Compartir
Publicidad

Te damos los consejos necesarios para dominar al Fantasma Real, la nueva legendaria de Clash Royale

Te damos los consejos necesarios para dominar al Fantasma Real, la nueva legendaria de Clash Royale
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace escasas horas ha llegado el Fantasma Real a Clash Royale. Se trata de la nueva carta en llegar al juego de Supercell, quienes ya la han bautizado como "el asesino de Montapuercos". La forma de lograrla es consiguiendo 12 victorias en el Desafío de Baraja Duplicada que acaba de llegar a Clash Royale y nosotros te vamos a dar unos consejos para que domines al Fantasma Real y lo exprimas al máximo.

En un principio las elucubraciones de la comunidad apuntaban a que el Fantasma real iba a ser un esbirro totalmente invisible para el rival, generando un juego psicológico por saber en que parte de la arena está. Nada más lejos de la realidad ya que ambos jugadores pueden ver donde está este miembro de la realeza, sin embargo son las cartas enemigas las que no le pueden ver.

Todo esto lleva a que la mejor forma, o más bien casi la única de deshacerse del Fantasma Real es que se le puede hacer daño con hechizos. Para ello hay que tener en cuenta que el Rayo no lo mata y sí lo hace el cohete, aunque tiene su truco ya que su cuerpo más pequeño de lo que su apariencia vaporosa indica, obligándonos a atinar el disparo.

Una nueva y original mecánica

Evidentemente no se pasa toda la partida siendo invisible, ya que cambia a ser totalmente observable tras atacar esta a otras unidades. Técnicamente es posible hacerle daño con tropas que no le vean, ya que algunas con daño de área como la Valquiria o el Verdugo pueden hacerle pupa como efecto colateral.

Su ventaja frente a tropas a rango, su invisibilidad y el daño a torres son las mejores bazas que tiene, pero sus debilidades también son evidentes. No tiene un "splash" potente al ser un radio muy limitado, sus puntos de vida son muy escasos y a pesar de flotar, es una unidad terrestre.

Royale

La invisibilidad de este esbirro es bastante especial, ya que vuelve a desaparecer para las tropas enemigas un segundo después de atacar. El punto cómico es que si dos Fantasmas Reales se encuentran, son incapaces de ver al otro y se atraviesan.

Su daño es una verdadera amenaza para las torres, por lo que la mejor táctica para jugar contra él e impedir que llegue a ellas es llenarlo todo de tropas numerosas y mientras se entretiene atacando a una en concreto, el resto acaba con él o incluso usar una carta terrestre barata para llamar su atención y usar otra aérea para destruirlo.

Para poder disfrutar de esta carta se necesita mucha pericia y algo de suerte para lograr las 12 victorias en el Desafío de Baraja Duplicada. La recompensa no es para nada una carta tremendamente rota, pero si una muy original y con una mecánica novedosa en Clash Royale que bien vale el esfuerzo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos