Compartir
Publicidad

Gravesen se lleva las CachopoWars de Fifa a pesar del tornado de Alfonso Ramos

Gravesen se lleva las CachopoWars de Fifa a pesar del tornado de Alfonso Ramos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A nosotros nos gustó mucho el estreno la pasada semana de la McDonald's Virtual LaLiga eSports de Fifa 18 por parte de LVP. Más allá de los espectadores que tuvieran (aspecto que sobrepasó las previsiones de LVP y LaLiga), la producción y formato y demás aspectos hacían la competición muy entretenida. Ayer mismo se jugó uno de los partidos con más morbo de toda la competición: las #CachopoWars.

Uno de esos grandes nombres de la historia del Fifa español es Alfonso Ramos. El asturiano es campeón del mundo del simulador de fútbol de EA Sports en 2008 y 2012, logrando el pase a la competición de LaLiga en Xbox mediante el Golden Pass. El destino le esperaba una sorpresa en los octavos de final, ya que su rival en el presencial no iba a ser otro que Jaime “Gravesen” Álvarez, amigo y paisano de la tierrina.

Trashtalk desde hace una semana

Más de una semana lleva la escena nacional de Fifa calentando el partido. Una especie de trashtalk prepartido en redes sociales en el cual ambos jugadores se movieron como peces en el agua. La narrativa estaba clara: historia frente a juventud, veteranía contra las nuevas generaciones.

No tuvo mucha historia el primer partido de la eliminatoria, ya que Gravesen pasó por encima de Alfonso con un 3-0 muy serio con goles de manual en este Fifa 18. Hubo que esperar al segundo para que el bicampeón mundial demostrara que quien tuvo retuvo. El primer gol fue para su Ronaldo Nazario tras un regate digno de delicatessen, pero sólo sirvió como preparación para su segundo y espectacular tanto.

Ya había avisado los días previos que tenía el tornado preparado. Un remate que recuerda a la legendaria patada giratoria de Chuck Norris y que llega tras elevar el esférico y que pudimos ver minutos más tarde. Un gol que apenas sirvió para que Alfonso se llevara los vítores del público, ya que el resultado de la eliminatoria fue un 7-2 a favor del jugador de la UCAM.

Tras terminar el partido, se acabaron las hostilidades y Gravesen quiso reconocer los méritos de Alfonso: "Ya no tiene nada que demostrar. Él ha sido el mejor jugador del mundo y ahora es obvio que está a un nivel más bajo porque cuando ya lo has ganado todo no tienes la motivación de comerte el mundo".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio