Compartir
Publicidad
ocelote habla sobre su relación con xPeke, G2 y su transición de jugador a empresario
Entrevistas

ocelote habla sobre su relación con xPeke, G2 y su transición de jugador a empresario

Publicidad
Publicidad

Últimamente Carlos “ocelote” Rodríguez ha estado muy activo. Participó en el debate sobre las franquicias de Duncan "Thorin" Shields, ha concedido numerosas entrevistas… Se agradece la cercanía y honestidad del español, que en su AMA de reddit no ha vuelto a defraudar.

Recuerdos de la competición

Como jugador, ya compitió tanto a World of Warcraft como a League of Legends. Tiene recuerdos favoritos para cada etapa: “[De World of Warcraft] cuando me clasifiqué para la BlizzCon por primera vez y recibí el MVP como el ‘mejor guerrero’ en el Mundo. Definitivamente lo era. Lloré, porque en ese momento me di cuenta de que trabajar te hace llegar a tus metas. Creo que fue un momento crucial en mi vida. Ahora entiendo que nadie merece nada, sino que lo gana”.

De su etapa en League of Legends recuerda con especial cariño un SK Gaming contra Counter Logic Gaming EU en la temporada dos. “Froggen era el mejor jugador del mundo el línea por aquel entonces, y lo hice muy bien en ese mejor de tres para ganarles y clasificarnos para las finales contra Moscow 5. Estaba muy feliz”.

Su pasado tóxico como jugador le sirvió para aprender de los errores. “Aprendí a traducir toda esa ira en horas de trabajo. Me culpo por cualquier cosa que no puedo conseguir, y me empujo a trabajar más y mejor para encontrar la manera de ser más efectivo, liderar mejor a mi equipo o negociar mejor”.

Su fidelidad a SK viene desde los 14 años, cuando vio competir al sueco Abdisamad "SpawN" Mohamed. “Entonces pensé: este tío es buenísimo. Quiero jugar para SK algún día”, y así ocurrió. A pesar de que le llegaron ofertas de otros equipos, se mantuvo en el equipo alemán porque sentía sus colores. “Hoy en día, mi principal objetivo es hacer lo mismo con G2 Esports”.

Los inicios nunca fueron fáciles

Los inicios de G2 fueron duros. Ocelote también jugaba al principio, y fueron días de mucho trabajo. “[Empezar con G2] fue muy duro. 80 horas de trabajo a la semana de media, invirtiendo mi dinero en algo que perdía ese dinero.” “[Me di cuenta de que quería mi propio equipo] cuando vi que otros equipos top no eran muy buenos en su trabajo. Vi la oportunidad de crear un legado”.

¿Su motivación? El hambre de victoria. “Odio no ganar. Perder me hace sentir mal y me hace creer que mi vida no tiene sentido. Creo de verdad que la competición está en mi ADN y no hay manera de que en su lugar me vaya a la playa a relajarme. Trabajo, literalmente, allá donde voy, a todas horas”.

G2 remó en la Challenger Series europea durante cuatro largas temporadas antes de conquistar Europa. Incluso entonces, ocelote se mantuvo firme en su empeño. “No paré de creer ni un momento que llegaría [a la LCS]. Esto me hizo seguir trabajando sin tener en cuenta los resultados”.

G2 Tardó en subir, pero G2 se ha consolidado como el mejor equipo de Europa. Michal Konkol para lolesports.

Luego llegó el meme de G2 con sus vacaciones. No afectó excesivamente en el seno de la organización. “Todos entendimos que volveríamos. Seguimos el rollo, y aunque valió la pena la narrativa que creamos sobre las vacaciones, creo que habría sido mucho más popular de haber sido [G2] una organización norteamericana. En Europa los aficionados son más delicados con estas cosas, habría sido un error no tener en cuenta ese aspecto de la región. Aun así, estoy feliz por cómo las cosas salieron al final”.

La situación en Europa

Europa no es la región más fuerte, deportivamente hablando. Los dos últimos equipos de cada grupo aún no han cosechado ninguna victoria tras dos semanas de competición, lo que no deja en buen lugar a los equipos. ¿Expandirse a más organizaciones? “No”, aclara rotundamente. “Si ya tenemos cinco o seis equipos irrelevantes, no entendería que ese número creciera de los diez que hay ahora. Diluiría la importancia de cada partido”.

Por supuesto, el nivel de la región se refleja en torneos internacionales. La ruta de cara al mundial la tiene clara: “poner más presión en las organizaciones europeas, como ya estamos haciendo, para mejorar el nivel y que nos permita mejorar como equipo. La carrera contra Corea no es de G2, sino de la región entera”.

Incluso cree que el actual G2 podría sobrepasar la gesta de Fnatic en su impecable temporada de verano en 2015, donde acabaron sin conocer la derrota en Europa y llegaron a semifinales del Mundial. “Sí. Este juego ha evolucionado muchísimo. Cada año que pasa, los equipos y los jugadores son mejores”.

Relaciones complicadas

Su relación con Enrique “xPeke” Cedeño también se ha colado entre las preguntas. No es ningún secreto que nunca se ha llevado muy bien con el dueño de Origen, pero ha sido sincero al respecto: “No hablamos. Cuando compré a mithy y Zven de Origen nuestra relación murió. No es que antes fuéramos amigos, pero de vez en cuando salíamos de fiesta y teníamos conversaciones divertidas”.

Una cosa más, ¿de dónde viene el logo de G2? “Después de repetirlo unas 1.000 veces nos dimos cuenta de que queríamos una máscara, una especie de mascota agresiva donde también se pudiera leer el nombre del equipo”. Y, volià, nacieron los samuráis.

Foto del encabezado de Michal Konkol para lolesports

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio