Compartir
Publicidad
ESL One Birmingham: Virtus Pro hace historia ganando su cuarto Major de la temporada competitiva
DOTA 2

ESL One Birmingham: Virtus Pro hace historia ganando su cuarto Major de la temporada competitiva

Publicidad
Publicidad

Acaba de terminar la ESL One Birmingham, un torneo que ha hecho historia en muchos aspectos. Ha sido el primer evento de estas características que llega al Reino Unido, con un recibimiento del público increíble y donde Virtus Pro se ha consagrado como el mejor equipo de la temporada competitiva al ganar la tercera ESL One y su cuarto Major de Dota 2.

Sin duda, esta ESL One Birmingham ha estado repleta de anécdotas, tanto positivas como negativas para algunos equipos. Quizá la mayor sorpresa de todas fue la actuación de Team Liquid, con una eliminación muy temprana en la fase de grupos. Pain Gaming fue su verdugo hasta en dos ocasiones, en el primer enfrentamiento a Bo1 y en el partido decisivo.

El conjunto brasileño se convirtió rápidamente en la “Cenicienta” o el “underdog” del torneo, siendo acogido por el público británico como el equipo destinado a dar la campanada. Y así fue, llegó a los cuartos de final del evento principal y se impuso a Mineski de manera sólida, consiguiendo con ello convertirse en la segunda squad (después de Infamous Gaming) de la región de Sudamérica que puntúa en el circuito competitivo. Pero no contentos con esto aún ganaron a Fnatic en la lucha por el tercer y cuarto puesto, llevándose a casa 100.000 dólares y los 225 puntos de clasificación.

Publico

Pero no todo fueron historias bonitas en este penúltimo Major previo a The International 8, también hubo grandes decepciones. Por primera vez en mucho tiempo, los equipos chinos estuvieron ausentes en el evento principal de un gran torneo como es la ESL One Birmingham. Vici Gaming, LGD Forever Young y Newbee fueron eliminados en la fase de grupos. Aunque para romper una lanza a su favor, si consultamos la tabla de clasificación podemos ver que hay dominio de equipos chinos y precisamente todos los nombrados tienen prácticamente asegurada su invitación directa al mayor torneo de Dota 2 del año.

También cabe destacar la irregularidad de Mineski, OG o Fnatic, que a pesar de que avanzaron a la fase de playoffs, fallan en los momentos decisivos. Es verdad que OG no se jugaba nada debido a los cambios de roster y Mineski más de lo mismo al ocupar la quinta posición en la tabla, pero para Fnatic sí que era un torneo decisivo y con ese cuarto puesto se queda fuera del corte para las invitaciones. Y por último, la pésima actuación del equipo americano Evil Geniuses que se marchó del torneo sin ganar ni una sola partida y que ya ha anunciado cambios próximos en el equipo.

Playoffs

Virtus Pro hace historia

Ya podemos decir que el conjunto ruso es el mejor equipo de la temporada 2017/2018 y del primer circuito competitivo con el sistema de Majors y Minors implementado por Valve. Es el líder de la tabla de clasificación con 10.347 puntos y matemáticamente ya no puede ser superado por ningún otro equipo a pesar de que queda por disputarse el Supermajor de China la semana que viene.

Virtus

Con la ESL One Birmingham ya ha ganado 4 Majors de Dota 2, igualando la marca que hizo OG entre el 2016 y el 2017. Aunque los antiguos Majors tenían más prestigio porque estaban organizados por Valve y contaban con 3 millones de dólares en premios, eran como mini The Internationals. Tres de esos cuatro Majors resulta que han sido ESL One y en cada uno de ellos han conseguido el “MVP” (mejor jugador) del torneo y un Mercedes-Benz como recompensa.

El primer coche fue para el capitán Alexei “Solo” Berezin, el segundo para la reciente incorporación al equipo, Vladimir “RodjER” Nikogosyan y el de la ESL One Birmingham por fin fue para Vladimir “No[o]ne” Minenko, considerado uno de los mejores midlaners del mundo actual.

Invictos

Virtus Pro era uno de los favoritos para ganar este Major, pero lo que no se esperaba es que lo hicieran de manera invicta. En la fase de grupos ganó 1-0 al hermano pequeño de su región, Team Spirit, después a Fnatic por 2-0 y ya en el grupo denominado “First place decider” venció a OG y a Optic Gamer por 1-0 a cada uno.

Y en el evento principal siguió la misma dinámica, sin ceder ni una sola partida. La serie contra Pain Gaming fue de las más apasionantes de ver porque ambos equipos juegan con un estilo similar y esto provocó que desde el primer minuto se estuvieran pegando. Y en la gran final donde Virtus Pro tuvo el detalle de salir con una gorra típica inglesa para ganarse al público de Birmingham, sentenció con un 3-0 frente a Optic Gaming. Aunque hay que alabar la trayectoria de la entidad Norteamericana en este torneo y en la segunda partida puso entre las cuerdas a Virtus Pro, hoy por hoy muy pocos equipos son capaces de ganar a los rusos.

Aquí tenéis el momento en el que Virtus Pro levanta su tercera copa de ESL One y cuarto Major de la temporada. La semana que viene estará en el Supermajor de China, ¿ganará también?

Imágenes | ESL.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio