos hablado de las piedras de hechizo y las armas legendarias, las novedades más interesantes del set, hoy toca hablar de un par de cartas con efectos muy locos que ya conocemos.

Tres gritos de batalla únicos

Cartas

Estas tres cartas legendarias son las que más "flashes" han acaparado en los foros y discusiones de aficionados a Hearthstone. King Togwaggle hace que al ser jugado intercambiemos nuestro mazo con el del oponente. Eso sí, el rival tendrá en el mazo un hechizo con el cual puede deshacer el cambio. A bote pronto esto puede ser interesante para romper combos enemigos como pudiera ser el de Razakus, arrebatando alguna pieza clave al rival.

Temporus es el nuevo esbirro legendario de Sacerdote. Al ser jugado hace que el rival disponga de dos turnos una vez acabe el nuestro para que luego seamos nosotros los que juguemos con dos robos y doble recarga de maná. Contra mazos de control es un arma de doble filo, ya que la ventaja puede ser enorme para el enemigo, pero contra mazos agresivos que se hayan quedado ya sin cartas, puede ser una herramienta para acabar la partida.

Grumble, Worldshaker hace que todos los esbirros que tengamos en mesa vuelvan a nuestra mano y pasen a costar un cristal de maná. Al ser un Elemental, tiene sinergias con un mazo de Chamán que no ha terminado de funcionar del todo, pero tiene mecánicas compartidas con Evolucionar y con gritos de batalla potentes. Quizás sea la más jugable de las tres.

Todas las cartas descubiertas hasta la fecha pueden ser consultadas en la web oficial de Hearthstone y está previsto que durante esta semana se sigan mostrando las nuevas a través de la comunidad, prensa y jugadores de cara a la salida de Kobolds y Catacumbas de mediados de diciembre.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos