Compartir
Publicidad

Los profesionales de FIFA no pueden más con los problemas del juego

Los profesionales de FIFA no pueden más con los problemas del juego
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La situación de la escena competitiva española de FIFA parece cerca de llegar a un punto de no retorno. Son varios los años durante los que la calidad de los servidores no es la adecuada en tierras nacionales y si sumamos eso al desgaste que suponen los fines de semana para los profesionales del juego de fútbol de Electronic Arts, es comprensible que vuelquen su rabia en las redes sociales.

Eso es lo que han hecho tanto Jaime "Gravesen" Álvarez como Andoni Payo, jugadores de DUX Gaming y Movistar Riders. Ambos pertenecen a la élite europea del FIFA, a pesar de que los servidores son mucho más benévolos con los países al norte del nuestro. Eso es algo que quizás no suponga nada para un jugador casual, pero alguien que juega cientos de partidos a la semana con la máxima exigencia, puede acabar con la salud mental dañada.

Su salud mental está en peligro

Ultimate Team se ha convertido en el modo por antonomasia al que juegan los usuarios de FIFA y, por tanto, en el principal para competir. UT no deja de ser un modo basado en lootboxes o en "grindear" para conseguir un equipo competente. Sumado esto a los 30 partidos cada semana de FUT Champions, los clasificatorios en un día en formato suizo para los torneos y Division Rivals, es un cóctel estresante.

Eso es sólo una parte, ya que los fantasmas recurrentes como el hándicap (esa supuesta "corrección" del juego que hace que tus jugadores fallen más cuando estás en racha de victorias) o el kick-off glitch, un fallo del juego que facilita los goles después de un saque de centro, no parecen ser arreglados con las nuevas ediciones del juego. El vídeo inferior se corresponde a las semifinales de la FIFA 18 esports World Cup, un evento televisado en Reino Unido a través de Sky Sports. Un gol en el minuto 70 provoca que Kurt se levante y deje de jugar. Pues eso sigue pasando en FIFA 19.

Tampoco ayuda el que haya habido incidentes con los qualifiers para la FIFA eClub World Cup como el cambio de normas durante el torneo o desconexiones polémicas. Aunque las quejas de jugadores profesionales de esports hacia los responsables del juego en el que compiten es algo que también está pasando en Fortnite a causa de los constantes cambios horas antes de torneos con millones de dólares en premios, FIFA tiene serios problemas a la hora de crear una escena competitiva con igualdad de oportunidades.

La sensación que queda es que los deportes electrónicos están siendo usados como una herramienta de marketing más dentro de los videojuegos, en vez de ser un terreno de competición novedoso e hijo de la época digital en la cual vivimos. Es evidente que esto es un calentón por parte de los jugadores, pero el desgaste mental al que están expuestos los profesionales de FIFA bien merece una explicación por parte de Electronic Arts.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio