Compartir
Publicidad
Publicidad
Las claves para el Rey Exánime en Caballeros del Trono Helado
Hearthstone

Las claves para el Rey Exánime en Caballeros del Trono Helado

Publicidad
Publicidad

La tercera ala de la Aventura que nos ha llegado con Caballeros del Trono Helado, la nueva expansión de Hearthstone, ya está disponible. El Rey Exánime nos pone a prueba en el Trono Helado de la Corona de Hielo y deberemos vencerle con las nueve clases del juego para conseguir la skin de Arthas para nuestro Paladín. No se trata de una fácil misión, por lo que os comentaremos las peculiaridades de cada enfrentamiento y que baraja usar para salir vencedor.

Primero hay que conocer las cartas y mecánicas que tiene este Rey Exánime. En su primer turno nos hará trampas y nos hará jugar condicionado dependiendo de nuestra clase. El primer Poder de Héroe del enemigo le da la posibilidad de invocar un 2/2; al turno siete se equipa la Frostmourne, invoca siete 2/6 y es invulnerable hasta que mueran. Una vez destruidos, su último Poder de Héroe será hacernos 1 de daño más otro por cada turno que pase. Nada fácil.

Druida no tiene esbirros pequeños

Malf

El Rey Exánime es un tramposo y ni siquiera la clase más popular del juego se libra de sus artimañas. Purgar a los débiles, destruirá todos los esbirros de nuestra baraja y mano que sean de coste tres o menos. Esto hace que tenga sentido jugar variantes de Druida muy pesadas como pudieran ser Ramp o Jade.

Esas variantes pueden ser consultadas en nuestro artículo sobre las mejores barajas de Druida pero evitar el arquetipo Aggro es lo mejor que se puede hacer.

Cazador, con hechizos

Rexx

Uno de los más complicados a priori. Sufriremos dos puntos de daño por cada esbirro que llevemos en el mazo. Esto quiere decir que habrá que llevar menos de 15 cartas de esa clase o perderemos antes incluso de jugar.

Una buena táctica es llevar tan solo tres y que dos de ellos vayan enfocados a jugar uno: Ragnaros el Señor del Fuego, Barnes e Y'Shaarj. Esos 8 de daño a la cabeza cada turno son la clave de un mazo en el que son necesarios tanto Llamada de lo Salvaje, como Compañero Animal y finalmente Bola de arañas. Secretos y hechizos ofensivos rellenan esta baraja.

Con Mago hay que hacer la trama

Jaina

Aquí si que juega muy sucio el Rey Exánime al reducirnos la vida a 1 al comienzo de la partida. Sin embargo, nosotros podemos ser aún más tramposos al reiniciar el encuentro hasta encontrar en nuestra mano al Lacayo del Kabal para "combarlo" con un Contrahechizo. De ser así evitaremos esa desventaja y será un problema menos del que preocuparse.

A partir de ahí cualquier opción es viable, siendo Mago Frost o Mago Elementales los arquetipos que mejor resultado darán en este desafío.

Sacerdote mudito

Anduin

Pasamos ahora a uno de los más flojitos. Arthas sólo silenciará...¡a nuestro héroe!. Esto quiere decir que no partimos con ninguna desventaja real a la hora de jugar la clase y que cualquier arquetipo potente de Sacerdote es válido.

Nosotros hemos optado por la misma versión de Sacerdote Silencios que tan bien nos funcionó contra Sindragosa hace una semana, pero un Big Priest funciona perfectamente.

Los esbirros dan la victoria a Valeera

Valeera

En este enfrentamiento deberemos renunciar a los hechizos y poblar nuestra baraja de esbirros u armas. El Rey Exánime destruirá todos los que llevemos en el mazo y es por eso que deberemos buscar sinergias potentes entre los "bichos".

Una forma inteligente de verse las caras contra Arthas es usar un mazo de Últimos Alientos con N'Zoth. El Príncipe Keleseth, Mr 2, es una manera de potenciarlos de manera adicional.

Chamán tiene que evolucionar

Thrall

El hechizo lanzado por el Rey Exánime parece que invita a usar las mecánicas de Evolucionar. Todos los esbirros que tengamos en el mazo pasarán a ser 1/1 por lo que los gólems de jade también son una opción más que aceptable.

También la Involución puede jugar un papel interesante, ya que jugada contra los 2/6 hace que Arthas deje de ser invulnerable.

Renozakus para el Brujo

Guldan

Otra partida que nos orienta de manera muy clara a que jugar. Arthas destruirá las cartas que tengamos repetidas en el mazo, por lo que habrá que jugar es un Renozakus de manual.

El Caballero de la Muerte combinado con varios demonios como pudiera ser Jaraxxus, debería arrojar un enfrentamiento bastante asequible dentro de lo duro que es el Rey Exánime.

Guerrero, con paciencia

Garrosh

Aquí hay varias opciones. Jugar en torno a un C'Thun grande puede funcionar, también un Guerrero Misión o incluso un Patron es más que viable. Lo importante es usar un Doomsayer en ese turno 7 y dejar sin valor a esa Frostmourne.

La armadura adicional que se pone nuestro enemigo nos obligará a ganar mesa en todo momento, por lo que pueden ser duelos un poco tediosos.

Paladín lo pasa regular.

Uther

Jugaremos en torno a lo mismo en ese séptimo turno de partida. Evitado ese envite, hay que saber que el Rey Exánime se quedará cada esbirro nuestro que muera. Para minimizar ese daño esta muy bien jugar con Redenciones y Kodos de Huída.

En cuanto al mazo, lo mejor posiblemente sea jugar agresivo con una baraja repleta de Murlocs que sinergicen entre ellos mismos. A cabeza.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos