Compartir
Publicidad
El escándalo de las gemas ilegales en Clash Royale del que no se salvan ni los pros
Clash Royale

El escándalo de las gemas ilegales en Clash Royale del que no se salvan ni los pros

Publicidad
Publicidad

Ha hecho falta mucho tiempo, pero finalmente, Supercell va a castigar a los jugadores que hubieran adquirido "gemas baratas". Si has sido uno de los "espabilaos" que hicieron del Free to Play un Cheaper to Pay, es posible que tu cuenta de Clash Royale haya sido bloqueada, banneada o incluso apuntada dentro de una lista de morosos de gemas.

Y es que no son pocos los jugadores que pasaban de comprar la divisa premium de Clash Royale en la propia tienda del juego y optaban por variantes más asequibles de cerca de menos de la mitad del precio oficial. Cuán enorme habrá sido su sorpresa cuando en la esquina superior derecha de su aplicación apareció una cantidad negativa de gemas. Mientras ese dígito sea menor que cero, es imposible acceder incluso a los desafíos gratuitos.

No están siendo pocos los jugadores profesionales afectados, quienes se valían de esta forma de adquirir gemas para mejorar de manera rápida sus cuentas secundarias. Algunos de ellos se han despertado con un bloqueo en su cuenta, ya sea permanente o temporal que puede implicar que su concurso en los torneos que están a la vuelta de la esquina como el CRL Combine, esté en peligro.

¿De donde procede este cambio de dinero?

Tabla CR precios Comparación de precios de las gemas alrededor de todo el mundo. Racoonbot

Si me permitís esta pequeña licencia, usar el término "gemas baratas" no es más que un eufemismo similar a cuando multitud de jugadores que usaban la versión pirata de Minecraft la etiquetaban como no-premium. La mayoría de compradores lanzan la pelota al tejado de Supercell, acusándoles de poner unos precios demasiado altos, lo cual les "obliga" a usar vías alternativas para comprar gemas.

La versión oficial de estas webs y de muchos de sus compradores es que usan el precio variable de las compras dentro del juego según el país y la divisa usada para abaratar al máximo su valor. Aparte de que esto ya supondría una violación de los términos de uso de Clash Royale, no son pocas las voces que afirman que la procedencia de estas gemas sería aún más oscura.

La razón es que los precios no cambian demasiado según el país tal y como muestra la tabla superior. Sus datos tienen ya unos cuantos meses, pero bastan para ver que la diferencia entre regiones es pequeña. Es por eso que se apunta desde hace meses al robo de tarjetas de crédito, cuyas devoluciones una vez denunciado el caso no podrían cursarse al producir un balance negativo de gemas al comprador.

Tras meses en los que estas prácticas estaban activas, Supercell les ha cerrado el chiringuito y han hecho lo que muchos creían imposible: restar las gemas a los compradores de "gemas baratas". Esto ha producido una cascada de quejas por parte de usuarios que se han encontrado con sus cuentas bloqueadas, los cuales amenazan incluso con dejar de jugar a Clash Royale.

No caigamos en su juego: los compradores no son las víctimas

Clash Es necesario proporcionar los datos de la cuenta del juego para comprar "gemas baratas".

Mediante un pago través de PayPal u otro método, en ciertas ocasiones se proporciona **un código por el valor de gemas adquirido, mientras que en otras es necesario proporcionar datos personales como las credenciales de la propia cuenta de Clash Royale e incluso te piden desactivar la autentificación en dos pasos. La seguridad en todos estos pasos es, como podeís pensar, casi nula. El riesgo de robo de cuenta está ahí.

Twitter se ha convertido por un día en un concurso de a ver quien tiene una deuda de gemas más grande con Supercell, mientras muchos jugadores y personalidades de la escena no dudaban en mostrar una captura de pantalla con un balance positivo, la mayor muestra de pulcritud en los tiempos que corren en Clash Royale.

Los que hayan adquirido "gemas baratas" sabían a lo que se exponían. Es cierto que ellos no son la parte más sucia de la rueda, pero sin su pago es imposible que gire tal y como lo ha hecho durante los últimos meses. No son las víctimas.

Se apunta a que es posible deshacer esta circunstancia mediante el pago de la cantidad necesaria para que el balance de gemas sea positivo. No creo poner una "multa económica" por estos hechos sea lo adecuado, e incluso parece lanzar una peligrosa lección al aire: "Mientras pagues, juega lo que quieras".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio