Compartir
Publicidad

El inicio de la Clash Royale League NA mejora a LATAM y es muy disfrutable en móvil

El inicio de la Clash Royale League NA mejora a LATAM y es muy disfrutable en móvil
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Clash Royale League ha arrancado en occidente. Tras una accidentada primera semana en Latinoamérica que incluso obligó a posponer indefinidamente la competición en la región, tocó ceder el testigo a Norteamérica, la siguiente zona en inaugurar su máxima liga del título para móviles de Supercell. Y con ella, formato vertical comienza a mejorar.

Tras la mala imagen dada en la CRL Latam, era el momento de que Norteamérica demostrara que la apuesta de Supercell por el formato vertical tenía sentido y era viable. A pesar de un retraso importante en torno a las dos horas y de algo de lag en los primeros minutos de la emisión, la subida de calidad respecto a sus hermanos del sur fue palpable.

Para empezar, los grafismos eran bastante más vistosos y útiles. Información primordial como los bans de cartas o los naipes en enfriamiento eran mucho más visibles a costa de reducir el espacio de unas cámaras más pequeñas. Incluso la resolución parecía algo mejor al destinar más pantalla a la acción.

El formato vertical comienza a brillar

El formato vertical tiene fans pero también detractores. Prueba de ello son los más de 1200 dislikes del vídeo de la jornada en Youtube. El equipo de producción de NA intentó sacarle partido a algo que muchos considerarían un defecto gracias a imaginativos tiros de cámara, como el que enfoca a los comentaristas, y grafismos que se adaptan a una pantalla vertical.

La historia es la de siempre, desde el ordenador se tiene la sensación de perder gran parte del monitor y de dejarse los ojos viendo la emisión, mientras que desde el dispositivo móvil la retransmisión gana muchos enteros. Se trata de una apuesta muy fuerte en pos de la innovación y de la adaptación a los móviles, pero era necesario un despliegue adecuado.

CRL NA En PC sigue siendo un sufrimiento ver la competición, pero en móvil es donde brilla.

Sin embargo, hay un asunto polémico que se mantiene y que no tiene visos de cambiar. El formato jugable sigue siendo el 2v2 para el primer punto, 1vs1 para el segundo y 'Rey de la Colina' para el desempate si este fuera necesario. Esto busca añadir más factores de equipo en una liga que obliga a las escuadras a tener un mínimo de cuatro jugadores.

El grueso de los usuarios de Clash Royale se dedican en su mayoría a 1vs1, el modo primigenio y razón de ser del título, por lo que el que se prime tanto a otros puede acabar generando una distancia entre lo que juegan los profesionales y lo que juegan los usuarios en la base de la pirámide. Algo así como en el NBA 2K su 2K League, que al modificar los conocidos como sliders, hace jugar a sus profesionales a algo completamente distinto a la experiencia base del simulador baloncescístico.

En resumen, el estreno de la Clash Royale League de Norteamérica es, esta vez sí, un buen punto de partida para una competición y de un esport que busca hacer virtudes sus peculiaridades. Hoy echa a andar la competición de la región europea, con la esperanza de parecerse más a NA a LATAM.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio