Compartir
Publicidad
El Chamán se ha hundido con la nueva expansión de Hearthstone y te contamos por qué
Hearthstone

El Chamán se ha hundido con la nueva expansión de Hearthstone y te contamos por qué

Publicidad
Publicidad

Hearthstone está viviendo los primeros días de Kóbolds y Catacumbas y el metajuego aún necesita el tiempo necesario para encontrar el equilibrio necesario. Mientras muchas clases ya están perfilando sus arquetipos, el Chamán está viviendo su particular descenso a los infiernos tanto en popularidad como en porcentaje de victoria. Analizamos las claves de esta situación.

En este momento el Chamán está cerca del 1% de popularidad a partir del rango 5, unos números similares a los que tuvo el Brujo antes de Caballeros del Trono Helado y las cartas que contribuyeron a su baraja control. Tanto Gaara como j4ckiechan usaron el Chamán en el SeatStory, perdiendo todas sus partidas y cayendo en la primera ronda.

Al Chamán le faltan cartas

Clases Chamán y Guerrero están siendo las clases menos populares con una gran distancia.

Igual que pasó con el Brujo quien obtuvo un arquetipo basado en descartes que es injugable, aunque con más fuerza, el Chamán obtuvo una serie de cartas que tenían como mecánica principal el congelar esbirros. Este arquetipo nació y murió con Caballeros del Trono Helado, la expansión anterior a Kóbolds y Catacumbas, ya que son cartas totalmente injugables. Blizzard tomó nota y en KyC no han aparecido naipes similares, lo cual hace que Chamán tenga una expansión menos que el resto de clases.

Por otro lado, la mayoría de cartas introducidas en Kóbolds son cartas que sinergizan con un arquetipo que no funciona en la actualidad. Por un lado tenemos cartas que van destinadas al arquetipo elementales y otras que buscan incluirse entre el de sobrecargas; lo que sucede es que ninguno de ellas han sido barajas potentes y las inclusiones no mejoran sobremanera su situación.

Mientras otras clases logran cartas que tienen impacto por si mismas, Chamán necesita realizar combos para brillar. Esto es particularmente extraño ya que no se trata de una clase que tenga un gran motor de robo, si no que más bien al contrario. Tótem Marea de Maná y Visión lejana no dejan de ser cartas que permiten un único robo por turno.

Arma ¿De verdad alguien va a jugar esto?

Por si esto fuera poco, además la clase es incapaz de sacar beneficio del Subastador de Gadgetzan como si lo hacen el Pícaro o el Druida al no tener el Chamán hechizos de coste 0. Por no hablar de que esta clase carece de mecánicas para evitar el daño por fatiga.

Mientras tanto otros arquetipos como el Chamán evolución siguen tapados por la potencia de los mazos control con limpieza en área. Es posible atracar a los rivales con el Desdoble mafioso + Evolucionar, pero es complicado cuando una única carta como la Poción de Fuego de Dragón puede amargarte ese sexto turno. El midrange no brilla como antaño.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos